El Senado polaco debate los casos de espionaje con el programa informático Pegasus

Senado polaco estudio los casos para el uso del programa espía Pegasus

Un espejo refleja una pantalla de ordenador que muestra un código binario. EFE/ Ritchie B. Tongo / Archivo

Cracovia (Polonia) (EuroEFE).- Un comité especial del Senado polaco se reunió este lunes para comenzar a debatir el uso del programa espía Pegasus para vigilar a un político de la oposición y a una fiscal, entre otros afectados.

Durante la sesión prestó su testimonio el experto en espionaje electrónico John Scott-Railton, que concluyó que el programa informático fue utilizado en Polonia al menos contra tres personas: el senador del partido opositor Plataforma Cívica (PO) Krzysztof Brejza, el magnate Roman Giertych y la fiscal Ewa Wrzosek.

Desde 2019, informaciones publicadas en diversos medios polacos incriminan al Ejecutivo, liderado por el ultraconservador Partido de la Ley y la Justicia (PiS), en el uso del software de espionaje Pegasus para vigilar a varios políticos y figuras de la oposición.

«Estamos acostumbrados a ver hechos así en las dictaduras», declaró el experto Scott-Railton, de acuerdo con la cadena de televisión TVN, «pero nos preguntamos por qué sucedió en Polonia y en especial por qué Pegasus ha sido utilizado tan activamente».

Scott-Railton trabaja para la empresa canadiense Citizen Lab, que ha colaborado en la investigación de casos similares en varios países como México, Emiratos Árabes, China o Rusia.

Según informaciones de Citizen Lab confirmadas también por Amnistía Internacional (AI), el teléfono del senador Brejza, que organizó la campaña presidencial del candidato opositor Rafal Trzaskowski en 2019, fue hackeado un total de 33 veces en seis meses.

A pesar de que en Polonia los comités del Senado, al contrario que las comisiones parlamentarias, no tienen poderes para solicitar una investigación gubernamental, el senador de la oposición Marcin Bosacki exigió al Gobierno determinar el alcance del espionaje.

«En primer lugar, hay que determinar contra quiénes se usó Pegasus, en segundo lugar, determinar el alcance de esas acciones, que parecen incluir el espionaje ilegal de un proceso electoral, y en tercer lugar desarrollar leyes que impidan que algo así vuelva a ocurrir», dijo el senador.

Después de que Brejza denunciase en enero que su teléfono móvil había sido espiado, el jefe del PiS, Jaroslaw Kaczynski, admitió que el Gobierno adquirió el software Pegasus, pues según declaró a un semanario polaco «sería malo que los servicios polacos no dispusieran de tal instrumento».

Sin embargo, Kaczynski aseguró que las acusaciones de que Pegasus se había empleado contra políticos de la oposición o personalidades opuestas al Gobierno eran «una completa tontería».

El software de espionaje, desarrollado por la compañía israelí NSO, ha sido usado contra periodistas, activistas y políticos en países como Arabia Saudí, Marruecos, Azerbaiyán y El Salvador.

Editado por Sandra Municio