Bruselas propone una ventanilla única para agilizar los controles de mercancías

fronteras

Un camión cruza un punto fronterizo entre Alemania y Dinamarca, en una fotografía de 2011. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) planteó este miércoles crear una ventanilla única para agilizar los trámites relacionados con los controles fronterizos no aduaneros a las mercancías que entran o salen de la Unión Europea, que facilitaría este proceso para los fabricantes y las autoridades que realizan controles.

“La propuesta de hoy es el primer paso en la creación de un marco digital para una mayor cooperación entre todas las autoridades fronterizas a través de una sola ventanilla. La ventanilla única permitirá a las empresas y comerciantes proporcionar datos en un solo portal en un Estado miembro individual, reduciendo así duplicación, tiempo y costes”, explicó la Comisión en un comunicado.

En la práctica, la propuesta supone que cada Estado miembro establezca su propio portal único al que las empresas puedan aportar toda la información sobre los bienes que están exportando o importando, una plataforma que debería reemplazar una multitud de diferentes portales que actualmente usa cada autoridad responsable de los controles en cada país.

Posteriormente, los 27 portales nacionales se vincularían a través de un marco digital que pondrá en marcha la Comisión Europea para que todas las autoridades relevantes en la UE puedan acceder a la información que necesitan y colaborar más en los controles fronterizos.

La Comisión reconoce que el sistema actual requiere a las empresas enviar información a autoridades nacionales en áreas como salud, seguridad, medio ambiente o agricultura, habitualmente cada una con su propia plataforma y procedimientos individuales.

“Esto es engorroso, consume mucho tiempo para los comerciantes y reduce la capacidad de que las autoridades actúen de forma conjunta en la lucha contra los riesgos”, señala Bruselas.

El sistema propuesto este miércoles busca facilitar el proceso tanto para las empresas, para las que se facilita el envío de información a una plataforma única, y para las autoridades, que podrán verificar información de forma más automática.

Sin este sistema, advierte la Comisión, la UE podría salir perdiendo en términos de competitividad frente a otros socios internacionales que sí tienen un sistema similar en marcha.

La Comisión apunta a que la puesta en marcha de este proyecto requerirá “una importante inversión” desde la UE y los propios países, tanto para cambiar la legislación como los procesos y sistemas informáticos, que Bruselas espera poder apoyar a través de los fondos del Instrumento para la Recuperación y la Resiliencia, el pilar principal del fondo de recuperación pospandemia.