Barnier insiste en “aprovechar al máximo” el tiempo para negociar con Reino Unido

Barnier

Michel Barnier, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El negociador de la Unión Europea (UE) para la relación con el Reino Unido, Michel Barnier, recalcó este martes a su homólogo británico, David Frost, que Londres y Bruselas deberían “aprovechar al máximo el poco tiempo que queda” para negociar sus vínculos tras el Brexit.

“Hablé de nuevo con David Frost hoy. Mi mensaje: deberíamos aprovechar al máximo el poco tiempo que queda. Nuestra puerta sigue abierta”, escribió en Twitter el político francés tras mantener una segunda conversación telefónica con Frost en esta semana.

Este lunes, Barnier y Frost hablaron también por teléfono y tras esa primera llamada de esta semana, el negociador comunitario insistió en que la UE seguía estando “disponible” para intensificar las conversaciones sobre los vínculos comerciales entre Londres y Bruselas tras el Brexit.

“Confirmé que la UE sigue estando disponible para intensificar las conversaciones en Londres esta semana, sobre todos los temas, y basándose en textos legales”, publicó Barnier el lunes en Twitter.

El Reino Unido rebajó ayer la tensión que se había apoderado de las negociaciones del Brexit al dar la bienvenida a la “constructiva” propuesta de Bruselas de intensificar el diálogo bilateral, si bien pidió nuevas concesiones antes de convocar una nueva ronda formal de contactos.

En las conclusiones de la cumbre europea de los pasados días 15 y 16, los líderes de los Veintisiete pidieron a Londres “los movimientos necesarios para hacer posible un acuerdo” sobre la futura relación e invitaron a Barnier a seguir con las negociaciones en las próximas semanas.

El propio negociador de la Unión Europea manifestó durante la cumbre su intención de intensificar las conversaciones.

“Lo que he propuesto al equipo británico es negociar intensivamente en el poco tiempo que nos queda para lograr, en torno a finales del mes de octubre, el acuerdo que deseamos, no a cualquier precio, pero el acuerdo que deseamos y que los dirigentes europeos desean”, declaró el día 15 Barnier en rueda de prensa.

Sin embargo, al día siguiente el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que, a menos que hubiese un cambio “fundamental” en la posición de la Unión Europea, el Reino Unido se encaminaba a una desconexión del bloque sin acuerdo.

En respuesta a esas palabras, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen,  afirmó que “la UE sigue trabajando para lograr un acuerdo, pero no a cualquier precio”, y agregó que “como estaba previsto”, el equipo negociador comunitario viajaría a Londres esta semana “para intensificar” las conversaciones.

Sin embargo, Barnier y Frost no se reunieron de forma presencial ni ayer ni hoy, sino que mantuvieron conversaciones telefónicas.

Las posturas de Londres y Bruselas siguen alejadas en ámbitos fundamentales para el éxito de las conversaciones, como las garantías para asegurar una competencia justa entre empresas británicas y comunitarias, la pesca o la gobernanza del futuro convenio.

Todo ello, a pesar de que el próximo 1 de enero la legislación comunitaria dejará de aplicarse en el territorio británico y el Reino Unido será, de manera definitiva, un país tercero.

Sin embargo, el acuerdo debe cerrarse mucho antes de fin de año, en las próximas semanas, para que entre noviembre y diciembre se lleve a cabo la ratificación parlamentaria del convenio en el Reino Unido y la Unión Europea, de forma que el pacto pueda entrar en vigor el 1 de enero, cuando habrá concluido la transición del Brexit.