Bruselas destaca su compromiso con el pacto del Brexit tras la crisis por las vacunas

EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) subrayó este miércoles su compromiso con el acuerdo del Brexit y, en particular, con el protocolo que elimina la frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, tras la crisis generada por la decisión del Ejecutivo comunitario, posteriormente rectificada, de suspender esa parte del pacto para controlar el paso de vacunas contra la covid.

“El protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte es una piedra angular del acuerdo de retirada y el único modo de proteger el Acuerdo del Viernes Santo en todas sus dimensiones, protegiendo la paz y la estabilidad en la isla de Irlanda. Siempre ha sido la prioridad absoluta de la UE”, escribió en Twitter el vicepresidente de la CE para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic.

El político eslovaco se expresó en ese sentido antes de la reunión virtual que mantendrá este miércoles con el ministro británico del Gabinete, Michael Gove; la ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster; y la adjunta de Foster en el Ejecutivo de Belfast, Michelle O’Neill.

Aseguró que a todos ellos les confirmará que el protocolo irlandés “siempre ha sido la absoluta prioridad” del club comunitario.

El intento de la Comisión Europea de imponer el viernes pasado controles fronterizos a la exportación de vacunas en Irlanda del Norte, que luego rectificó, fue un “grave error” al no haber sido notificados a los Gobiernos de Londres y Dublín, dijo este martes el ministro británico del Gabinete, Michael Gove.

El ministro pronunció esas palabras durante una declaración parlamentaria acerca del Protocolo sobre la República de Irlanda/Irlanda del Norte, alcanzado en las negociaciones del Brexit y cuyo fin es permitir la libre circulación de bienes entre los dos territorios y mantener abierta la frontera en la isla, vital para el proceso de paz norirlandés.

Después de la crisis generada entre la Unión Europea y la farmacéutica AstraZeneca por un menor suministro de vacunas contra la covid-19, la CE anunció el viernes que impondría controles fronterizos a la exportación de vacunas en la isla, pero horas después dio marcha atrás y retiró esa amenaza.

Pese a la rectificación, esa iniciativa de Bruselas ha tensado las relaciones con el Reino Unido y también ha llevado al Gobierno de Irlanda del Norte a anunciar la suspensión temporal de los controles físicos a productos de origen animal que llegan a la provincia británica desde el resto del Reino Unido, ante la proliferación de amenazas de grupos paramilitares unionistas.

En las últimas semanas, han aparecido pintadas con amenazas en barrios protestantes de la región -con presencia de paramilitares lealistas-, descontentos con el protocolo irlandés.
Las autoridades locales señalan que ha habido “un aumento de comportamientos siniestros y amenazantes”, con mensajes que describen a los trabajadores portuarios “como objetivos”, lo que les está provocando entre la plantilla “mucha angustia y miedo”.

Editado por Miriam Burgués