Remodelando las ciudades para acelerar la normalidad tras la Covid

Un hostelero prepara la terraza en la plaza de A Quintana, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr/ Archivo

Cada vez más países de la Unión Europea han comenzado a suspender las restricciones relacionadas con la COVID-19, lo que supone una primera señal del retorno a la normalidad. Sin embargo, hay dudas sobre si las sociedades están listas para un completo regreso a «la vieja normalidad», después de dos años de cambiantes y, a menudo frustrantes, medidas públicas.

Varias partes interesadas con las que ha hablado EURACTIV mencionaron la hostelería y el turismo, acompañados por una transformación de los núcleos urbanos en nuevos conceptos innovadores, como claves para ayudar al reajuste de la sociedad tras la pandemia. 

«Estamos luchando la última guerra contra la COVID y deberíamos estar regresando hacia una vida normal, pero la sociedad no está lo bastante preparada por ahora«, dijo un oficial de la UE a EURACTIV.com. «Pero el elemento psicológico es algo que estaremos controlando de cerca en los próximos años», añadió el oficial. 

España, Italia y otros países de la Unión Europea han eliminado las mascarillas en exteriores, mientras que Bélgica ha decidido recientemente abrir de nuevo el ocio nocturno. 

Sin embargo, los expertos advierten que a pesar de que todas las medidas están siendo retiradas de forma gradual a nivel político, en la práctica, los ciudadanos se enfrentarán con cambios a todos los niveles.

CARGA PSICOLÓGICA ALTA

«Aunque los científicos esperan que la salud mental de la mayoría de la gente se recupere en el largo plazo, existen retos mayores para que las sociedades regresen a las condiciones previas de convivencia», dijo el psiquiatra y psicoterapeuta Dimitris Papadimitriadis a EURACTIV. 

Papadimitriadis dijo que los ciudadanos han pasado por un período de gran crisis mental, para la cual estábamos desprevenidos y sin formación, al tiempo que la tendencia predominante derivó en aislarse y evitar el contacto humano. 

Según los expertos, se ha registrado una fatiga mental considerable y reactiva, la confianza de parte de la sociedad hacia las instituciones se ha visto afectada, con sentimientos de «gran enfado y frustración por la privación de derechos adquiridos y libertades». 

«Reparar las heridas de la confianza tanto entre la gente como hacia las instituciones (…), será un camino largo y difícil», añadió Papadimitriadis.

EL PAPEL DE LA HOSTELERÍA

Terraza covid en la comunidad de Madrid

Varias personas pasan junto a la terraza de un bar instalada en la calle Alonso Cano de Madrid. EFE/ Fernando Villar

Para el experto griego, el sector del turismo y la hostelería podría ayudar a restablecer el entendimiento entre diferentes sociedades de la manera más significativa. 

«No solo facilitará un regreso a una forma de vida normal, sirviendo como recuperación desde el aislamiento y dando sentido a la vida misma con nuevas experiencias, también servirá para sentirnos como compañeros de nuestro planeta de nuevo, con nuestras fronteras abiertas», dijo Papadimitriadis.

Bares y restaurantes en nuestro barrio -la forma más común para socializar- han sufrido un gran golpe durante la pandemia. 

Según la Asociación de Cervecerías de Europa, en 2020, la venta de cerveza en bares descendió un 42% comparado con 2019, de 126 a 73 millones de hectolitros, mientras que la generación de empleo en la cadena de valor del sector perdió de media un tercio en 2020, de 2,6 a 1,8 millones de trabajadores. 

«Desgraciadamente, muchos bares y cervecerías nunca volverán a abrir, incluso después de levantarse todas las restricciones», explicó el director de comunicación de la asociación, Simon Spillane.  

NUEVOS CONCEPTOS PARA LAS CIUDADES

Para el director ejecutivo de la multinacional alemana METRO AG, Steffen Greubel, se podrían tener en cuenta conceptos innovadores de hotelería y transformación de las ciudades en la fase de reapertura. 

«La gente está deseando ir a sus restaurantes favoritos, reunirse con amigos en el bar y estar juntos», dijo a EURACTIV. 

«Para los barrios marginales, esto es una oportunidad para convertirse otra vez en un lugar de diversión y unión. Necesitamos nuevas ideas que combinen gastronomía, comercio local y cultura para convertir nuestros ciudades en mejores sitios para vivir y trabajar. La hotelería es un gran socio para convertir los núcleos urbanos en una experiencia única», añadió. 

El presidente del Comité Europeo de las Regiones, Apostolos Tzitzikostas, subrayó que la hotelería y el turismo son parte del estilo de vida europeo. 

«El sector es fundamental en la contribución para nuestra recuperación de la pandemia y en la promoción de la cohesión europea», comentó a EURACTIV. 

Tzitzikostas dijo que el Plan para la Recuperación y Resilencia de la UE tiene potencial para ser una herramienta decisiva en muchos países, con el objetivo de revitalizar las comunidades urbanas y rurales en la próxima década. 

«En primer lugar, se necesita que las ciudades y regiones tengan un papel clave en estructurar e implementar las inversiones. Es vital que su experiencia directa con las comunidaes locales esté encaminada a proyectos de cohesión que respondan a las necesidades y expectativas de las ciudadanos», dijo. 

Enfatizó en la coordinación estrecha con los programas políticos de cohesión de la UE para asegurar que las diferentes inversiones -infraestructuras urbanas, cohesión social e innovación, emprendimiento, sostenibilidad, desarrollo cultural- estén integradas dentro de «una visión coherente, compartida por todos los actores locales y no impuesta de forma centralizada».

«El Plan para la Recuperación y Resilencia se publicó rápidamente en una época de emergencia, sin escuchar, en la mayoría de los casos, la voz de nuestros territorios», comentó y añadió que este enfoque está cambiando lentamente. 

«Necesitamos una voluntad política real -desde Bruselas hasta los gobiernos nacionales- para trabajar juntos con cada región, ciudad y pueblo, en prioridades compartidas», concluyó. 

TRANSFORMANDO LAS CIUDADES CON LOS CIUDADANOS

En las ciudades post covid, el psiquiatra Papadimitriadis dijo que las actuales prioridades necesitan reconsiderarse si queremos dejar atrás «las sociedades altamente individualistas» de hoy en día, las cuales no ayudan a la gente a abordar problemas como la pandemia y el cambio climático. 

«Nuestras ciudades ‘futuras’ deben desarrollarse con una visión más colectiva, donde se favorecerá no solo el desempeño individual sino también la cooperación de la gente. Las inversiones necesitan crear asociaciones y una mayor implicación de la gente en la toma de decisiones», dijo. 

«La necesidad de más parques públicos, para tener más espacios verdes amplios, es absolutamente imperativa, así como la necesidad de subvencionar el voluntariado y las iniciativas que los ciudadanos tengan y puedan ser desarrolladas localmente, como por ejemplo en sus barrios», explicó. 

Editado por Zoran Radosavljevic