La Comisión Europea propondrá en diciembre añadir los crímenes de odio a la lista de eurodelitos

La CE propondrá añadir los delitos de odio a los eurodelitos.

La comisaria europea para la Igualdad, Helena Dalli, en Estrasburgo (Francia) el pasado 23 de noviembre de 2021. EFE / EPA / JULIEN WARNAND

Estrasburgo (Francia) / Viena  (EuroEFE).- La comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli, anunció este jueves que la Comisión Europea tiene previsto proponer en diciembre una ampliación de la lista de delitos a nivel comunitario para incluir los crímenes y el discurso de odio, incluidos los basados en el género y la orientación sexual.

La comisaria maltesa avanzó esta intención del Ejecutivo comunitario en un debate en el Parlamento Europeo por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en el que se recordó como prioritaria la adhesión de todos los países de la Unión Europea al Convenio de Estambul.

Bulgaria, República Checa, Hungría, Letonia, Lituania y Eslovaquia aún no se han sumado a ese convenio sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica.

«En diciembre, la Comisión Europea presentará una propuesta (…) para ampliar la lista europea de delitos e incluir delitos y discursos de odio. Si esto se logra, la Comisión podría presentar una propuesta a nivel europeo para criminalizar el discurso y los delitos de odio en base al género y a la orientación sexual, entre otros», explicó Dalli.

La lista europea de delitos queda recogida en un artículo de los tratados que permite fijar unas normas mínimas en cuanto a la definición de delitos y de sus sanciones «en ámbitos delictivos que sean de especial gravedad y tengan una dimensión transfronteriza».

El Parlamento Europeo ya pidió el pasado mes de septiembre incluir la violencia de género en sus diferentes formas en esta lista, donde ya están incluidas el terrorismo o la trata de seres humanos.

Esto permitiría que la Comisión Europea haga una propuesta de directiva para prevenir y combatir esta lacra, que en España ha dejado 36 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de 2021 (1.114 desde 2003) y de la que muchos Estados miembros de la Unión no disponen de estadísticas oficiales.

El Parlamento Europeo pidió que esa futura directiva emplee los estándares del Convenio de Estambul (por ejemplo, en la definición de violación basándose en la ausencia de consentimiento) e incluir medidas de prevención, de protección y apoyo a las víctimas y estándares mínimos en la definición de los delitos y las sanciones.

Por otro lado, Dalli anunció también que Bruselas presentará en 2022 una directiva para prevenir y combatir la violencia machista que buscará asegurar que los países europeos tienen medidas efectivas para combatirla, apoyar a las víctimas y abordar también fenómenos más nuevos, como la violencia contra las mujeres en el ámbito digital.

«Nuestros esfuerzos van más allá del 25 de noviembre», dijo la comisaria de Igualdad, que pidió que, además del Convenio de Estambul, la Unión Europea cuente con un instrumento propio que imponga obligaciones vinculantes a los Estados miembros para luchar contra la violencia machista.

La violencia contra mujeres y niñas es una violación grave de los derechos humanos y el derecho de las mujeres a vivir sin violencia está recogido en acuerdos internacionales.

En el ámbito mundial, solo el 40 por ciento de las mujeres busca ayuda tras sufrir violencia, lo que obliga a las instituciones a promover políticas de prevención y apoyo.

ERRADICAR LA VIOLENCIA MACHISTA

La Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) instó hoy a los Estados miembros a que «redoblen esfuerzos» para proteger los derechos de las mujeres y erradicar la violencia machista con «acciones concretas».

El director de la FRA, Michael O’Flaherty, aseguró en un comunicado que la pandemia de la covid ha agravado esta lacra social en toda Europa y destacó que «las autoridades deben trabajar de manera conjunta para proteger eficazmente a las mujeres y poner fin a la violencia».

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la FRA y el Instituto Europeo para la Igualdad de Género (EIGE) también buscan concienciar sobre el impacto de la covid-19 en los derechos humanos.

Según estas instituciones, medidas como los confinamientos obligan a las mujeres a estar «atrapadas en casa con parejas o parientes abusivos».

En este sentido, señalan que desde el inicio de la pandemia los refugios y las entidades sociales han registrado un aumento de los casos de violencia de género.

«La pandemia ha empeorado aún más este flagrante abuso de los derechos humanos, ya que los confinamientos y la incertidumbre económica dejan a muchas mujeres viviendo en un miedo continuo», lamentó O’Flaherty.

Por su parte, el director del EIGE, Carlien Scheele, manifestó la necesidad de aplicar leyes que detengan los abusos por cuestiones de género y recopilar mejores datos para controlarlos.

Editado por Sandra Municio