Bruselas pide una “desescalada inmediata” de la tensión en Israel y Palestina

Escombros en Gaza tras bombardeos del Ejército israelí. EFE/EPA/MOHAMMED SABER

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) pidió este martes una “desescalada inmediata” de la tensión en Israel y Palestina, tras los disparos de cohetes desde Gaza por milicianos palestinos y los bombardeos del Ejército israelí, que han causado al menos 22 muertos palestinos, nueve de ellos menores, en la pasada noche.

“Esta es la prioridad, la desescalada inmediata para proteger la vida de los civiles”, dijo el portavoz de Asuntos Exteriores del Ejecutivo Comunitario, Peter Stano, que condenó también el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza a Israel.

“El disparo de cohetes desde la franja contra objetivos civiles en Israel es totalmente inaceptable”, manifestó el portavoz.

 

Los movimientos islamistas, Hamás y Yihad Islámica, lanzaron la pasada noche más de 200 proyectiles hacia Israel por la tensión en Jerusalén Este, que continuó de madrugada y se extendió con protestas a Cisjordania ocupada y comunidades árabes de Israel.

El Ministerio de Sanidad de Gaza aseguró que al menos 22 palestinos, entre ellos nueve menores, murieron y un centenar quedaron heridos, en la respuesta de Israel.

El Ejército israelí “no confirmó ni negó” que la muerte de civiles fuera consecuencia de los bombardeos pero afirmó que los ataques selectivos contra milicianos de Hamás y la Yihad Islámica causaron 15 muertos y que un tercio de los disparos de las milicias fallaron y cayeron en misma franja, “causando víctimas”.

El portavoz de la CE aseguró también que la violencia vivida en los últimos días, no solo en el Franja sino en Jerusalén Este, donde ayer hubo más de 300 heridos “preocupa profundamente a la Unión Europea y los Estados miembros”, e incidió en que Bruselas apuesta por la creación de dos Estados para acabar con el conflicto.

“Los últimos acontecimientos demuestran lo necesario que es volver a relanzar las negociaciones para encontrar una solución pacífica duradera (…) hacia los dos Estados”, consideró Stano.

Editado por Miriam Burgués