La pobreza infantil pone en riesgo a 1 de cada 4 niños en la UE, según auditores europeos

pobreza

Una pareja de escasos recursos con su niño de cinco meses, en una vivienda en Barcelona. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La pobreza infantil “sigue siendo un problema grave en la Unión Europea”, con casi uno de cada cuatro niños en riesgo de pobreza y exclusión, y es difícil evaluar si las medidas para combatirla a nivel europeo son efectivas, según un informe del Tribunal de Cuentas Europeo publicado este martes.

En particular, en 2018 había 23 millones de niños en la Unión Europea (UE) en riesgo de pobreza o exclusión social, aunque los niveles varían mucho entre los Estados miembros.

Mientras Rumanía, Bulgaria, Grecia e Italia registraron un porcentaje de menores en riesgo de pobreza o exclusión superior al 30 %, las tasas más bajas se dieron en Dinamarca (15,2 %), Países Bajos (15,2 %), Chequia (13,2 %) y Eslovenia (13,1 %).

En España había ese año un 29,5 % de menores en esa situación.

Según los auditores europeos, resulta “difícil, si no imposible”, evaluar si las iniciativas de la Comisión Europea (uso de instrumentos jurídicos y fondos de la UE) “fueron suficientemente eficaces” a la hora de combatir el problema.

Para resolver la situación, el Tribunal de Cuentas recomienda a la Comisión Europea que “introduzca acciones y objetivos” contra la pobreza infantil en su plan de acción para el pilar europeo de derechos sociales.

Otra opción, dicen, es contar con una “orientación clara” para identificar situaciones que pudieran dar lugar a una posible recomendación específica por país relacionada con la pobreza infantil en el contexto del análisis que Bruselas hace en el proceso del Semestre Europeo.

Para llevar a cabo el estudio, los auditores examinaron la actuación de la Comisión Europea y visitaron a las autoridades nacionales de Alemania, Italia, Polonia y Rumanía, así como a organizaciones internacionales y no gubernamentales activas en el ámbito de la pobreza infantil.

“Ni la Comisión ni los Estados miembros visitados pudieron cuantificar la cantidad de fondos asignados a los proyectos relacionados directamente a la pobreza infantil y, por lo tanto, no les era posible evaluar su eficacia”, señala el informe.

Por esos motivos, recomiendan al Ejecutivo comunitario que también “oriente y supervise las inversiones para combatir la pobreza infantil en el período de programación 2021-2027”.

Por último, piden también que garantice que se han seguido los pasos necesarios y se ha recopilado suficiente información sobre las medidas y la financiación necesarias para tener un impacto positivo en el nivel de pobreza infantil en la UE para elaborar la próxima iniciativa política de la Garantía Infantil Europea.