Los discursos de odio en Europa como preludio de violencia y crímenes

coloquio valores europeos contra discursos odio

Coloquio sobre los valores europeos contra los discursos de odio celebrado este jueves en el Pabellón Europa de la Feria del libro de Madrid. EFE/Lucía González

Madrid (EuroEFE).- El aumento de la intolerancia, la polarización de las sociedades y de los discursos de odio preocupa en Europa, una realidad que, según detalló este jueves Sari Rautio, la embajadora finlandesa en España, es el preludio de la violencia o de crímenes graves.

“Las principales motivaciones del odio son el racismo, la xenofobia, la ideología, la homofobia y la transfobia”, sostuvo Rautio en un coloquio sobre los valores europeos contra los discursos de odio, celebrado en el Pabellón Europa de la Feria del Libro de Madrid.

Rautio aprovechó el evento para destacar la gravedad de los discursos de odio cuando el actor que los distribuye es un Estado, “un Estado que lo utiliza como arma de guerra, para deshumanizar al adversario”.

“Estoy hablando de Rusia, que está montando una guerra sin límites en Ucrania y que parte de un discurso de odio contra los ucranianos”, afirmó.

DESINFORMACIÓN Y ODIO

El Kremlin ha justificado en sus discursos la invasión con el argumento de la necesidad de «desnazificar» Ucrania.

“Este discurso de odio es una herramienta de guerra utilizada por el régimen de Putin. No existe un fenómeno en Ucrania por el que Rusia tenga que salvar a los rusoparlantes de Ucrania, pero tenían que crearlo para justificar esta guerra”, explicó la embajadora.

“No tenemos que gastar tiempo en analizar si existen 5, 50 o 500 neonazis en Ucrania, no es relevante, lo que es relevante es que Putin está montando una guerra como Hitler en su tiempo y se está apoyando en la desinformación” continuó.

ANONIMATO

Al debate también acudió la escritora italiana Dacia Maraini, quién mencionó que «el odio está presente esta en todos los seres humanos, ya que somos animales»

«Pero la educación y la cultura son capaces de transformar nuestra capacidad de odio en algo positivo”, remarcó.

Para Maraini, uno de los peligros más grandes de las redes sociales es que facilitan la transmisión de esos discursos de odio gracias al anonimato.

“No puedes tirar la piedra y esconder la mano”, advirtió, al posicionarse a favor de la libertad “incluso del insulto”, pero siempre “dando la cara y escribiendo su nombre”.

“No puede ser tan fácil insultar, denigrar, transmitir información falsa y promover discursos de odio como lo es ahora”, lamentó la escritora.

INICIATIVAS

Por su parte, Eugenia Relaño, doctora en Derecho y experta en derechos humanos y políticas de igualdad, detalló que las iniciativas “de prevención, comunicación y sensibilización” que existen contra estos discursos de odio no son suficientes.

“En los últimos tres años, han aumentado los discursos de odio con respecto a los años anteriores, sobre todo hacia los colectivos LGTBI y los inmigrantes”, concretó.

Si bien actualmente cada Estado miembro tiene su propia normativa, se espera que el conjunto de países de la Unión Europea (UE) persiga estos delitos de odio “en el marco de los valores europeos, y ese es uno de los principales desafíos a los que nos enfrentamos”, concluyó Relaño.

La Comisión Europea (CE) propuso en diciembre pasado ampliar la lista de delitos de incitación al odio y los motivados por el odio, ya que considera necesaria «una acción común de la UE» para hacer frente a este fenómeno.

Editado por Miriam Burgués