Europa contraataca: aplicará aranceles a Estados Unidos porque no tiene otra «alternativa»

Aranceles

Un hombre ondea una bandera en una carretera con la imagen del presidente Donald Trump en Sulphur Springs, Texas, EE. UU., el 16 de octubre de 2019. EFE / EPA / LARRY W . HERRERO

Bruselas (EuroEFE).-  Bruselas contraataca: La Comisión Europea (CE) lamentó este viernes la entrada en vigor de los aranceles anunciados por Estados Unidos por valor de 7.500 millones de dólares a productos agroalimentarios comunitarios, que «no deja alternativa» a que Europa responda con la imposición de aranceles a bienes de EE.UU.

«Lamentamos la elección que ha hecho EE.UU. de seguir adelante con los aranceles. Este paso no nos deja otra alternativa que seguir en su debido momento con nuestros propios aranceles por el caso Boeing, en el que EE.UU. ha sido declarado culpable de vulnerar las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)», indicó la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

 

Los aranceles del 25 % impuestos por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, entraron en vigor la pasada medianoche.

Los aranceles llegan como respuesta al fallo de principios de octubre de la OMC, que a denuncia de Estados Unidos consideró ilegales los subsidios recibidos por el fabricante europeo de aviones Airbus.

En paralelo, la UE espera un fallo similar a principios del año próximo contra EE.UU. por sus subsidios a su fabricante aeronáutico Boeing, que le autorizará a imponer sus propios aranceles a productos estadounidenses como medida de compensación.

Malmström: la UE defenderá «a empresas, agricultores y consumidores europeos»

Los países más afectados por los aranceles estadounidenses son Alemania, España, Francia y el Reino Unido, aunque estos también golpean a otras naciones europeas.

Malmström afirmó que la CE hará un seguimiento del impacto de esos aranceles, «especialmente en el sector de la agricultura», y aseguró que la institución está «comprometida con defender a las empresas, agricultores y consumidores europeos».

«Imponer aranceles mutuamente no va en el interés de nadie a largo plazo. Infligirá daños muy significativos a una cadena de suministros altamente integrada en los sectores de la aviación en EE.UU. y en la UE y resultará en daños colaterales para muchos otros sectores que ya sufren bajo las actuales tensiones comerciales», dijo la comisaria.

Malmström recordó que tanto la UE como EE.UU. han sido declarados culpables de ir contra las normas de la OMC y que, como los mayores fabricantes de aviones de todo el mundo, ambos «tienen la responsabilidad conjunta de sentarse y negociar un acuerdo que sea equilibrado y que cumpla con la OMC».

La UE mantiene su oferta de negociar sobre la mesa

Así, apuntó que la UE, el pasado julio, «compartió propuestas concretas con EE.UU. sobre subsidios a la aviación claramente identificados y sobre el apoyo futuro a nuestros respectivos sectores aeronáuticos».

«Esta oferta sigue sobre la mesa», insistió.

Malmström había solicitado el pasado viernes por carta al Representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, empezar a negociar un acuerdo en su disputa comercial por los subsidios a Airbus y Boeing para evitar la imposición de aranceles por ambas partes.

En el mismo sentido, se expresó la ministra de Economía en funciones de España, Nadia Calviño.

La ministra argumentó que el enfoque general de la UE es el de «una economía muy abierta», motivo por el que el bloque europeo prefiere hallar «maneras de cooperar en lugar de participar en una guerra comercial» contra Estados Unidos.

El sector agroalimentario español prepara un plan de choque por los aranceles de EEUU

Los representantes de los sectores agroalimentarios españoles más afectados por la subida arancelaria decretada por Estados Unidos preparan ya un «plan de choque» para amortiguar este impacto, en el que se incluye la solicitud de ayudas públicas, ha declarado a Efe el director general de la patronal de la industria alimentaria (FIAB), Mauricio García de Quevedo.

«Estamos viendo cómo elaborar un plan de choque, pero reviste cierta complejidad, ya que tenemos 113 productos afectados de ocho subsectores diferentes», ha explicado este viernes y ha apuntado que el citado plan estará listo la próxima semana.

La naturaleza jurídica de los exportadores españoles (desde sociedades anónimas hasta limitadas, pasando por cooperativas agrícolas, entre otras) obliga a buscar algo «consistente» que sea útil para todos, ha subrayado.

Las ayudas públicas compensatorias pueden ser «nacionales o europeas», aunque el responsable de FIAB ha recordado que para que España pueda contribuir es necesario el visto bueno de Bruselas para que el Ejecutivo «aplique medidas hasta que se corrija» la situación.

García de Quevedo ha participado este viernes en una reunión con el resto de miembros de una plataforma -de carácter informal- formada por los sectores agroalimentarios que se ven perjudicados por la decisión de la Administración Trump.

La plataforma aglutina a representantes del aceite de oliva, el vino, las aceitunas, los quesos y otros lácteos, productos del porcino, zumos, licores, moluscos y las frutas preparadas o conservadas, además de cooperativas y organizaciones agrarias.

Edición: Catalina Guerrero