El Reino Unido lanza su programa para sustituir al Erasmus+ y se desploman sus exportaciones a la UE

Camiones desembarcan en el puerto de Cherbourg (Francia). EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT TESSON/Archivo

Londres (EuroEFE).- Las exportaciones de productos británicos a la UE cayeron un 40,7 % el pasado enero frente a diciembre de 2020 por el fin del período de transición y el comienzo efectivo del Brexit, informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). Por otro lado, desde este viernes las universidades y colegios del Reino Unido pueden solicitar participar en el programa “global” de intercambio de estudiantes Turing, con el que el Gobierno sustituye al europeo Erasmus+.

El conjunto de exportaciones a la UE perdió 5.600 millones de libras (6.500 millones de euros) de su valor, y especialmente afectado resultó el sector de la automoción, según la ONS.

Las importaciones británicas del bloque comunitario también sufrieron una importante caída de 6.600 millones de libras (7.700 millones de euros), es decir, un 28 %.

En previsión de posibles problemas de suministro en los primeros días del Reino Unido fuera de la unión aduanera, muchas compañías adelantaron sus pedidos a diciembre para acumular reservas, por lo que habrá que esperar a los siguientes meses para comprobar el efecto real de la disminución del comercio.

Además, la entrada en vigor del Brexit coincidió con los nuevos controles implantados a los transportistas que cruzan el canal de la Mancha, para impedir la propagación de la variante británica de la covid-19.

La reducción de las exportaciones a la UE fue uno de los factores que influyeron en que la industria perdiese un 2,3 % de su valor en enero y que el PIB británico cayese un 2,9 % ese mes, según la estimación difundida hoy por la ONS.

La caída, que hace que el tamaño de la economía británica sea ahora un 9 % menor que hace un año, supone un revés después del crecimiento del 1,2 % que se había experimentado en diciembre, debido al nuevo confinamiento que entró en vigor al comienzo de año y que esta semana ha comenzado a levantarse.

 

Según la ONS, el sector servicios, vital para la economía del país, resultó especialmente perjudicado por el cierre de toda la hostelería y comercios no esenciales y retrocedió en enero un 3,5 %.

Mientras que la industria resultó igualmente afectada, la construcción siguió la senda al alza que recorre en los últimos meses y creció un 0,9 %.

El subdirector de estadísticas de la ONS, Jonathan Athow, subrayó que la economía se llevó “un golpe notable” en el primer mes del año, “aunque menor que el que algunos esperaban, con el comercio minorista, los restaurantes, los colegios y las peluquerías afectadas por el confinamiento”.

También destacó que la industria sufrió su primera caída desde el pasado abril, sobre todo en el sector de la automoción.

Pese a todo, los economistas habían previsto que el descenso del PIB en enero podía incluso haber alcanzado el 4,9 %.

PROGRAMA TURING PARA SUSTITUIR AL EUROPEO ERASMUS+

Por otro lado, las universidades y colegios del Reino Unido pueden solicitar desde este viernes participar en el programa “global” de intercambio de estudiantes Turing, con el que el Gobierno británico sustituye al europeo Erasmus+.

Bautizado con el nombre del matemático inglés Alan Turing, el programa cuenta con una financiación de 110 millones de libras (128 millones de libras) para el próximo curso académico y facilitará 35.000 intercambios a partir de septiembre, avanzó en un comunicado el Ministerio de Educación.

 

“Al contrario que Erasmus+, que está centrado en la UE, Turing es un programa verdaderamente global, y cualquier país del mundo es candidato a colaborar con las universidades, escuelas y centros de formación profesional británicos”, describe esa nota.

Al abandonar el bloque comunitario, el Reino Unido quedó excluido de las condiciones generales de Erasmus+, y en las negociaciones sobre el Brexit Londres optó por no tomar parte en el programa como país asociado, para lo cual debería haber continuado aportando fondos al presupuesto europeo 2021-2027.

Al explicar los motivos para abandonar el programa, el primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó en diciembre que participar en Erasmus+ era “extremadamente caro”.

Con el nuevo Turing, Londres “contribuirá a que los estudiantes de todos los estratos sociales, provenientes de todo el país, disfruten de oportunidades educativas en cualquier país que elijan”, esgrimió hoy Johnson.

Las becas Turing ofrecerán “beneficios a los estudiantes que no habrían recibido bajo el anterior programa Erasmus+”, subraya el Ministerio de Educación.

Los candidatos con menores ingresos recibirán un máximo de 490 libras al mes para costear su vida en el extranjero (unos 573 euros), frente a los 540 euros que podían recibir como máximo con Erasmus+.

Optarán, además, a fondos para costear su viaje, eventuales visados, seguros y otros documentos necesarios, unas ventajas que no contemplaba el programa europeo para los estudiantes británicos.

“Este es un paso decisivo para cumplir con nuestra promesa de crear un Reino Unido verdaderamente global y con igualdad de oportunidades, reforzar nuestros vínculos alrededor del mundo y ofrecer a los estudiantes las herramientas que necesitan para lograr el éxito”, sostuvo el titular de Educación, Gavin Williamson.

El ministro urgió a los centros educativos “de todos los rincones” del país a unirse al programa y comenzar el proceso para establecer acuerdos de intercambio con instituciones de otros países.

“El programa se centra en la movilidad social y en ofrecer valor a cambio del dinero. Abrirá nuevas oportunidades para la educación internacional y los viajes para todos los estudiantes, especialmente aquellos que provienen de entornos con más desventajas y que tenían menos opciones de beneficiarse del anterior programa de la Unión Europea”, agregó Williamson.

Editado por Miriam Burgués