López-Istúriz: El Brexit es un punto de inflexión que ha fortalecido a la UE

El eurodiputado y secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz. EFE/Emma Pons Valls/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- El proceso de negociación con el Reino Unido, primero para su salida de la Unión Europea y ahora para un acuerdo comercial, es un punto de inflexión que ha fortalecido la unidad de los Veintisiete, según el eurodiputado y secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz.

“La unidad que hemos mantenido es muy positiva para el futuro y difícilmente trasladable a la opinión pública, pero el día de mañana la negociación del Brexit será recordada como uno de los puntos de inflexión de cómo la UE, los países unidos, los 27 países pueden hacer grandes cosas”, dijo López-Istúriz en una entrevista con EFE.

El también miembro del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo se felicitó de que la “vieja estrategia” de los británicos de mantener divididos a los países europeos esta vez no haya funcionado y cuando han sido conscientes, en el último año, han cambiado de actitud, lo que explica los “pequeños avances”.

“Eso, curiosamente, nos ha fortalecido”, consideró el político español, al que muchos de sus colegas definen, dice, como “el europeo”, debido a su larga trayectoria en la Eurocámara.

EL DOMINGO, FECHA LÍMITE PARA EL PARLAMENTO EUROPEO

Esta institución europea ha fijado la medianoche del domingo al lunes como fecha tope para revisar un eventual acuerdo comercial entre la UE y el Reino Unido, que entraría en vigor el 1 de enero.

La Eurocámara no ratificará el acuerdo del Brexit en 2020 si no le llega antes de este domingo

Bruselas (EuroEFE).- El Parlamento Europeo rechazó este jueves iniciar los trámites para ratificar un potencial acuerdo del Brexit antes de que acabe 2020 si no reciben el texto final para este domingo 20, ya que no dispondrían de suficiente tiempo …

“El Brexit vence el 31 de diciembre, y de producirse el acuerdo tiene que ser ratificado por el Parlamento Europea y hay unos plazos legales”, por tanto “este fin de semana, inevitablemente, tiene que producirse un acuerdo o un no acuerdo”, señaló.

Anoche, en comunicados separados, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, coincidieron en que persisten diferencias y que la pesca sigue siendo el gran escollo para alcanzar un acuerdo comercial pos-Brexit antes de que acabe el año.

“Mi deseo, lógicamente, como todo el mundo es que haya un acuerdo y que la relación entre la UE y el Reino Unido en el futuro sea lo más fluida posible”, expresó el eurodiputado de Pamplona, quien espera “que el titular no sea que ha habido ganadores y perdedores”.

“Yo no considero que aquí, en este momento, nadie está cediendo o ganando más terreno o menos, lo que estamos alcanzando quizá es ese nivel de igualdad que desde el principio fue petición de la parte europea, y que le ha costado asumir a la parte inglesa, pero que parece que vamos avanzando en ese sentido”, afirmó, en alusión a los avances habidos en las últimas semanas en gobernanza y competencia justa, los dos otros escollos junto a la pesca.

A juicio de López-Istúriz, en todo este largo proceso la actitud británica ha adolecido por momentos de “seriedad”, al presentarse al principio “sin papeles” en las negociaciones y tratar de causar divisiones en el frente europeo.

EL “INCREÍBLE” MICHEL BARNIER

Una actitud que contrasta con el trabajo minucioso europeo, que ya ha publicado incluso planes de contingencia en caso de no acuerdo, y con la profesionalidad de la delegación negociadora europea encabezada por el “increíble” Michel Barnier, también miembro del PPE.

Y el político conservador francés ha sido “increíble” por dos motivos, puntualizó, por su capacidad de mantener la “unidad” de todos los países en estas negociaciones y por su “transparencia” en la información a todos los parlamentos nacionales, incluido en España donde ha estado “tres o cuatro veces”, “no dando lugar a ninguna sola posibilidad de crítica”.

“La transparencia cuanto mayor sea en el proceso de toma de decisiones muchísimo mejor. Y el equipo negociador de Michel Barnier en el Brexit lo ha demostrado a lo largo de estos tres años”, dijo.

Para López-Istúriz, Barnier es “un hombre de una capacidad enorme que ha sido puesta al servicio de todos”, y que bien se merece que su nombre figure en alguna plaza en España, bromeó.

El político francés es un ejemplo de la importancia de que los políticos cuenten con sólidas experiencias nacionales y europeas, consideró el eurodiputado navarro, a quien le “alarma ver políticos de todos los signos con tan poco conocimiento de asuntos europeos”.

MERKEL Y LA “PROVIDENCIAL” PRESIDENCIA ALEMANA DE LA UE

No es el caso, destaca el “ejemplo”, de la canciller alemana Angela Merkel, cuyo papel al frente da la presidencia alemana de la Unión Europea en el último semestre del año de la pandemia ha sido “providencial”, en opinión de López-Istúriz.

Merkel es “una persona increíble, de una gran austeridad, de una gran humildad y sobre todo de decir las cosas como son (…) un carácter duro, muy efectivo. Es una persona a la que le gusta ir al grano y de proyectos concretos, y cuando se presenta un problema se presenta la solución y ella toma la decisión y eso en un gobernante es muy llamativo y muy apetecible”, consideró.

Por eso, y aún a expensas del desenlace del Brexit, López-Istúriz afirmó que la presidencia alemana ha sido “una gran ayuda” para el proyecto europeo y en su haber deja, entre otros logros, el pacto histórico sobre el presupuesto 2021-2007 y el Fondo de Recuperación y el mecanismo que lo liga al respeto al Estado de derecho.

Merkel salva "in extremis" la presidencia europea al convencer a países del Este

Bruselas (EuroEFE).- La cumbre europea de diciembre se anunciaba complicada y así fue: hicieron falta unas 22 horas de negociaciones ininterrumpidas para que los líderes europeos, encabezados por la canciller alemana, Angela Merkel, lograran levantar el veto de Polonia y …

“OVEJAS NEGRAS”

Acuñado por el anterior presidente del PPE Joseph Daul, un francés de origen alsaciano, para referirse al ultranacionalista partido Fidesz del primer ministro húngaro, Viktor Orban, el término “ovejas negras” es evitado por López-Istúriz.

Todos los partidos ya sean nacionales o europeos tienen sus “líos” y “algún problema”, “es normal y lógico”, y “eso también pasa en la casa del PPE aunque se le da mucha atención mediática, no pasan desapercibidos”, argumentó sobre el caso de Fidesz.

La formación de Orban está suspendida dentro del PPE, que aglutina a 83 partidos y socios de 43 países, al que pertenece Von der Leyen y 10 comisarios, y 11 jefes de Estado y de Gobierno de la UE, además de contar con el grupo más grande de la Eurocámara.

Para López-Istúriz, la argumentación de Polonia y Hungría sobre la falta de un “mecanismo decisorio” al margen de la Comisión o del Parlamento Europeo para opinar si un país incumple el Estado de derecho no estaba exenta de razón.

“Al final se encontró la solución normal y lógica: que los jueces sean los que emitan el dictamen sobre si se esta aplicando bien o no, independientemente de que sea la Comisión Europea la que inicie siempre esos expedientes”, aseguró. “Eso es muy positivo, pero para cualquier Estado miembro”, subrayó.

Por otra parte, consideró que era “necesaria” la decisión que adoptó el grupo del PPE en la Eurocámara de privar al eurodiputado de Fidesz Tamas Deutsch del derecho a intervenir en el pleno y a negociar legislación en nombre del grupo, después de que acusase al líder de la formación, Manfred Weber, de expresarse como la Gestapo, algo “absolutamente intolerable”.

“Se han tomado las medidas más fuertes que hay dentro del reglamento del grupo. La acción ha provocado una reacción totalmente justificada, es una medida disciplinaria pero también de protección de los principios y valores del PPE”, subrayó.

Tamas Deutsch fue quien sustituyó recientemente al eurodiputado dimitido József Szájer, la mano derecha en Bruselas de Orbán, quien dimitió tras ser sorprendido a finales de noviembre por la policía en una orgía con 25 hombres en la capital belga.

“Hay un antes y un después de esa sorpresa”, dijo López-Istúriz, al destacar que Szájer era “un eurodiputado muy respetado por los funcionarios del Parlamento y por sus colegas, de gran capacidad intelectual, mediador, tendedor de puentes en situaciones muy complicadas”, y después descubrieron “una falsa realidad y bastante hipocresía”, por lo que “si no hubiese dimitido habría sido expulsado” del grupo, zanjó.

Editado por Miriam Burgués