Macron pide a los europeos unidad para corregir retrasos en materia espacial

Macron pide corregir retrasos en materia espacial

El presidente francés, Emmanuel Macron, durante una reunión informal sobre ministros europeos del espacio en Toulouse, Francia, el 16 de febrero de 2022. EFE/EPA/GONZALO FUENTES / POOL

París /Ginebra (EuroEFE).- El presidente francés, Emmanuel Macron, reclamó este miércoles a los otros países europeos más ambición y más unidad en el diseño de la política espacial para corregir los retrasos y los errores cometidos en los últimos años frente a otras grandes potencias.

«Europa ha fallado en algunas inflexiones estratégicas» como los nuevos desarrollos tecnológicos de los cohetes reutilizables o la irrupción de operadores privados como SpaceX o Blue Origin, que usan también fondos públicos, y se ha quedado atrás en la defensa espacial, señaló ante los ministros europeos del ramo.

En una reunión ministerial informal organizada en Toulouse (sur de Francia) durante el semestre de presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea (UE), afirmó que «hay que sacar las consecuencias» de esa situación y, sobre todo, del hecho de que otros competidores «se han beneficiado de nuestras divisiones».

Recordó que su mandato de turno comunitario defiende ante todo avanzar en la idea de «soberanía europea».

A ese respecto, insistió en que «sin controlar el espacio no hay soberanía tecnológica», ni industrial, ni científica, ni estratégica, ya que el espacio es uno de los nuevos terrenos de los conflictos contemporáneos.

Por eso pidió una respuesta de «urgencia», pero también de largo plazo, para lo que llamó «una visión europea de la conquista espacial».

Precisamente, en el terreno de la exploración espacial y de los vuelos habitados, dijo que de aquí al próximo verano deberían ponerse encima de la mesa las posibilidades que pueden plantearse con vistas a que en la conferencia ministerial de la Agencia Espacial Europea (ESA) que se celebrará en París en noviembre se pueda «concretar esa visión».

Europa no tiene capacidades propias para enviar astronautas al espacio y hasta ahora lo hace en el marco de la cooperación de la Estación Espacial Internacional (EEI) en la que están implicados en particular los rusos y los estadounidenses, con una duración prolongada hasta 2030.

Para Macron, los europeos deben examinar, sobre la base de los trabajos de la ESA, cuáles son sus ambiciones a largo plazo, en particular si se lanza a la exploración en cooperación o en solitario para ir a la Luna o a Marte.

También en qué medida debe desarrollar por su cuenta vuelos habitados o ha de privilegiar para la exploración otros medios robotizados.

Macron defendió como «una propuesta ambiciosa» el proyecto presentado ayer por la Comisión Europea para una constelación de satélites en órbita baja para garantizar la conectividad de los países del Viejo Continente sin depender del exterior.

Porque lo contrario significaría que, «desde el punto de vista democrático e industrial, estaríamos en una situación inaceptable» en que habría que delegar la gestión de los datos y las comunicaciones a otras potencias que no operan ateniéndose al derecho europeo.

En el terreno militar, pidió que se asiente una doctrina europea para actuar en el espacio frente a la «agresividad» de terceros países y que implique, en especial, una capacidad de respuesta.

Hizo notar que su país «es una de las pocas grandes potencias» que ha definido sus objetivos para integrar el espacio en su política de defensa y ha comprometido una inversión para ello de 5.000 millones de euros para 2025.

Igualmente apostó porque los europeos establezcan estándares de regulación de la actividad espacial para luego utilizarlos en una negociación internacional, como ya se ha hecho en el negocio digital.

A su juicio, «el espacio no puede ser un lugar sin derecho» y los europeos deben estar en la vanguardia para cambiar esa situación.

 

SUIZA EXPRESA SU INTERÉS EN PARTICIPAR EN EL PROGRAMA COPERNICUS

Por otra parte, el Gobierno de Suiza anunció este miércoles su interés en participar en Copernicus, el programa de observación de la Tierra de la UE, durante su actual periodo presupuestario, iniciado en 2021 y que finaliza en 2027.

El Ministerio suizo de Medio Ambiente, Transportes, Energía y Comunicación está encargado desde hoy de negociar con la UE los términos de esta colaboración, que debería culminar con un acuerdo bilateral de asociación sometido posteriormente a votación en el Legislativo helvético, destacó el Ejecutivo federal en un comunicado.

El programa, lanzado en 2014 tras más de 15 años de preparaciones, recoge datos importantes para medir el cambio climático en Europa, y Suiza ya se ha beneficiado de él indirectamente, por su calidad de miembro fundador de la ESA, uno de los principales promotores de Copernicus.

El objetivo del programa es, recordó el Gobierno suizo, «impulsar la independencia europea en materia de datos de observación terrestre y su competitividad en tecnología de satélites y tratamiento de información».

Editado por Sandra Municio

La UE lanza un programa espacial para reducir su dependencia de EEUU y China

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) lanzó este martes su nuevo programa espacial, dotado con 14.800 millones de euros para los próximos siete años, con el que busca reducir su dependencia en un sector liderado por Estados Unidos y China.

"Veo …