Brasil pide en el Parlamento Europeo más vacunas de la iniciativa Covax

Decenas de personas caminan en una concurrida vía comercial, en el centro de Sao Paulo (Brasil). EFE/Sebastiao Moreira/Archivo

Bruselas/Sao Paulo (EuroEFE).- El embajador de Brasil en la Unión Europea (UE), Marcos Galvao, pidió este jueves en el Parlamento Europeo que se destine de forma rápida una mayor cantidad de vacunas a Brasil, en particular de las suministradas por la iniciativa internacional Covax, ante el repunte de casos y fallecidos en los últimos meses por covid-19.

En una reunión con la delegación de la Eurocámara para las relaciones con Brasil, Galvao destacó que desde el inicio de la pandemia en Brasil han fallecido más de 360.000 personas, y que el pasado marzo se registró como el mes más mortífero con cerca de 67.000 decesos.

“El sistema sanitario está operando a su máxima capacidad y en algunos casos se ha visto desbordado”, aseguró el embajador.

La representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Socorro Gross, solicitó en este sentido que se revise el criterio de distribución de vacunas de Covax en Suramérica, ya que apuntó que se deben suministrar un mayor número a los países más afectados por la pandemia, como es el caso de Brasil.

Gross argumentó que Brasil tiene la capacidad de vacunar a 2,4 millones de personas al día, pero se necesita una mayor cantidad de vacunas para poder avanzar y “salvar vidas”.

Por su parte, la jefa del departamento del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) para América del Sur, Veronique Lorenzo, señaló que las pautas de la iniciativa Covax en Brasil pueden ser revisadas para introducir criterios de riesgo sanitario, lo que “podría ser una medida temporal para darle a Brasil el potencial de producir y exportar vacunas en el futuro”.

El consorcio Covax es una iniciativa que reúne a unos 150 países y apunta a garantizar una distribución equilibrada de vacunas en todo el mundo, de las que Brasil ha reservado 42 millones de dosis con esa instancia pero aún no ha recibido ninguna.

La coordinadora de la ONG brasilera de Derechos Humanos Conectas, Camila Asano, criticó en la reunión que el ritmo de vacunación en Brasil es muy lento y que “menos del 4 % de la población ha recibido la segunda dosis”.

Asano manifestó que en Brasil se han producido “muertes que se podían haber evitado”, ya que, consideró, en la gestión de la pandemia del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro hubo medidas que “no protegieron a la población, sino que incrementaron la velocidad de propagación del virus”.

En el ámbito económico, el embajador brasileño recordó que en 2020 el PIB de Brasil se contrajo un 4,1 % y el desempleo alcanzó la cifra histórica de 14,6 % en septiembre.

En este sentido, Galvao destacó que el Gobierno federal ha respondido a la crisis con programas para apoyar a los individuos y familias vulnerables, así como a las empresas, pero reiteró que la “prioridad humanitaria, sanitaria y económicas son las vacunas, vacunas y vacunas”.

Según los datos aportados por el embajador, hasta ahora se han administrado en Brasil 31,7 millones de dosis.

COVAX, una red para financiar la investigación de vacunas contra la COVID-19 para todos

Ginebra (EuroEFE).- La red COVAX, diseñada para financiar la investigación de vacunas contra la COVID-19 y garantizar que de ser descubiertas sean distribuidas en todo el planeta, ya cuenta con 171 países tras la  reciente incorporación de China y Corea …

BRASIL VIVE UNA “CATÁSTROFE HUMANITARIA”, SEGÚN MSF

Brasil vive una “catástrofe humanitaria” debido a la “fallida” respuesta del Gobierno del presidente Jair Bolsonaro ante la pandemia, según denunció este jueves Médicos Sin Fronteras (MSF), que instó a una coordinación centralizada para evitar una mayor propagación de la covid-19.

“Estamos extremadamente preocupados con lo que ocurre en Brasil. Es algo extremadamente alarmante”, afirmó en una rueda de prensa el presidente internacional de MSF, Christos Christou.

MSF, entidad ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1999, alertó que la “falta de voluntad política” está costando la vida de miles de personas en Brasil, donde el virus ya deja más de 360.000 muertos y 13,6 millones de casos confirmados desde el inicio de la crisis, hace poco más de un año.

Brasil es el segundo país con más óbitos por covid-19, después de Estados Unidos, pero a diferencia de EEUU, donde la tendencia es decreciente, en el país suramericano la curva epidemiológica sigue descontrolada.

La organización recordó que tan solo la semana pasada el país registró el 11 % de las nuevas infecciones de covid-19 y el 26 % de las muertes notificadas en todo el planeta.

La trágica situación de Brasil ha sido insuflada por la “incapacidad” gubernamental de responder a la pandemia, la falta de coordinación, la omisión de las evidencias científicas y la divulgación de noticias falsas, según declaró la directora general del centro de Bruselas, Meinie Nicolai, durante la rueda de prensa, sin citar directamente a Bolsonaro.

Desde el comienzo de la pandemia el líder de la negacionista ultraderecha brasileña ha criticado duramente las medidas de distanciamiento social, cuestionado la eficacia de mascarillas y defendido el uso de medicamentos sin eficacia comprobada en la lucha contra la covid-19, como la hidroxocloroquina.

A ello se suma el colapso de una parte del sistema sanitario brasileño, que sufre con escasez de medicamentos y material para intubar a los pacientes graves de coronavirus.

La alerta realizada hoy por MSF va en línea con el estudio publicado en la revista Science, vitrina de la ciencia mundial, en el que un grupo de 10 científicos de EE.UU. y Brasil acusan al Gobierno Bolsonaro de ser el principal responsable por los errores cometidos en la pandemia.

Editado por Virginia Hebrero