La UE reitera a Londres que está “disponible” para intensificar la negociación

Barnier

Michel Barnier, negociador de la UE para el brexit y la fase post brexit, en una imagen de archivo [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El negociador de la Unión Europea para la relación futura con el Reino Unido, Michel Barnier, reiteró este lunes a su homólogo británico, David Frost, que el club comunitario sigue “disponible” para intensificar las conversaciones sobre los vínculos comerciales tras el Brexit.

“Confirmé que la UE sigue estando disponible para intensificar las conversaciones en Londres esta semana, sobre todos los temas y basándose en textos legales”, tuiteó Barnier tras hablar por teléfono con Frost, y añadió que Bruselas ahora “espera la reacción del Reino Unido”.

En las conclusiones de la cumbre europea de la pasada semana, los Veintisiete pidieron a Londres “los movimientos necesarios para hacer posible un acuerdo” e invitaron a Barnier a seguir con las negociaciones en las próximas semanas.

“Lo que he propuesto al equipo británico es negociar intensivamente en el poco tiempo que nos queda para lograr, en torno a finales del mes de octubre, el acuerdo que deseamos, no a cualquier precio, pero el acuerdo que deseamos y que los dirigentes europeos desean”, declaró Barnier en una rueda de prensa el jueves.

Sin embargo, el viernes el primer ministro británico, Boris Johnson, dijo que, a menos que haya un cambio “fundamental”, el Reino Unido se encamina a una desconexión del bloque sin acuerdo.

Estaba previsto que el equipo negociador comunitario viajase a Londres esta semana. Sin embargo, este lunes Barnier y Frost se limitaron a hablar por teléfono.

Las posturas siguen especialmente alejadas sobre las garantías para una competencia justa entre empresas británicas y comunitarias, la pesca o la gobernanza del futuro convenio.

El tiempo apremia: el acuerdo debe cerrarse en las próximas semanas para que entre noviembre y diciembre se lleve a cabo la ratificación parlamentaria del convenio en el Reino Unido y la Unión Europea, de forma que el pacto pueda entrar en vigor el 1 de enero, cuando habrá concluido la transición del Brexit.

Y mucho trabajo pendiente para el acuerdo de salida

Paralelamente, la Comisión Europea señaló este lunes que a Londres le queda “mucho trabajo por hacer” para asegurar que el acuerdo de salida del Reino Unido de la UE se aplica por completo a partir del 1 de enero de 2021.

Tras una reunión hoy del comité de implementación del acuerdo de salida, independiente de las negociaciones sobre la relación futura, Bruselas apuntó a una “voluntad política de avanzar rápido por parte de ambos”, algo que será “necesario” para que el acuerdo funcione al 100 % cuando el Reino Unido deje definitivamente la UE.

“Pese a algo de progreso, al Reino Unido le queda mucho trabajo por hacer, en particular respecto a la implementación total sobre el protocolo de Irlanda e Irlanda del Norte a partir del 1 de enero de 2021. La UE está preparada para trabajar con el Reino Unido para encontrar soluciones (…) dentro del marco del acuerdo de salida y la ley comunitaria”, apuntó la Comisión en un comunicado.

Se trata de la cuarta reunión de este comité, que presiden el vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, y el ministro del Gabinete del Reino Unido, Michael Gove, destinada a “evaluar conjuntamente” cómo se está implementando el pacto que define los términos del divorcio británico del bloque europeo.

“Dado el tiempo restante limitado antes del final del periodo de transición, Sefcovic subrayó la necesidad de concentrar esfuerzos en resolver los problemas de implementación y obtener resultados”, recalcó la Comisión.

Por ello, los contactos a todos los niveles “se intensificarán significativamente” y la próxima reunión del comité para revisar la implementación del acuerdo tendrá lugar a mediados de noviembre.

Respecto al polémico protocolo irlandés, que el Reino Unido ha tratado de modificar unilateralmente, la UE informó a Londres de que tendrán acceso a los sistemas informáticos, bases de datos y redes necesarias para “cumplir con sus obligaciones”.

Por otro lado, Bruselas transmitió a Londres que todos los países de la UE están “en camino” para llegar a tiempo a la puesta en marcha de los nuevos sistemas de ciudadanía y procesamiento de solicitudes de ciudadanos británicos.

Y pidió al equipo británico “garantías políticas” de que el sistema británico permitirá a los ciudadanos europeos con residencia  el Reino Unido beneficiarse de los derechos previstos en el acuerdo.