La mayoría de los ciudadanos de la UE solo podrá entrar al Reino Unido con pasaporte

Alt= Viajeros llegan al aeropuerto de Heathrow en Londres, Reino Unido. EFE/EPA/ANDY RAIN/Archivo. La mayoría de los ciudadanos de la UE solo podrá entrar al Reino Unido con pasaporte

Viajeros llegan al aeropuerto de Heathrow en Londres, Reino Unido. EFE/EPA/ANDY RAIN/Archivo

Londres (EuroEfe).- La mayoría de ciudadanos de países de la Unión Europea (UE) solo podrá entrar al Reino Unido con pasaporte a partir de este viernes, cuando el Gobierno británico deja de admitir los carnés de identidad nacionales como documento de viaje.

Este cambio, anunciado inicialmente en octubre de 2020, significa que las personas procedentes de la UE, así como del Espacio Económico Europeo (EEE) y Suiza, recibirán el mismo trato en la frontera que los viajeros del resto del mundo, que ya deben presentar un pasaporte válido.

La excepción a esta norma son los ciudadanos comunitarios que tienen el estatus de asentado (que llevan al menos cinco años en el Reino Unido) o preasentado (menos de ese periodo), quienes podrán continuar utilizando el DNI hasta al menos 2025.

Los agentes de aduanas británicos pueden empezar a denegar desde este 1 de octubre la entrada a quienes no presenten un pasaporte en vigor, si bien conservan el derecho a ejercer «su criterio» en determinados casos, se apunta en un comunicado.

En la nota, la ministra conservadora del Interior, Priti Patel, aseguró que los carnés de identidad son uno de los documentos más falsificados, y el año pasado más de la mitad de papeles falsos interceptados en la aduana eran DNI de la UE, EEE y Suiza.

«El Reino Unido tiene una orgullosa historia de ser abierto al mundo» y el Gobierno actual «continuará esa tradición», mantuvo Patel.

«Sin embargo, debemos atajar a los criminales que intentan entrar a nuestro país ilegalmente usando documentos falsos», añadió.

 

Al poner fin a los carnés nacionales de identidad «inseguros», se cumple «la prioridad del pueblo británico de recuperar el control de las fronteras» y reforzarlas, mantuvo la ministra.

«Hacemos esto como parte de nuestro nuevo plan de inmigración, que será firme con quienes intenten abusar del sistema y justo con aquellos que respetan las normas», precisó.

LONDRES ESTUDIA CONCEDER VISADOS DE EMERGENCIA A CARNICEROS

Por otro lado, el Gobierno se plantea conceder unos 1.000 visados de emergencia a carniceros extranjeros para paliar una escasez de profesionales en el país que amenaza con dificultar la oferta de pavos, jamones y otros productos típicos en el periodo navideño, informa este viernes el diario The Times.

El periódico señala que, aunque parte del Ejecutivo quiere satisfacer las demandas del sector cárnico, se opone a la medida la ministra Patel, que, según The Times, teme que sea una táctica a más largo plazo para reintroducir la libertad de movimiento de trabajadores de la que el Reino Unido se desligó al salir de la Unión Europea (UE).

En declaraciones al diario, la Asociación británica de procesadores de carne (BMPA, en inglés) dice que existe un déficit de 15.000 carniceros para trabajar sobre todo en procesadoras, lo que hace que los profesionales en activo solo puedan dedicarse a abastecer a los supermercados con cortes básicos de carne y no puedan centrarse en productos navideños más laboriosos.

Un portavoz del ministerio de Medioambiente, Alimentos y Asuntos Rurales declaró a la agencia británica PA que «el Gobierno reconoce la importancia del trabajo temporero y conoce los problemas que ha afrontado el sector porcino por la pandemia y la escasez de personal».

Este portavoz aseguró que el Gobierno «ha estado trabajando con el sector porcino y de procesamiento» en los últimos meses para confrontar esta situación.

LA ESCASEZ EN LAS GASOLINERAS BRITÁNICAS PUEDE DURAR OTRA SEMANA

El Gobierno del Reino Unido ha admitido este viernes que el desabastecimiento en las gasolineras causado por la falta de transportistas y un incremento excepcional de la demanda «podría durar otra semana o algo así», si bien insiste en que la situación «se está estabilizando».

En declaraciones a la BBC, el secretario de Estado Kit Malthouse reconoció que «aún hay una fuerte demanda de combustible en algunas partes del país, aunque no hay un problema de suministro» en las terminales petroleras, sino que el motivo de la crisis es un problema de distribución.

El Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, espera que la situación se estabilice «a medida que se equilibran la oferta y la demanda», después de días en que los conductores hacen largas filas en las estaciones de servicio ante el temor a quedarse sin combustible -lo que ha exacerbado la carestía-.

«Si las cosas se deteriorasen más, obviamente el primer ministro y el ministro de Energía, de quien esto depende, tendrán que revisar la situación», afirmó Malthouse.

El Gobierno ha dicho que 150 conductores del Ejército ayudarán en las labores de distribución, al tiempo que también se han movilizado camiones cisterna propiedad del Estado.

Para paliar la falta de transportistas, común en toda Europa pero empeorada en el Reino Unido por el Brexit, el Ejecutivo conservador emitirá 5.000 visados temporales para trabajadores extranjeros, frente a un déficit de 100.000 profesionales.

Además, en una medida criticada por los sindicatos, el Gobierno ha prorrogado hasta el 31 de octubre la norma introducida en julio que permite a los camioneros alargar sus horas de conducción y modificar sus pautas de descanso, siempre que se cumplan varios requisitos de seguridad.

La escasez de transportistas, y en general de trabajadores cualificados, afecta también a otros sectores de la economía, que temen que no recibirán suministros necesarios de cara a la Navidad o, en el caso de la hostelería, que no contarán con personal suficiente para mantener abiertos los negocios.

La falta de mano de obra europea pone en jaque a la industria del Reino Unido

Londres (EuroEFE).- La escasez de mano de obra europea tras el Brexit, exacerbada por la pandemia, ha puesto en jaque a la industria del Reino Unido, donde los supermercados comienzan a tener problemas para reponer algunos productos y numerosos minoristas …

 

Editado por Sandra Municio