Bruselas exige a China una relación basada en el «mutuo respeto»

Comisión Europea exige a China una relación basada en el mutuo respeto

Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China. EFE/EPA/Roman Pilipey/ Archivo

Bruselas / Pekín (EuroEFE).- La Comisión Europea exigió este jueves a China tener una relación basada en el «mutuo respeto», después de haberla denunciado hoy ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por impedir las exportaciones de Lituania en la aduana y frenar sus solicitudes de importación, que afectan también a otras empresas europeas.

«Valoramos esta relación (con China) y queremos mantenerla y profundizarla. Sin embargo, nuestra relación merece mutuo respeto», dijo el vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis, en una comparecencia ante la prensa.

Dombrovskis aseguró que «el compromiso de la Unión Europea con China sigue siendo un hecho», porque «es nuestro mayor socio comercial» y señaló que el gigante asiático es «un socio vital» para alcanzar objetivos globales de Bruselas como la lucha contra el cambio climático.

Sin embargo, la Comisión llevó hoy a Pekín ante la OMC porque considera que su actuación «viola las normas de la OMC».

El vicepresidente de la Comisión explicó que las aduanas chinas están prohibiendo las importaciones de Lituania, en una decisión que afecta sobre todo a los productos farmacéuticos, los láseres, los productos electrónicos y los alimentos.

Además, Pekín está cortando sus exportaciones a Lituania y pidiendo a otras empresas europeas que eliminen los componentes de sus productos procedentes del país báltico si quieren seguir exportando sus bienes al mercado Chino.

Dombrovskis dijo, citando estadísticas chinas, que el comercio entre Vilna y Pekín descendió un 91 % en diciembre de 2021, en comparación con el mismo mes del año anterior.

«Permítanme ser claro: estas medidas son una amenaza para la integridad del mercado único de la UE. Afectan al comercio dentro de la UE y a las cadenas de suministro de la UE. Y tienen un impacto negativo en la industria de la UE», apuntó el vicepresidente de la Comisión.

Dombrovskis afirmó que pese a la decisión adoptada hoy, Bruselas seguirá los contactos diplomáticos con el Gobierno chino para tratar de resolver la disputa de forma amistosa y dijo que ese es precisamente el objetivo del primer paso dado hoy ante la OMC, que deja 60 días de margen para llegar a un acuerdo.

Si en ese plazo no se lograse, la Comisión dará el siguiente paso, solicitando abrir un panel sobre la resolución de disputas.

El dirigente letón aseguró que «no existe un vínculo directo» entre la denuncia de hoy ante la OMC y la ratificación del acuerdo de inversiones que Bruselas y Pekín firmaron en diciembre de 2020, para intentar abrir el mercado chino a las empresas europeas.

No obstante, recordó que desde la firma no ha habido avances hacia la ratificación, desde que la UE impuso sanciones a China por violar los derechos humanos de los uigures y Pekín reaccionó con contramedidas, impidiendo la entrada a su territorio a viarios eurodiputados.
Desde entonces, el Parlamento Europeo se ha negado a ratificar el acuerdo si China no elimina las sanciones.

Las disputa entre China y Lituania comenzó a raíz de la decisión de Vilna de abrir una oficia de representación de Taiwán en su país, a lo que Pekín respondió en noviembre rebajando el rango oficial del personal diplomático del país báltico en el país asiático al de encargado de negocios.

Ante esa decisión Lituania decidió retirar a sus diplomáticos de China.

Para hacer frente a estos casos en el futuro, la Comisión Europea adoptó en diciembre pasado una propuesta para crear un instrumento que daría a la UE más posibilidades de reaccionar en caso de coacción económica y que está actualmente en fase de negociación por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.

CHINA INSTA A LA UE A NO INMISCUIRSE

Por su parte, Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, describió este jueves la «cuestión con Lituania» como un asunto «político y no económico», y volvió a exigir al país báltico a «corregir de inmediato sus errores» y a no convertirse en un «peón» para «fuerzas separatistas y anti-China».

Además Zhao redobló el ataque retórico al asegurar que Lituania «perjudica los intereses de China» y acusarla de «traición», al tiempo que reclamó a la UE que «persuada» al país báltico para que cumpla «los compromisos adquiridos» desde que estableció lazos con Pekín en 1991, tras su independencia de la Unión Soviética.

Las declaraciones del portavoz son la respuesta de la diplomacia china a la denuncia que presentó la UE ante la OMC.

Tras presentar la UE la denuncia, un portavoz del Ministerio de Comercio de China declaró que el país asiático «siempre» ha llevado a cabo sus actividades comerciales «en consonancia con las reglas de la OMC», a lo que solamente añadió que «manejará la cuestión basándose en las normas establecidas por la organización».

Editado por Sandra Municio

La Cámara de Comercio de la UE: China habla de apertura pero la sensación es que se está cerrando

Shanghái (China) (EuroEFE).- Pese a que las autoridades chinas "siempre hablan de apertura", la sensación entre las empresas europeas que operan en el país asiático es que "se está cerrando cada vez más", según Bettina Schön-Behanzin, vicepresidenta de la Cámara …