Las muertes en carretera en la UE siguen en 2021 por debajo del nivel prepandemia

Las muertes en carretera en la UE siguen en 2021 por debajo del nivel prepandemia

Imagen de un accidente registrado a la altura de la localidad madrileña de Navalagamella. EFE/Comunidad de Madrid /Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Los fallecimientos por accidentes de tráfico en los países de la Unión Europea (UE) ascendieron a 19.800 en 2021, un aumento de 1.000 muertes (5 %) respecto a 2020, pero que aún representa casi 3.000 casos (13 %) menos que en 2019, el año previo a la pandemia de covid, según los datos preliminares de la Comisión Europea publicados este lunes.

El informe señala que se registró un incremento desde el período anterior, aunque recuerda que las comparaciones con 2020 están «fuertemente influenciadas» por los patrones de tráfico de cada país durante los confinamientos y restricciones de movilidad, que propiciaron que en ese ejercicio el número de víctimas mortales se redujera un 17 % desde 2019.

La clasificación global de las tasas de mortalidad no ha cambiado significativamente, según el estudio, que concluye que la media comunitaria en 2021 fue de 44 defunciones por millón de habitantes, con Suecia a la cabeza en carreteras más fiables -18 muertes por millón- y con Rumanía a la cola en vías menos seguras -93 fallecimientos por millón-.

En relación con los niveles anteriores a la pandemia, las víctimas mortales cayeron un 13 % de 2019 a 2021 en el conjunto de los Veintisiete, entre los que destacan disminuciones superiores al 20 % en Dinamarca, Bélgica, Portugal, Polonia y Lituania.

El informe recalca igualmente que nueve Estados miembros contabilizaron el año pasado su cifra más baja de defunciones en toda la serie histórica: Dinamarca, Alemania, Irlanda, Chipre, Lituania, Malta, Polonia, Portugal y Suecia.

Sin embargo, Letonia, Eslovenia y Finlandia experimentaron subidas en el número de fallecimientos por accidentes de tráfico durante los últimos dos años, siempre según los datos preliminares de la Comisión.

GRUPOS MÁS AFECTADOS

Los hombres aglutinaron tres de cada cuatro muertes en carretera (77 %) en 2021 y los ancianos -mayores de 65- concentraron más de una cuarta parte (28 %) de todas las defunciones.

No obstante, el estudio advierte que, en términos relativos, los jóvenes fueron el colectivo con más fallecimientos por accidentes de tráfico: el 12 % de las víctimas mortales tenían entre 18 y 24 años, cuando este grupo de edad apenas conforma el 7 % de la población europea.

Por tipo de víctima, los ocupantes de automóviles -tanto conductores como pasajeros- abarcaron el 43 % del total de defunciones, mientras que los peatones y los usuarios de vehículos de dos ruedas -motos y ciclomotores- representaron el 20 % y el 18 %, respectivamente, lejos de la cifra de ciclistas fallecidos, situada en 10 %.

En términos geográficos, el 52 % de las muertes tuvo lugar en caminos rurales, frente al 40 % registrado en áreas urbanas y el 8 % ocurrido en autopistas, según el informe, que subraya que los patrones de accidentes son «muy distintos» en ciudad, donde el 70 % de las defunciones son individuos vulnerables de la vía pública.

En este sentido, los peatones (37 %) constituyeron la mayor parte de las víctimas en zona urbana, seguidos de los usuarios de vehículos de dos ruedas (18 %) y de un número cada vez mayor de ciclistas (14 %), apunta el estudio.

VALORACIÓN DE LA UE

En un comunicado difundido este lunes, el Ejecutivo comunitario aplaudió que en la última década los Veintisiete hayan experimentado una caída del 36 % en muertes en carretera y, en la misma línea, reiteró su objetivo de reducir la cantidad a la mitad para el ejercicio de 2030.

A este respecto, la comisaria europea de Transporte, Adina Valean, solicitó a los países miembros que, conforme se restablezca la «normalidad» en el tráfico, se «aseguren» de que no se produzca un retorno a los niveles prepandemia.

«Nos esforzaremos con financiación, legislación y divulgación en ayudar a ofrecer un sistema seguro de infraestructuras, vehículos, carreteras y atención postaccidente. Pero esta es una responsabilidad compartida con los Estados de la UE, la industria y los usuarios de la carretera. Cada muerte y lesión grave en nuestras carreteras es evitable», aseguró.

Las cifras de 2021 se basan en datos preliminares y pueden estar sujetas a cambios menores cuando se publiquen los resultados finales en otoño de 2022, según precisa el informe.

Editado por M.Moya