Los Veintisiete pactan el diseño del fondo de 5.000 millones de euros para mitigar el Brexit

Banderas frente al Parlamento británico en Londres. EFE/EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- Los Estados miembros de la UE respaldaron este jueves la posición del Consejo sobre las características de un fondo de 5.000 millones de euros diseñado para mitigar el impacto inmediato de la salida del Reino Unido de la Unión Europea durante un periodo de cuatro años.

El fondo, conocido como la reserva de ajuste del Brexit, se centrará en las regiones, áreas y sectores más afectados de la UE y se utilizará para financiar diversas medidas, como compensar a las empresas por la pérdida de comercio, mantener el empleo o establecer controles aduaneros en los puertos.

“La reserva tiene como objetivo ayudar a todos los Estados miembros a contrarrestar las consecuencias negativas de la retirada del Reino Unido”, destacó el ministro de Asuntos Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la UE.

Desde un “espíritu solidario”, los Veintisiete “estamos comprometidos a ayudar a las regiones, empresas y ciudadanos europeos, y especialmente a las comunidades más afectadas, a abordar los desafíos sin precedentes del Brexit”, subrayó Santos Silva.

La posición del Consejo respalda que este fondo esté en vigor durante un período de cuatro años, desde el 1 de enero de 2020 (de forma retroactiva) hasta el 31 de diciembre de 2023, “lo que significa que los costos incurridos durante ese tiempo como resultado del Brexit pueden cubrirse total o parcialmente”, según el comunicado.

Dado que las consecuencias económicas de la retirada del Reino Unido son “múltiples e impredecibles”, el proyecto de reglamento por el que se establece la reserva proporciona una “lista indicativa y no exhaustiva” de medidas.

La lista incluye, entre otras cosas, asistencia a empresas y comunidades pesqueras, planes de trabajo a corto plazo y programas de reciclaje, controles fronterizos, aduaneros, sanitarios y fitosanitarios, recaudación de impuestos indirectos y reintegración de ciudadanos de la UE que han abandonado el Reino Unido debido a la retirada.

Según la posición del Consejo, los 5.000 millones de euros (a precios de 2018) se asignarán provisionalmente por adelantado.

Y la participación de cada Estado miembro estará determinada por tres factores principales: el valor del pescado capturado en la zona económica exclusiva del Reino Unido, la importancia del comercio con el Reino Unido y la población de las regiones fronterizas marítimas con el Reino Unido.

En total, se asignarán 600 millones de euros en función del factor vinculado a la pesca, 4.150 millones de euros en función del comercio y 250 millones de euros en el factor vinculado a las regiones fronterizas marítimas.

Cuatro mil millones de euros, o el 80 % de la reserva, se desembolsarán como prefinanciación en tres cuotas, en 2021, 2022 y 2023.

Los mil millones restantes estarán disponibles en 2025, y su reparto dependerá de la forma en que los Estados hayan gastado los fondos en los años anteriores, también tomando en consideración los montos no utilizados.

Una vez que el Parlamento Europeo apruebe su posición, los colegisladores mantendrán conversaciones sobre el proyecto de reglamento, con el objetivo de llegar a un acuerdo antes del receso estival, de forma que se pueda desembolsar la primera cuota antes de fin de año.

Este fondo de 5.000 millones de euros fue acordado por los líderes de la UE como parte del presupuesto 2021-2027.

Editado por Miriam Burgués