La UE aprueba nuevas sanciones contra Nicaragua

Ciudadanos nicaragüenses encienden velas durante una vigilia para rechazar el nuevo mandato del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Ciudadanos nicaragüenses encienden velas durante una vigilia para rechazar el nuevo mandato del presidente nicaragüense, Daniel Ortega. EFE/ Jeffrey Arguedas

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea aprobó este lunes nuevas sanciones contra la hija y el hijo del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y contra otras cinco personas cercanas al régimen, así como contra tres entidades del país.

En concreto, la UE sancionó a Camila Antonia Ortega Murillo y a su hermano Laureano Facundo, así como, entre otros, a la presidenta del Consejo Supremo Electoral, Brenda Isabel Rocha Chacón.

Los Estados miembros aprobaron las sanciones al considerar que las personas y las entidades afectadas cometieron «serias violaciones contra los derechos humanos» y haber apoyado las elecciones «fraudulentas» del pasado mes de noviembre.

Las medidas restrictivas se aplican también contra la Policía Nacional de Nicaragua, el Consejo Supremo Electoral y el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos.

UNA VEINTENA DE PERSONAS SANCIONADAS

La UE aplicó las primeras sanciones contra Nicaragua en 2020 y en total afectan a 21 personas – entre ellos la vicepresidenta y esposa de Ortega, Rosario Murillo, y a otro de sus hijos, Juan Carlos Ortega Murillo – y a estas tres entidades.

Ninguno de ellos puede entrar a territorio comunitario y se les han congelado todos los bienes y activos que tengan en la Unión Europea.

La UE empezó a preparar esta última ronda de sanciones tras las elecciones del pasado mes de noviembre, que los Estados miembros no reconocieron al considerarlas fraudulentas, porque los principales líderes de la oposición están encarcelados.

Según dijo entonces el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, los comicios se celebraron sin «garantías democráticas» porque el régimen de Ortega «privó» a los nicaragüenses a un coto «creíble, inclusivo, justo y transparente».

Por su parte, Estados Unidos también anunció este lunes nuevas sanciones contra seis cargos del Gobierno, horas antes de que Ortega inicie su quinto mandato en el país tras unas elecciones también consideradas «fraudulentas» por parte de Washington.

LA OPOSICIÓN VE «POSITIVAS» LAS SANCIONES

Por su parte, la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco calificó este lunes de «positivas» las sanciones de la UE y de EE.UU.

«Vemos de manera positiva que no solamente se estén ejerciendo y aplicando sanciones de manera individual, sino también a personas y colaboradores del régimen que han sido señalados como perpetradores de crímenes de lesa humanidad», dijo la dirigente de la Unidad Alexa Zamora en teleconferencia de prensa.

El que se hay sancionado a estas personas «el día de hoy no es casual, como no es casual que el ministro de Exteriores de España (José Manuel Albares) hoy haya demandado la liberación de los presos políticos. Hoy va a quedar en evidencia la soledad de Ortega, su aislamiento de la comunidad democrática», agregó el también dirigente de la Unidad, Héctor Mairena.

La Unidad Nacional, que rechazó «la toma de posesión de la tiranía Ortega Murillo», afirmó que «hoy se ratifica un régimen de facto».

Por su parte, la también opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia indicó que «el 10 de enero de 2022 pasará a la posteridad como uno de los días más nefastos de la historia de Nicaragua».

«Con el rechazo del pueblo nicaragüense, la comunidad internacional y, violando el ordenamiento jurídico nacional e internacional, la dictadura Ortega-Murillo reafirma un período más para su proyecto de destrucción nacional«, apuntó.

Editado por María Moya