Una campaña promueve la mediación para prevenir los secuestros parentales en Europa

Unos padres llevan a su hijo al colegio en Madrid. EFE/J.Casares/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Una de cada cuatro desapariciones de niños en Europa es un secuestro internacional de menores, cifra que podría reducirse si las parejas recurrieran más a los mediadores para resolver las disputas, según la organización “Missing Children Europe” que ha lanzado una campaña esta semana para concienciar sobre el tema.

En la Unión Europea el 15 % de los matrimonios (entre 240.000 y 250.000 uniones) tiene lugar entre personas de distintos países, un porcentaje que crece con los años.

Algunas de esas uniones terminan rompiéndose; si la pareja tiene hijos y uno de los progenitores decide llevárselos a otro país distinto al de la residencia sin el consentimiento del otro o dejar a los menores allí después de haber ido por ejemplo de vacaciones, se daría el caso de una “sustracción internacional de menores”.

“Missing Children Europe” quiere concienciar a los padres en la “Semana europea de la Mediación” sobre la importancia de esa vía como “alternativa” de resolución de disputas.

 

Aunque “hay ligeras diferencias” entre los Estados miembros, en “la mayoría de países europeos vemos que los secuestros internacionales de menores son la segunda mayor categoría de desapariciones de niños, después de las fugas”, explica en una entrevista a Efe Hilde Demarré, de “Missing Children Europe”.

“Tratamos de promover la mediación en las disputas familiares entre fronteras porque vemos que en la mayoría de los casos la gente sigue yendo a los tribunales y en muchos de ellos eso no elimina el conflicto y es muy dañino para los niños”, señala.

“Hemos visto que la mediación no solo es más barata y más rápida, sino que va en el mejor interés del niño porque los acuerdos son más sostenibles en el tiempo y pueden tener en consideración lo que los niños quieren y necesitan cuando una pareja se separa”, explica.

La campaña de este año, la tercera impulsada por esta plataforma europea, utiliza el eslógan “Hear me out” (“Escúchame”) que, señala Demarré, “significa que los niños también quieren ser escuchados en la separación y que creen importante que se tome en consideración su opinión”.

La experta asegura que la mediación puede incluso “servir como medida preventiva”, de manera que la gente vaya a ella “para encontrar soluciones a sus conflictos antes de llevarse a los niños a otro país”, lo que puede ayudar a reducir las cifras de niños secuestrados.

En la mediación, “un tercero neutral” ayuda a las partes a poner fin a un conflicto de la manera que, según ellas, mejor se adecua a los intereses comunes, indica Ana Piernas, abogada y mediadora internacional, en una entrevista telefónica con Efe.

Con la mediación, se alcanzan soluciones en las que todas las partes “salen ganando”, precisa esta experta.

“Es más barato y mucho más rápido”, añade esta mediadora, que coincide en que, recurriendo a esta vía a tiempo, puede prevenir los secuestros.

Menor cultura de la mediación en España

En España, a diferencia de otros países como Alemania, hay menor cultura de la mediación, según Ana Piernas, que explica que esa opción permite además dar con resultados “a medida” de cada caso y no impuestos por un juez.

“Quién mejor que los progenitores para conocer la familia” y saber qué se adapta a sus necesidades, señala.

Para “Missing Children Europe” la Unión Europea está ayudando a difundir la vía mediadora en estas situaciones y ha hecho “un gran trabajo” con la Directiva sobre Mediación y la normativa que aborda los secuestros internacionales de menores, en la que se menciona y promueve la mediación y que entrará en vigor en dos años.

“Estamos satisfechos con el apoyo de la UE a la mediación y esperamos que sea una importante señal para los países y que adapten su legislación a estos instrumentos”, señaló Hilde Demarré.

Coordinador de los derechos de los niños en el Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo cuenta además con la figura de un “Coordinador de los Derechos de los Niños”, puesto que ocupa ahora la eurodiputada del PPE Ewa Kopacz.

Entre otras labores, trabaja en contacto con las autoridades centrales nacionales, las organizaciones de mediadores y con abogados especializados en los casos de secuestros parentales.

“En la semana Internacional de la Mediación 2020 me gustaría animar a los padres que afrontan estas difíciles situaciones a considerar la mediación” dijo Kopacz.

“Aunque ha demostrado ser un medio muy exitoso para ayudar a las parejas a resolver conflictos (…) y especialmente cuando hay un elemento transfronterizo o una sustracción de un niño por parte de los padres, desafortunadamente los padres no la utilizan lo suficiente”, señaló.

Según esta eurodiputada “hay un desconocimiento sobre la mediación familiar”, por lo alentó a todos los involucrados en la resolución de las disputas, “incluidos los jueces de familia, abogados y autoridades centrales, a trabajar con los padres para explicarla y fomentarla.

La campaña de esta semana se desarrolla sobre todo en internet, con el apoyo de muchos de los miembros de “Missing Children Europe”, mediante la coordinación de actividades y una agenda compartida por las organizaciones y el Parlamento Europeo.

Editado por Miriam Burgués