Congreso iberoamericano presentará en abril los avances en biotecnología

BioIberoamérica

Imagen del Altice Forum de Braga (Portugal), donde se celebrará del 7 al 9 de abril la tercera edición de BioIberoamérica. EFE/Foto cedida por el INL

Madrid (EuroEFE).- Los últimos avances en el campo de la biotecnología, en particular relacionados con la sostenibilidad y el ámbito sanitario, se darán a conocer en abril en la ciudad portuguesa de Braga en la tercera edición de BioIberoamérica, un congreso que reúne a científicos de Latinoamérica, España y Portugal.

Organizado entre otros por el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología (INL), el congreso se celebrará del 7 al 9 de abril con la participación de decenas de científicos, emprendedores y representantes de la industria que desarrollan su investigación y trabajo en el área de la biotecnología.

La biotecnología «es una de las principales tecnologías que van a cambiar las relaciones entre las personas y el medio ambiente, el cómo entendemos la salud y cómo entendemos los procesos industriales», comentó en una entrevista con Efe Lorenzo Pastrana, jefe de la oficina de investigación, tecnología e innovación del INL.

En concreto, esta tercera edición de BioIberoamérica se centrará en «cómo la biotecnología es capaz de proporcionar más sostenibilidad a los distintos procesos, en cómo es capaz de proporcionar también nuevas estrategias terapéuticas», detalló el catedrático español.

Todas las novedades que se darán a conocer «están en la vanguardia del conocimiento en el ámbito de la biotecnología», destacó.

UN SECTOR EN AUGE

Pastrana aseguró que el sector «va a ser uno de los grandes nichos de empleo en los próximos años», porque otros más clásicos y convencionales tanto industriales como de materias primas «están, y lo estarán más, adoptando soluciones biotecnológicas».

«Es una tendencia imparable, la industria y los servicios cada vez serán más biotecnológicos», reafirmó.

Al congreso de abril en Braga, donde tiene su sede el INL desde su nacimiento en 2009 a raíz de un acuerdo entre los gobiernos español y portugués, asistirán «ponentes del más alto nivel científico», de «origen o vinculación iberoamericana aunque no estén trabajando físicamente ahora en España, Portugal o Latinoamérica», según Pastrana.

Todos ellos «van a traer investigaciones de vanguardia» que se están realizando en diferentes laboratorios de todo el mundo.

Pastrana considera que la biotecnología en el ámbito iberoamericano «es extremadamente eficiente», porque lo que se invierte en ella, que es menos de lo que destinan economías más avanzadas, «produce muy buenos resultados».

«En algunos de los campos estamos en la más absoluta vanguardia», sobre todo en algunas biotecnologías agrícolas en países latinoamericanos que «aspiran a ser productores y exportadores netos de alimentos», anotó.

Los recursos para investigar «son siempre insuficientes», aunque una de las grandes consecuencias positivas de la pandemia de la covid-19 es que ha puesto «en la agenda, en la mente de los ciudadanos, la ciencia como única vía que nos permite generar el conocimiento que se necesita para salir de apuros como el que pasamos», reflexionó.

Sostuvo, además, que «la ciencia es tremendamente sensible a lo que se invierte en ella», lo que implica que «cuanta más inversión en ciencia hay, mejor ciencia se hace y de mejor calidad».

CONGRESO PRESENCIAL Y CON BALANCE DE GÉNERO

Esta nueva edición de BioIberoamérica se tenía que haber celebrado hace dos años, pero se ha ido retrasando por la pandemia porque el objetivo era realizar un evento «lo más presencial posible», sobre todo para «garantizar una asistencia considerable de nuestros colegas latinoamericanos», explicó Pastrana.

«El interés de hacerlo presencial es porque este congreso tiene, digamos, un aspecto extremadamente familiar en el sentido de que todos formamos parte de una comunidad muy estrecha y donde hay una serie de intercambios que van mas allá de los intercambios puros del conocimiento», argumentó.

Por otro lado, en la organización «hicimos un esfuerzo grande para promover un balance de género y creo que honestamente lo logramos», afirmó sobre el objetivo de que en el congreso hubiera «una representación justa y equitativa» de mujeres y hombres.

En los últimos años se ha avanzado en «dar visibilidad» a las mujeres científicas, «pero aún tenemos brechas que no se acaban de cerrar», en parte debido a «factores estructurales comunes a otros sectores de la sociedad», concluyó Pastrana.

Editado por Hernán Martín