Eurodiputados españoles acercan la UE a los ciudadanos a golpe de tuit o cómic

Imagen del logo de Twitter en un teléfono móvil. EFE/EPA/SASCHA STEINBACH/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Ingenio, creatividad y redes sociales son tres instrumentos, pero no los únicos, que eurodiputados españoles usan para acercar sin filtros las políticas de la Unión Europea a los ciudadanos: Esteban González Pons, Jonás Fernández, José Ramón Bauzá y María Eugenia Rodríguez Palop han compartido con Efe sus trucos.

Las redes sociales multiplican sus opciones comunicativas, pero explicar la “burbuja europea” en ocasiones es un reto porque, como cuenta el eurodiputado popular Esteban González Pons, la política comunitaria es “aburrida, tecnocrática y difícil de seguir”.

Consciente de que los jóvenes que visitaban el Parlamento Europeo no leían los folletos que se les entregaban, el diputado español ideó un cómic, al que tituló “Reunión”, para contar las peripecias en la Eurocámara a través de una diputada francesa ficticia de su misma familia política.

 

Un formato pedagógico para que los lectores aprendan, entre otras cosas, que el club comunitario tiene el premio Nobel de la Paz: “Tenemos que hacer un esfuerzo no sólo por explicar la política europea, sino por explicar la razón de ser de Europa”, añade.

“Europa ha sido un proyecto para evitar guerras y para reconciliarnos, no para hacernos ricos y, por tanto, la UE del futuro nos pide preservar esa paz y esa convivencia”, subraya el político, que suma 92.100 seguidores en su cuenta de Twitter.

PÓDCAST, EURO TRIVIAL Y ‘CHRISTMAS’ NAVIDEÑOS

Tanto el cómic como otras innovadoras formas de comunicar responden a una vía alternativa para rendir cuentas de su actividad parlamentaria porque “la política, para ser democrática, tiene que comunicarse”, explica Pons, ya sea a través de “un canal de Twitch, Twitter, una carta escrita a mano o una declaración en el telediario”.

Con esta idea coincide Jonás Fernández (PSOE) quien, además de su “newsletter” (boletín) quincenal, puso en marcha un pódcast llamado Tarjeta Azul, un procedimiento del PE para que los legisladores puedan tomar la palabra levantando una tarjeta azul que tienen en su escaño.

“Tarjeta Azul intenta reconocer la vivacidad del PE y, a su vez, el propio pódcast es una tarjeta azul”, explica Fernández a Efe, y lo hace para quienes “tengan interés por los temas europeos, pero tampoco necesiten ‘background’ sobre lo que ocurre” en Bruselas.

Fernández también ha llevado al club de los Veintisiete hasta la Feria de Muestras Internacional de su Asturias natal en un stand que incluso cuenta con un “Euro Trivial”, otra forma de comunicar: “las generaciones cambian, la cuestión es mantener la comunicación con todas ellas”, concluye.

“Exteriores con Bauzá” es otro de los ejemplos de cómo los diputados españoles innovan en comunicación política. Se trata de una serie de vídeos que llevan la firma del eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá en los que busca, “en cinco minutos y de manera muy concentrada pero muy rigurosa”, abordar conflictos internacionales.

El legislador, que asegura que es “la comunidad de las redes sociales” quien demanda la temática de sus vídeos, sostiene que no hay un canal mejor que otro para comunicar: “cada usuario tiene un vínculo con unas determinadas redes sociales (…) en función de la información elijo una u otra”, explica, pero considera “un lujo” poder expresarse directamente a través de las redes.

La red que mejor maneja la eurodiputada María Eugenia Rodríguez Palop (Podemos) para hacer llegar sus políticas es Twitter, donde acumula 22.100 seguidores, aunque también es muy activa en su cuenta de Instagram (3.588 seguidores).

Palop publicó en la plataforma del pájaro azul un Christmas para felicitar una Navidad “sin luz”, con el fin de criticar los cortes de suministro en la Cañada Real. En el vídeo, que alcanzó más de 120.000 reproducciones, contrastaba las luces de la Comunidad de Madrid con la oscuridad de la Cañada Real.

También lanzó las “vitaminas feministas” en sus ‘stories’ de Instagram para “meter un chute de energía y positividad” las semanas previas al 8-M, según cuenta, a través de vídeos en los que resume conceptos sobre feminismo y luchas importantes que se desarrollan en esta materia en la UE.

Editado por Miriam Burgués