La Comisión Europea mira al espacio

Un hombre fotografía el satélite Sentinel-2B de la Agencia Espacial Europea perteneciente al programa Copérnico. EFE/Jerry Lampen/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) oficializó este lunes el lanzamiento de la nueva Agencia de la Unión Europea para el Programa Espacial (EUSPA), plataforma que Bruselas quiere convertir en un «actor principal» de la política espacial comunitaria y pieza clave para la soberanía de la Unión Europea (UE).

«Es crucial para nuestra soberanía y para nuestro futuro, para la transición digital y también para la transición verde», declaró en conferencia de prensa virtual el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, durante una visita a sus instalaciones en Praga.

EUSPA, heredera de la Agencia Europea de Navegación por Satélite (GNSS) y dirigida por el ingeniero portugués Rodrigo da Costa, se encargará de la gestión de la explotación y de la seguridad operativa de sistemas de navegación como EGNOS y Galileo, la alternativa europea al GPS, y del programa Copérnico de exploración de la Tierra.

Será también responsable de la acreditación de seguridad de todos los componentes del programa espacial de la UE e intentará servir de puente entre esos servicios y la innovación para amplificar su impacto en la economía y los ciudadanos europeos.

La Comisión Europea dedicará al espacio 14.800 millones de euros del presupuesto comunitario entre 2021 y 2027, partida a la que se sumarán 1.700 millones del programa de ciencia Horizonte Europa, para alcanzar un total de 16.500 millones de euros, el mayor presupuesto espacial de la Comisión hasta ahora.

LA JOYA DE LA CORONA

Galileo, una constelación satelital de origen civil que vio la luz dos décadas después que el GPS, de naturaleza militar, es el gran emblema de la política espacial europea. Es también el sistema de navegación más preciso del mundo y Bruselas no quiere perder el liderazgo tecnológico.

«Nuestros competidores se están moviendo rápido (…). He decidido acelerar el despliegue de la segunda generación de 2027 a 2024», dijo Breton sobre esa constelación que, junto a EGNOS, recibirá 9.000 millones del presupuesto comunitario hasta 2027.

Los nuevos satélites, que desarrolla ya el consorcio franco-italiano Thales Alenia Space, serán más potentes, tendrán más capacidad de orientación y serán más resilientes en términos de ciberprotección.

La gestión de la infraestructura espacial de Galileo sigue recayendo en la Agencia Espacial Europea (ESA), organización intergubernamental con sede en París que dirige el austríaco Josef Aschbacher y que financian sus Estados miembros y la Unión Europea, siendo esta su mayor contribuyente (26 %).

La Agencia Espacial Europea afronta 2021 con un presupuesto de 6.490 millones y un nuevo director

París (EuroEFE).- La Agencia Espacial Europea (ESA) inicia 2021 con un presupuesto de 6.490 millones de euros, 190 millones menos que en 2020, y la llegada de un nuevo director general, el austríaco Josef Aschbacher, cuyo mandato está previsto que …

 

LOS OJOS EN EL ESPACIO

La segunda pata de la política espacial de la Comisión Europea, con 5.400 millones de euros presupuestados hasta 2027, es el enjambre de satélites de observación de la Tierra que operan bajo el paraguas del programa Copérnico que gestiona la ESA.

El ámbito de la observación está actualmente sometido a un intenso proceso de industrialización, según Breton, que quiere reorientar el plateamiento de Copérnico «adoptando estos enfoques privados y preservando las capacidades estratégicas para el uso del interés público».

«La observación de la Tierra es una cuestión de autonomía estratégica y capacidad de actuación», agregó el comisario sobre los distintos dispositivos que contribuyen tecnológicamente a la política climática, el control de catástrofes naturales o seguimiento de los flujos migratorios.

LANZADORES

Europa no tiene el músculo de Estados Unidos o Rusia en el ámbito espacial, en el que cada vez pujan con más fuerza nuevos actores como China. Pero tradicionalmente ha destacado en algunas áreas, como los lanzadores de satélites.

Sin embargo, la llegada de nuevos modelos como la compañía de Elon Musk, la estadounidense SpaceX, o el futuro desarrollo de lanzadores comerciales por parte de China, amenazan con precios más competitivos al especialista europeo en colocar satélites en órbita, Arianesapce.

«Existe un riesgo serio de que Europa se quede atrás», reflexionó Breton, quien señaló que ese peligro será mayor si los Estados miembros de la UE no se ponen de acuerdo en qué estrategia seguir. El comisario dijo que se reunirá «antes del verano» con todas las partes implicadas para intentar forjar un acuerdo, con la idea de crear una nueva «alianza de lanzadores» abierta a más empresas y a «start-ups».

Con la mirada puesta en las pymes, la Comisión tiene previsto habilitar el próximo año un fondo espacial de 1.000 millones de euros.

Editado por Miriam Burgués