España bloquea acceso a Mobdro, aplicación de transmisión ilegal de partidos

Varios pasajeros ven una repetición de un partido de fútbol en un aeropuerto EFE/ Udo Weitz./archivo

La Haya (EuroEFE).- Un operativo europeo liderado por España logró bloquear el acceso a la aplicación móvil Mobdro, utilizada por unos 43 millones de usuarios en todo el mundo para la transmisión ilegal de partidos de fútbol de las principales ligas profesionales, confirmó hoy a Efe una fuente de la agencia Eurojust, que coordinó el operativo desde La Haya.

Un sospechoso ha sido detenido por las autoridades españolas y otras tres personas fueron interrogadas en España y Andorra, mientras que la aplicación ha sido bloqueada en España, Portugal y la República Checa, donde se alojaban algunas de las plataformas.

También se llevaron a cabo cuatro registros, dos de ellos en Murcia (España) y otros dos en Andorra.

El principal acusado utilizaba dominios y servidores informáticos primarios para conectarse ilegalmente a servicios audiovisuales que operaban legalmente utilizando la aplicación Mobdro, lo que levantó las sospechas de las autoridades y llevó a la apertura de una investigación en 2018.

Durante la búsqueda de pesquisas sobre esa transmisión ilegal de señales audiovisuales protegidas por derechos de autor, las autoridades descubrieron más actividades similares que suponían el uso ilegítimo de las plataformas regulares.

Los servicios ilegales se ofrecían a través de herramientas online a clientes localizados en todo el mundo, lo que generó a los delincuentes unos beneficios que las autoridades estiman en al menos cinco millones de euros.

La situación fue denunciada, entre otros, por la Liga Española de Fútbol Profesional y la Premier League, según la agencia europea.

Eurojust coordinó la parte judicial del operativo, que permitió bloquear la posibilidad de cargar la aplicación a través de plataformas y servidores situados en España, Portugal y República Checa, y ayudó en la ejecución en los países afectados de las órdenes de investigación europeas emitidas por las autoridades españolas, además de gestionar una solicitud de asistencia judicial recíproca con Andorra.

Por su parte, la agencia de coordinación policial Europol brindó apoyo analítico a la operación que, sobre el terreno, fue llevada a cabo por el Juzgado de Instrucción nº 12 de Valencia y por la Policía Nacional española, mientras que, en Portugal, se hizo cargo del caso el Departamento de Investigación y Procesamiento Criminal de Lisboa, así como la Dirección de Policía Judicial de la capital portuguesa junto con la Fiscalía Municipal y la Policía de Praga.

Desde 2019 se han incautado cerca de 6.000 servidores en diferentes operaciones destinadas a frenar el abuso por parte de organizaciones criminales de los servicios audiovisuales de empresas que operan legalmente y que pagan los derechos de autor correspondientes. Los delincuentes también usan este tipo de delitos para el blanqueo de capitales, según Eurojust.

Editado por Virginia Hebrero

 

Supported by

EUIPO