Los próximos pasos para la entrada en vigor del acuerdo pos-Brexit

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, sostiene el acuerdo comercial alcanzado entre la UE y Reino Unido este viernes en Bruselas. EPA-EFE/OLIVIER HOSLET/POOL

Bruselas/Londres (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) y el Reino Unido cerraron el jueves el acuerdo sobre su relación tras el Brexit y se disponen a aplicarlo desde el 1 de enero, para lo que deben seguir unos trámites que, sobre todo en el bloque comunitario, se van a acelerar para llegar a tiempo al primer día de 2021.

LA RATIFICACIÓN EN LA UE

Aunque correspondía al Parlamento Europeo ratificar el texto, la prolongación de las negociaciones hasta Nochebuena ha hecho imposible que la Eurocámara lo haga antes de fin de año y, finalmente, dará su consentimiento en enero.

Así, la Comisión Europea (CE) propuso ayer la aplicación provisional del acuerdo entre el 1 de enero y el 28 de febrero de 2021.

Sin embargo, esa aplicación provisional también exige una serie de trámites que el club comunitario espera completar antes de fin de año.

Este viernes, los embajadores de los países de la UE mantuvieron una primera reunión en la que el negociador de los Veintisiete, Michel Barnier, les informó sobre el pacto logrado.

Ahora, los países tendrán unos pocos días, en torno a dos o tres, para examinar el texto antes de confirmar su entrada en vigor.

La Comisión debe presentar al Consejo, que reúne a los Estados miembros, la decisión sobre la firma y aplicación provisional del pacto, así como sobre la conclusión del convenio.

El Consejo, por unanimidad, debe apoyar la decisión que autoriza la firma del documento y su aplicación provisional desde el próximo 1 de enero.

A continuación, tendría lugar la firma oficial del acuerdo sobre la relación con el Reino Unido tras el Brexit y después, el convenio se publicaría en el diario oficial de la Unión Europea antes de fin de año, para que se aplique de manera provisional desde el 1 de enero.

Ya en el nuevo año, el Parlamento Europeo podrá ratificar el acuerdo. Su papel es el de dar consentimiento, sin posibilidad de hacer enmiendas, pero mantiene su capacidad de vetar la totalidad del pacto. Solo puede decir “sí” o “no”.

Los acuerdos internacionales se suelen remitir a las comisiones parlamentarias responsables. En esta ocasión, los eurodiputados Kati Piri, de la comisión de Asuntos Exteriores, y Christophe Hansen, de la comisión de Comercio Internacional, prepararán un informe para recomendar al pleno si dar o no su consentimiento.

El pleno de la Eurocámara emite finalmente un voto único que debe superarse por mayoría simple. Está previsto que esa votación tenga lugar durante la sesión del 18 al 21 de enero.

Una vez que se haya pronunciado el Parlamento Europeo, el Consejo puede adoptar la decisión sobre la conclusión del acuerdo.

LA RATIFICACIÓN EN EL REINO UNIDO

Para que el acuerdo del Brexit sea ratificado por el Reino Unido, tendrá que ser sometido a votación en la Cámara de los Comunes.

Para ello, Boris Johnson ha convocado una votación de urgencia el próximo 30 de diciembre.

El presidente de la Cámara, Lindsay Hoyle, aceptó la solicitud para interrumpir las vacaciones de los diputados y poder someter a votación el tratado comercial antes de que termine el año.

Cabe recordar que el Parlamento cerró el pasado 17 de diciembre, por lo que buena parte de los diputados se encuentran de vacaciones, pero Hoyle ha invitado a sus compañeros a presentarse al debate de manera telemática, sin necesidad de personarse.

Este debería de ser un paso anecdótico para un Boris Johnson que tiene la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes, con el apoyo de su partido Conservador y, además, el de los opositores laboristas.

El líder de los laboristas, Keir Starmer, pese a mostrar ciertas reticencias, ha admitido que aceptará el acuerdo y que votará a favor de él.

Lo lógico, por lo tanto, es que este nuevo acuerdo logrado con Bruselas salga adelante sin problemas, aunque hay cierta incertidumbre sobre si la facción más euroescéptica de los “tories” se sumará a los apoyos o si por el contrario votará en contra.

Los diputados están a la espera de recibir el texto que contiene todos los detalles de este acuerdo, aunque David Frost, negociador del Brexit, ha asegurado que se les entregará pronto para que puedan revisarlo antes de la votación del próximo miércoles.

Es prioritario que el nuevo tratado se apruebe para el 31 de diciembre, puesto que este es el día en el que el periodo de transición del Brexit llega a su fin.

Si todo sale según lo previsto, el acuerdo se pondrá en marcha provisionalmente a partir del 1 de enero.

Editado por Miriam Burgués