Reino Unido planea una ley para terminar con el estatus especial de la legislación comunitaria

Reino Unido planea ley para terminar estatus especial de legislación comunitaria

Una bandera de la Unión Europea ondea en las inmediaciones del Parlamento británico. EFE/ANDY RAIN / Archivo

Londres (EuroEFE).- El Gobierno británico anunció este lunes sus planes para acelerar una nueva legislación con la que poner fin al estatus especial que la ley comunitaria aún mantiene dentro del marco legal del Reino Unido tras el Brexit.

Con el llamado Proyecto de Ley de las Libertades del Brexit (Brexit Freedoms) se pretende recortar 1.000 millones de libras (1.202 millones de euros) de gastos derivados de burocracia para los negocios, y se facilitará el proceso de revocar o actualizar las regulaciones.

«Pese a nuestra salida del bloque, las leyes comunitarias elaboradas antes del 1 de enero de 2020 continúan teniendo precedentes en nuestro marco doméstico», indicó Downing StreetUE -residencia oficial del primer ministro- en un comunicado.

La nota agregó que «esto, simplemente, no es compatible con nuestro estatus como país soberano e independiente y el Gobierno debe terminarlo lo antes posible».

Por su parte, Boris Johnson, remarcó al anunciar el proyecto de Ley que «lograr que el Brexit se ejecutara hace dos años fue un momento verdaderamente histórico y el comienzo de un nuevo e ilusionante capítulo para nuestro país».

Según el líder tory, los planes de su Ejecutivo «darán más rienda suelta a los beneficios del Brexit y asegurarán que los negocios pueden gastar más dinero en inversión, innovación y creación de empleos».

ELIMINAR LA LEGISLACIÓN COMUNITARIA ANTICUADA

«Nuestro nuevo Proyecto de ley de las Libertades del Brexit pondrá fin al estatus especial de la legislación de la Unión Europea (UE) en nuestro marco legal y asegurará que podemos hacer enmendar de manera más fácil o eliminar la legislación comunitaria anticuada en el futuro», señaló Johnson.

El Gobierno había aclarado en el pasado que su intención era modificar, reemplazar o revocar eventualmente todas las leyes conservadas de la UE «que no son adecuadas para el Reino Unido».

Downing Street considera que en virtud de las reglas actuales, cambiar o eliminar regulaciones llevaría «años» y que el nuevo Proyecto de Ley «asegurará que los cambios se pueden efectuar de manera más fácil» para que el Reino Unido «pueda capitalizar las libertades del Brexit más rápidamente».

La nota del Gobierno no precisa cómo se ha calculado que los negocios se ahorrarían 1.000 millones de libras de trámites burocráticos. Actualmente funcionarios británicos revisan las leyes elaboradas por la UE para determinar cuáles resultan beneficiosas para este país.

Editado por María Moya