Pablo Arias: No queremos ser estadounidenses o chinos para regular lo digital, y con respeto a la propiedad intelectual

Fotografía del eurodiputado Pablo Arias facilitada por sus servicios de prensa. EFE

Bruselas (EuroEFE).- El eurodiputado español Pablo Arias (PP) explicó este miércoles que la Unión Europea (UE) debe liderar un “tercer camino” para evitar los modelos estadounidense o chino a la hora de regular los servicios digitales en su territorio, y en su lugar diseñar legislación según el llamado “modo de vida europeo”, que respete, entre otras cosas, la propiedad intelectual.

El diputado popular es uno de los eurodiputados que ha participado en la elaboración de un informe aprobado en el pleno del Parlamento Europeo con recomendaciones a la Comisión sobre cómo enfrentar esta compleja legislación sobre los servicios digitales, cuya primera propuesta se prevé para diciembre de este año.

Se trata de una propuesta que, según el español, permitirá a los europeos “ver y sentar las bases de una tercera vía” en lo que se refiere a la regulación de este sector, en la que tengan relevancia los principios y valores fundamentales de la UE.

En este ámbito, estos valores se aplicarían a aspectos como la protección de los datos de los ciudadanos, su gestión o almacenaje, una cuestión que, recordó Arias, importa mucho en Europa.

“No queremos ni ser estadounidenses ni ser chinos, lo que queremos es tener un modelo europeo también en este ámbito digital”, afirmó el diputado popular, que lo consideró importante no solo para que la UE “sea o vuelva a ser vanguardia” en lo digital sino también para que “otras zonas del mundo se fijen en lo que hemos hecho aquí a nivel legislativo y podamos ser ejemplo a nivel mundial”.

“En Europa comenzamos siendo actor principal a nivel global a comienzos del siglo XX en la carrera tecnológica, la antesala de la carrera digital”, recordó Arias, que lamentó no obstante que veinte años después no haya ninguna tecnológica europea entre las diez más destacadas del sector digital. “Algo no hemos entendido o no hemos hecho bien”, añadió.

Arias reclamó que Europa debe “ponerse las pilas” ante empresas extranjeras que monetizan los datos que obtienen de territorio europeo e insistió en que el Viejo Continente “se lo juega todo” en este sector.

En este sentido, lamentó que no haya prosperado una enmienda al texto presentada por su grupo con una mención concreta al modo de vida europeo y finalmente no ha recibido apoyo de otros grupos de la Eurocámara, como los socialdemócratas.

NOTIFICACIONES NO ANÓNIMAS SOBRE PROPIEDAD INTELECTUAL

La propuesta parlamentaria para un futuro mecanismo de notificación de contenidos ilícitos recoge, entre otras precisiones, que estas notificaciones no puedan ser anónimos cuando el contenido en cuestión viole derechos sobre propiedad intelectual.

Arias se mostró partidario de que “en general” las notificaciones sobre contenidos ilícitos no sean anónimas para “evitar en muchos casos notificaciones falsas”, aunque reconoció que el anonimato puede ser útil para proteger a ciertas minorías o a ciertos grupos vulnerables.
Sin embargo, en lo que se refiere a la propiedad intelectual, Arias opinó que las notificaciones “no deben ser anónimas por una cuestión de disuasión”.

“Las notificaciones tienen un impacto directo en la actividad comercial de las empresas, sobre todo en el ámbito de las pymes, que pueden verse gravemente afectadas al tener que detener su actividad durante un tiempo. Debemos ser especialmente cautelosos. El hecho de no ser anónimos disuade a aquellos que pretenden presentar notificaciones maliciosas”, explicó.

En este sentido, pidió también que la futura normativa que se acuerde respete la legislación existente en materia de protección de derechos de la propiedad intelectual y no cree nuevas obligaciones.

Servicios digitales en la UE

Servicios digitales en la UE

Geplaatst door EuroEFE op Woensdag 21 oktober 2020

 

Edición: Catalina Guerrero

 

El contenido del sitio refleja exclusivamente el punto de vista del autor. La Comisión Europea no es responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo”.

“El proyecto fue cofinanciado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) en el marco de la convocatoria de propuestas GR/002/19. “Apoyo a las actividades de sensibilización sobre el valor de la propiedad intelectual y los daños causados por la falsificación y la piratería (2019/C 181/02)”. La EUIPO no participó en su preparación y no es en modo alguno responsable de la información o las opiniones expresadas en el marco del proyecto, ni se considera vinculada a ellas. Los autores, las personas entrevistadas, los editores o los distribuidores del programa son los únicos responsables de ellos, de conformidad con la legislación aplicable. Además, la OEPI no puede ser considerada responsable de ningún daño directo o indirecto resultante de la ejecución del proyecto”.

Supported by

EUIPO