Borrell alerta de que la desinformación es un problema de “escala industrial”

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en una imagen de archivo EFE/EPA/YVES HERMAN/POOL

Bruselas (EuroEFE).- La desinformación se ha convertido en un problema de “escala industrial”, afirmó este lunes el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, tras alertar del incremento de actores en el mundo que tratan de socavar “nuestra democracia y nuestros valores”.

En una intervención ante el Comité Especial del Parlamento Europeo sobre la Interferencia Extranjera en todos los Procesos Democráticos de la Unión Europea, Borrell expuso los “desafíos” que estas interferencias suponen para la UE en su conjunto y alabó el primer documento sobre este fenómeno emitido por este comité, elaborado por la eurodiputada Sandra Kalniete.

Los intentos de Rusia, China y otros “regímenes autoritarios” de interferir en los procesos democráticos son una tendencia que “se está acelerando” con el objetivo de “debilitar, dividir o desacreditar a la Unión Europea”, según recoge el citado documento.

“Durante la última década, Rusia, China y otros regímenes autoritarios han canalizado más de 300 millones de dólares en 33 países para interferir en procesos democráticos más de 100 veces, y esta tendencia claramente se está acelerando”, recoge el documento, que apunta también a Irán, Siria y al ISIS.

UNA “AMENAZA REAL” PARA LA UE

“La injerencia extranjera representa una amenaza real para la Unión Europea, sus Estados miembros y las sociedades abiertas de todo el mundo. Es un intento muy intencional y coordinado – no es por accidente, es muy intencional – para socavar la confianza, engañar y manipular, apuntando a nuestros valores e intereses”, dijo este lunes Borrell ante el comité de la Eurocámara.

Señaló que la injerencia extranjera “viene en muchas formas diferentes y creativas (…), en línea y fuera de línea, a través de fronteras y afectando a muchos sectores”.

Es, afirmó, “una amenaza híbrida, un nuevo tipo de amenaza a la seguridad global” que requiere “una respuesta sólida y una cooperación estrecha entre nuestras diferentes instituciones, entidades públicas y privadas y con nuestros aliados de ideas afines”.

Navalni y la visita de Borrell a Moscú, foco de la desinformación proKremlin

Bruselas (EuroEFE).- El opositor ruso Alexei Navalni y la visita a Moscú del alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, centraron gran parte de las desinformaciones prorrusas identificadas por el grupo de trabajo contra las “fake …

EL EJEMPLO DEL COVID-19

Como “escaparate” concreto de este fenómeno, Borrell puso la pandemia de Covid-19, pues ha sido “un verdadero campo de pruebas para nuevas tácticas híbridas”, con “actores estatales y no estatales que intentaron abusar de la crisis de salud global para promover sus objetivos políticos o económicos”.

Esas “campañas híbridas” contra los valores democráticos, los espacios de información o infraestructuras críticas europeas han ido surgiendo y aumentando primero con la escasez de mascarillas y ahora con la vacunas, explicó el político español, que citó en concreto a Rusia y a China.

Acusó a Rusia de difundir y amplificar “información falsa o engañosa con la intención de socavar la confianza, denigrar nuestras credenciales democráticas o debilitar nuestras alianzas internacionales”.

A Rusia le imputó además el “desacreditar las vacunas occidentales y los fabricantes de vacunas mientras promocionan las suyas o utilizan la oferta de distribución preferencial de su propia vacuna en terceros países para ganar influencia geopolítica”.

Y a China le responsabilizó de “distorsionar la información, silenciar las voces independientes y críticas y hacer más fuerte la propia voz, intimidando a los demás y reduciendo el espacio para el debate libre y abierto”.

Son campañas, dijo, “particularmente dañinas en el contexto de la pandemia, porque de hecho pueden poner vidas en peligro”.

Pero esta amenaza no solo viene de “sospechosos habituales”, Rusia y China, señaló, sino también de Irán, Siria y del ISIS.

Y no es solo un problema dentro de la Unión Europea, sino que también afecta a los socios de la UE y a sus intereses en todo el mundo, desde los Balcanes occidentales y la vecindad oriental y meridional, hasta África, América Latina y Asia, enumeró Borrell.

Editado por Virginia Hebrero