La película Macedonia “God exists, her name is Petrunya” gana el Lux frente a “El reino”

Teona Strugar Mitevska (C) y Zorica Nusheva, directora y protagonista de "God exists, her name is Petrunya", en una imagen tomada durante el último festival de Berlín. [EFE/EPA/FELIPE TRUEBA]

Estrasburgo (Francia) (EuroEFE).- La película macedonia “God exists, her name is Petrunya”, de Teona Strugar,  quien hizo un alegato a favor de los derechos de autor, se llevó este miércoles el Premio Lux 2019 que concede el Parlamento Europeo, al que también optaban la española “El reino”, de Rodrigo Sorogoyen, y el documental danés “Cold case Hammarskjöld”, de Mads Brügger.

El presidente de la Eurocámara, David Maria Sassoli, anunció el ganador durante la sesión plenaria que se celebra en Estrasburgo (Francia). Un foro que la realizadora macedonia aprovechó para lanzar un alegato a favor de los derechos de autor, por lo que invitó a los parlamentos nacionales europeos a ratificar “cuanto antes” la nueva directiva de este área.

Con una espectacular debutante al frente del reparto, Zorica Nusheva, este filme que mezcla feminismo, tradición, religión y hasta thriller, sedujo a los eurodiputados en la decimotercera edición del premio.

Un filme con fuerte contenido social y político, algo habitual en el cine de Strugar, que resaltó al recoger el premio que los políticos de su país siempre le han criticado porque sus películas “son muy políticas”.

Pero, agregó, hay que hacerlo para construir un mundo mejor. “Hay que dar espacio para expresar nuestras opiniones libremente y garantizar la esencia de nuestros derechos humanos, la libertad de expresión”.

Y se refirió al cineasta ucraniano Oleg Sentsov, que recogió ayer el Premio Sájarov del Parlamento Europeo a la libertad de conciencia de 2018, que no pudo recibir el año pasado porque estaba en prisión en Rusia, donde cumplió cinco años de una condena de 20 por presuntas actividades terroristas en Crimea.

Strugar deseó que nadie vuelva a estar encarcelado por sus ideas. “Tenemos que mantener nuestras libertades y poder expresar nuestras ideas libremente y sin miedo”.

“Soy una mujer, soy macedonia y soy europea. Creo firmemente en que el futuro de Europa debe ser en solidaridad, con inclusión y no exclusión”, dijo Strugar para finalizar su discurso.

La cineasta, acompañada por la protagonista de su filme, posó al finalizar el acto con el resto de los premiados y con el presidente de la Eurocámara, que al anunciar la película ganadora destacó el valor de cine como una “una llave que ayuda a abrir la comprensión de la realidad, a entender mejor quiénes somos”.

Sassoli destacó que el Lux es el único premio de cine que otorga un parlamento en el mundo y señaló que los tres filmes finalistas han sido subtitulados a los 24 idiomas oficiales de la UE y mostrados en los 28 países miembros.

“El reino” no gana el Lux pero cumple su labor en la Eurocámara, “molestar”

“El reino”, la película de Rodrigo Sorogoyen sobre la corrupción política, no ganó este miércoles el Premio Lux al que llegó como finalista, pero sí cumplió una tarea que tiene a menudo el cine, “molestar”, como señaló en rueda de prensa su productor, Gerardo Herrero.

“Nuestro trabajo tienen muchas veces el sentido de tocar las narices, de molestar”, señaló Herrero, que también resaltó que “los políticos son humanos y también tienen su corazoncito, pero a veces cuesta trabajo verlo”.

Esa es la conclusión que ha sacado el productor tras tres días en Estrasburgo. Y aunque Herrero se mostró más que satisfecho por la visibilidad que la nominación del Lux ha dado a “El reino” y por el hecho de que el filme haya sido visto por muchos políticos europeos, también resaltó que desde que llegó a Estrasburgo se dio cuenta de las pocas posibilidades de ganar que tenía su historia.

“Me di cuenta de que teníamos pocas posibilidades por la cantidad de personas a las que les ha molestado la película desde el punto de vista ideológico”, dijo el productor, que ha tenido la ocasión estos días de hablar con muchos eurodiputados sobre el filme de Sorogoyen, que se llevó este año siete Premios Goya.

Por eso pidió que exista una “mayor conexión entre la sociedad civil y los políticos”, para que entiendan que, independientemente de su ideología, tienen que defender su cultura.

“Solo la ciencia, la educación y la cultura transforman una sociedad”, agregó.

Desde la sala de prensa le escuchaba el protagonista del filme, Antonio de la Torre, que se mostró feliz por haber sido finalista del Lux, lo que hace que “El reino” sea subtitulado a los 24 idiomas oficiales de la UE y pueda ser visto en países impensables.

“Estoy muy feliz de que España en vez de ser cuarta sea tercera”, dijo a Efe el actor, que destacó la visibilidad que el Lux le ha dado al filme y la rampa de lanzamiento que supone su distribución en todos los países de la Unión Europea.

“A efectos de promoción y visibilidad, ser la la primera película española finalista en los treces de años de este premio hace que nos vayamos contentos”, resaltó.

Un premio al que a partir del año próximo contará con la votación de todos los ciudadanos europeos y no solo de los eurodiputados.

Editado por Luis Alonso y Catalina Guerrero

 

“El contenido del sitio refleja exclusivamente el punto de vista del autor. La Comisión Europea no es responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo”.

“El proyecto fue cofinanciado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) en el marco de la convocatoria de propuestas GR/002/19. “Apoyo a las actividades de sensibilización sobre el valor de la propiedad intelectual y los daños causados por la falsificación y la piratería (2019/C 181/02)”. La EUIPO no participó en su preparación y no es en modo alguno responsable de la información o las opiniones expresadas en el marco del proyecto, ni se considera vinculada a ellas. Los autores, las personas entrevistadas, los editores o los distribuidores del programa son los únicos responsables de ellos, de conformidad con la legislación aplicable. Además, la OEPI no puede ser considerada responsable de ningún daño directo o indirecto resultante de la ejecución del proyecto”.

Supported by

EUIPO