La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa debate expulsar a Rusia

Asamblea parlamentaria consejo europa debate expulsar Rusia

Vista exterior de la sede del Consejo de Europa en Estrasburgo (Francia). EFE/EPA/Patrick Seeger/Archivo

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) votará este martes una opinión en la que solicita al Comité de Ministros que pida a Rusia su retirada de la organización y, si no lo hace, fijar una fecha para que deje de ser miembro.

Ante «la gravedad de los actos cometidos y la profunda ruptura de la confianza» en Rusia, se «justifica plenamente» la aplicación del artículo 8 del Estatuto de la organización que prevé la expulsión de un Estado miembro, señala el documento, al que tuvo acceso Efe.

 

El pasado 25 de febrero, el Comité de Ministros, órgano de decisión del Consejo de Europa, decidió suspender la participación de Rusia tras la invasión de Ucrania, según establece el artículo 8 del Estatuto de la organización.

Ese artículo señala que el país miembro que infrinja gravemente los principios del Estado de derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales puede ser suspendido por el Comité de Ministros y, si mantiene su actitud, dejar de pertenecer al Consejo.

El primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal, y la presidenta de la delegación ucraniana ante la Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), María Mezentseva, defendieron hoy la expulsión de Rusia de la organización paneuropea.

Shmhal intervino por vídeo ante la Cámara europea, en sustitución del presidente, Volodímir Zelenski, que no pudo participar por videoconferencia ante el pleno de la APCE por «razones urgentes».

 

El Comité de Ministros decidió solicitar a la APCE una opinión sobre los pasos a dar tras la suspensión de Rusia.

DEBATE INÉDITO

El debate previsto se desarrollará durante toda la jornada y podría durar unas ocho horas y media. Hay 183 oradores inscritos, «más que nunca», como ha asegurado el presidente de la APCE, el holandés Tiny Kox.

Los parlamentarios intervendrán desde el hemiciclo o por videoconferencia. Entre ellos 11 ucranianos, 13 británicos, 11 franceses, 10 españoles y otros tantos alemanes, 8 italianos, y también legisladores mexicanos y canadienses.

En el hemiciclo del Palacio de Europa, en Estrasburgo (Francia), sólo habrá parlamentarias ucranianas. Los legisladores masculinos se han quedado en su país e intervendrán a distancia.

Rusia se adhirió al Consejo de Europa en 1996, tras cuatro años como invitado especial y sellar el compromiso de resolver el conflicto checheno. Aplicó una moratoria sobre la pena de muerte, que sólo existe en el único país europeo no miembro del Consejo: Bielorrusia.

En 2008, Rusia no fue sancionada por la guerra de cinco días con Georgia y el reconocimiento de la independencia de los territorios separatistas georgianos de Abjasia y Osetia del Sur.

Pero en 2014, la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea provocó la suspensión del derecho de voto de la delegación rusa en la APCE.

Rusia reaccionó primero dejando de acudir a todas las reuniones de la Cámara y en 2017 fue más allá, al dejar de pagar su contribución anual a la organización paneuropea, de unos 33 millones de euros.

Reformado el Reglamento de la Asamblea para solucionar la situación, la delegación rusa volvió a la Cámara en 2019 y el presupuesto del Consejo de Europa volvió a equilibrarse.

Ese regreso fue un error, según aseguró hoy el primer ministro ucraniano, quien afirmó que ese retorno «demostró al mundo que no había comprendido la amenaza de (el presidente ruso Vladímir) Putin».

La expulsión «es una oportunidad que damos a la sociedad rusa para cambiar y elegir a un presidente que les represente de verdad, pero no a un terrorista en pleno siglo XXI», expresó, por su parte, Mezentseva.

Tanto Shmyhal como Mezentseva evocaron la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial, porque «Rusia no se parará en la frontera de Ucrania» y «es el momento de aunar esfuerzos y que Ucrania reciba la ayuda que necesita».

Si finalmente se adopta la expulsión de Rusia del Consejo de Europa, sería la primera vez en 70 años que se toma un decisión así. En 1969, tras el golpe de Estado de los coroneles en Grecia, la Asamblea del Consejo recomendó la expulsión del país, cuyo régimen militar se marchó antes.

La opinión también incluye suspender las relaciones de la APCE con Bielorrusia por participar en la agresión contra Ucrania y propone celebrar una cuarta cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del Consejo de Europa para consolidar su «papel indispensable».

Editado por Miriam Burgués