El Gobierno de coalición norirlandés, dividido ante la mano que tiende la UE

Alt=El vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic. EFE/EPA/FRANCOIS WALSCHAERTS / POOL/Archivo El Gobierno de coalición norirlandés, dividido ante la mano que tiende la UE

El vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic. EFE/EPA/FRANCOIS WALSCHAERTS / POOL/Archivo

Dublín (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) ha lanzado un guiño a Irlanda del Norte con una serie de propuestas encaminadas a solucionar los problemas que ha causado el Brexit en la provincia británica, pero el Gobierno de Belfast, al que se dará voz en las negociaciones, sigue profundamente dividido.

El negociador jefe comunitario, el comisario Maros Sefcovic, habla este jueves con todas las formaciones que componen el Ejecutivo autónomo norirlandés, de poder compartido entre unionistas probritánicos, descontentos con sus soluciones, y nacionalistas, que defienden el protocolo para la región incluido en el Acuerdo de Retirada de la UE.

El mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP), por boca de su líder, Jeffrey Donaldson, ha destacado que las propuestas de Bruselas son un «punto de partida» para abordar las dificultades, pero advierte que «se quedan cortas» e insiste en que el protocolo debe ser renegociado, en línea con la posición de Londres.

«Reconocemos que la UE quiere proteger la integridad del mercado único, pero es importante que entienda que también es necesario proteger el mercado interno del Reino Unido», declaró hoy Donaldson.

El dirigente unionista instó al Gobierno británico a que «presione fuertemente» para lograr una reforma radical del citado protocolo o, incluso, que se sustituya con un nuevos «arreglos comerciales».

CONCESIONES Y LÍNEAS ROJAS DEL PROTOCOLO

Entre las soluciones propuestas por Sefcovic este miércoles figura el compromiso para eliminar hasta el 80 % de los controles sanitarios y fitosanitarios a los que son sometidas las mercancías que transitan de Gran Bretaña a Irlanda del Norte, con el objetivo de facilitar la implementación del citado protocolo, así como reducir a la mitad la burocracia arancelaria.

El DUP y Londres también exigen que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) no tenga jurisdicción para supervisar la aplicación de ciertas normas europeas en Irlanda del Norte y propone en cambio un sistema de arbitraje conjunto, si bien esta cuestión es una clara línea roja para Bruselas.

«Si vamos a seguir en el mercado único (comunitario), entonces el TJUE es, por defecto, la opción estándar para resolver disputas», opinó hoy Naomi Long, líder del multiconfesional Partido Alianza, quinta fuerza en el Gobierno norirlandés.

El Sinn Féin, principal representante de la comunidad nacionalista-católica en la región -contraria al Brexit-, considera que las nuevas propuestas de la Comisión Europea (CE) abordan todas las preocupaciones de la ciudadanía y defiende el mantenimiento del protocolo.

Michelle O’Neill, vicepresidenta de la formación y «número dos» en el Ejecutivo, recordó hoy que la situación actual es «resultado directo» del «Brexit duro» impuesto por el Gobierno «tory» del primer ministro británico, Boris Johnson, y sus «aliados en el DUP».

«El Gobierno británico y el DUP han promovido, de manera deshonesta, la falsa idea de que el protocolo no tiene el apoyo o el consentimiento de la gente en el norte (de Irlanda).

Esto no es verdad. La realidad es que es el Brexit el que no tiene ni apoyo ni consentimiento», subrayó O’Neill, en referencia al rechazo de la mayoría del electorado norirlandés en el referéndum de 2016.

En su opinión, el «problema es el Brexit y el protocolo es la solución», una posición que comparte el nacionalista Partido Socialdemócrata y Laborista (SDLP), cuyo líder, Colum Eastwood, sostiene que la oferta de Bruselas «va más allá de lo esperado» y vela por los «intereses de la ciudadanía y empresas» de la región.

IRLANDA CUESTIONA LA CREDIBILIDAD DE LONDRES

La cuarta fuerza en el Gobierno norirlandés, el Partido Unionista del Ulster (UUP), se ha alineado con el DUP en el rechazo al protocolo y aunque cree que «se están dando pasos adelante», señala que aún «queda mucho por hacer», según ha declarado su líder, Doug Beattie.

Ese protocolo establece que Irlanda del Norte sigue vinculada al mercado único comunitario para mercancías, por lo que las que cruzan entre la isla de Gran Bretaña y ese territorio deben pasar controles aduaneros en los puertos de la región de manera que se asegure que la frontera entre las dos Irlandas sigue siendo invisible, clave para el proceso de paz y las economías de la isla.

Sin embargo, la nueva carga burocrática ha provocado escasez de productos y tensiones políticas en la región, sobre todo en la comunidad unionista-protestante, que ve peligrar su posición dentro del Reino Unido, más aún cuando el Brexit ha impulsado el objetivo histórico de los nacionalistas para reunificar la isla de Irlanda.

Desde Dublín, el Gobierno irlandés ha llegado a cuestionar la credibilidad de Londres, después de que el ex mano derecha de Johnson, Dominic Cummings, aseguró ayer que la intención del «premier» fue siempre «renunciar» al protocolo, el punto más conflictivo de las negociaciones sobre el acuerdo de Retirada, firmado finalmente en 2019.

Esta versión fue hoy avalada por el parlamentario del DUP Ian Paisley, quien ha explicado a la BBC que Johnson le dijo lo mismo justo antes de que Westminster se pronunciara en una votación sobre ese acuerdo.

«Me dijo personalmente que, después de aceptar el protocolo, estaría dispuesto a cambiarlo y, de hecho, a romperlo. Ahora ese comentario ha sido verificado por otra fuente (Cummings) mucho más cercana a Johnson dentro de su propio Gobierno», declaró Paisley al programa Newsnight.

Editado por Sandra Municio

¿Puede Irlanda del Norte abrir una guerra comercial entre el Reino Unido y la UE?

Londres (EuroEFE).- Diez meses después de que se materializara la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el Gobierno británico ha dado por muerto el controvertido protocolo para Irlanda del Norte, una de las piezas esenciales de los …