Biden confía en que «nunca haya otro día» como el del asalto al Capitolio y culpa a Trump

Harris y Biden

Kamala Harris (iz) y Joe Biden (d) camino a la rueda de prensa que ofrecieron en Washington el 6 de enero de 2022. [EFE-EPA]

Washington (EuroEFE).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró este jueves que reza para que nunca se repita algo similar al asalto al Capitolio de los seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021), en el primer aniversario de esa fatídica jornada. Sin mencionar explícitamente el nombre de Donald Trump, mencionó al expresidente como responsable último de lo sucedido.

 

 

«Estoy rezando para que nunca tengamos otro día como el día que tuvimos hace hoy un año. De eso voy a hablar», dijo Biden en declaraciones a la prensa al llegar al Capitolio, donde se disponía a dar un discurso sobre las secuelas que dejó el asalto a la sede del legislativo.

Culpa a Trump

Biden responsabilizó al expresidente Donald Trump (2017-2021) de crear una «red de mentiras» sobre las elecciones de 2020 e incitar a sus seguidores a asaltar el Capitolio hace un año.

«Su ego herido le importa más que nuestra democracia y nuestra Constitución. No puede aceptar que perdió», dijo Biden.

Aunque no mencionó por su nombre a Trump, Biden dedicó buena parte de su discurso a criticar a su predecesor, quien justo antes del asalto del 6 de enero de 2021 alentó a sus seguidores -congregados en Washington- a marchar hacia el Capitolio y «luchar» para evitar que se refrendara el resultado electoral.

«El expresidente de Estados Unidos de América ha creado y difundido una red de mentiras sobre las elecciones de 2020. Lo ha hecho porque valora más el poder que los principios», afirmó Biden.

Denunció que Trump y sus aliados han decidido que «la única forma de ganar para ellos es suprimir el voto y subvertir las elecciones», en un contexto de crecientes reformas a nivel estatal que, en la práctica, prometen dificultar el voto de las minorías y las personas con menos recursos económicos.

«No puedes amar nuestro país solo cuando ganas. No puedes obedecer la ley solo cuando te conviene. No puedes ser patriótico cuando abrazas las mentiras y las permites», agregó.

Visiblemente irritado, el presidente insistió en que hay «cero pruebas» de las denuncias de fraude electoral que Trump difundió tras las elecciones de 2020, y que han provocado que la mayoría de los votantes republicanos sigan todavía sin creer que Biden ganara de forma legítima los comicios.

«Él no solo es un expresidente. Es un expresidente derrotado, por un margen de más de 7 millones de sus votos, en unas elecciones completas, libres y justas», subrayó.

Biden prometió mantenerse alerta ante la posibilidad de que la oposición republicana pueda intentar dar la vuelta a un posible resultado que no les favorezca en los próximos ciclos electorales: las legislativas de noviembre de este año y las presidenciales de 2024.

«Defenderé esta nación. No dejaré que nadie ponga una daga en la garganta de la democracia», recalcó.

Insistió en que «la promesa de la democracia está en riesgo» tanto en Estados Unidos como en el mundo, donde, a su juicio, se libra una batalla ideológica contra las «autocracias» de países como China y Rusia.

Mientras, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, afirmó que el asalto de hace un año al Capitolio del país por una turba de seguidores del expresidente Donald Trump «refleja la fragilidad de la democracia».

Borrell: Asalto al Capitolio tuvo un eco particular para mí, recordé el 23F

Bruselas (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, señaló este domingo que el reciente asalto al Capitolio en Estados Unidos el pasado miércoles le hizo recordar el golpe de Estado del 23 …

«El asalto violento que tuvo lugar aquí, el mero hecho de lo cerca que las elecciones pudieron ser revocadas, refleja la fragilidad de la democracia», dijo Harris en un discurso en el Capitolio para conmemorar el primer aniversario del asalto.

El 6 de enero del pasado año, unas 10.000 personas -la mayoría simpatizantes de Trump- marcharon hacia el Capitolio y unas 800 irrumpieron dentro del edificio para impedir que se ratificara la victoria del ahora presidente estadounidense, Joe Biden, frente al candidato republicano en las elecciones de noviembre de 2020.

El expresidente, que se negó a aceptar su derrota contra Biden en las elecciones de 2020, dio un mitin ante sus seguidores justo antes del asalto, en el que alentó a la multitud a marchar hacia el Capitolio y «luchar» para evitar que se certificara el resultado electoral.

Un año después, la trágica jornada, que dejó cinco personas fallecidas y 140 agentes heridos, continúa marcando gran parte de la agenda política de Estados Unidos.

Biden ve urgente reforzar las democracias ante los desafíos que las amenazan

Washington (EuroEFE).- Los líderes invitados en la Cumbre por la Democracia, organizada por Estados Unidos, coincidieron en destacar la necesidad urgente de renovar y reforzar el modelo democrático «el gran desafío de nuestro tiempo» ante la creciente amenaza de Gobiernos …

Editado por Fernando Heller