Dinamarca aprueba aumentar la cooperación en defensa dentro de la UE

Dinamarca aprueba aumentar cooperación en defensa dentro de la UE

Los ciudadanos emiten su voto poco antes del cierre del colegio electoral en el Ayuntamiento de Copenhague. EFE/EPA/CLAUS BECH

Copenhague (EuroEFE).- Dinamarca aprobó este miércoles en referendo eliminar la excepción en materia de defensa a la política común de la Unión Europea (UE), vigente desde hace tres décadas, con el 66,6 % a favor y el 33,4 % en contra, escrutado el 70 % de los votos.

Las encuestas previas daban una clara victoria a los partidarios de suprimir ese modelo, un resultado confirmado por los dos sondeos a pie de urna difundidos por los dos principales canales de televisión, que otorgaban al «sí» una ventaja de entre 30 y 38 puntos.

La consulta fue convocada a principios de marzo por el Gobierno socialdemócrata como respuesta a la intervención militar rusa en Ucrania y tras un acuerdo con cuatro partidos políticos más, que en total suman casi tres cuartas partes de los escaños del Parlamento.

Dinamarca rechazó en 1992 en referendo el tratado de Maastricht, aunque lo aprobó un año después en una nueva consulta que incluía excepciones en cuatro áreas: unión monetaria y económica, defensa, cooperación policial y jurídica y ciudadanía, aunque esta última se considera intrascendente tras el tratado de Ámsterdam.

La excepción en defensa supone que Dinamarca no puede participar en misiones militares de la UE -pero sí civiles- ni en discusiones ni negociaciones relacionadas con esa área, y le impide pertenecer a la Agencia de Defensa Europea y la Cooperación Estructurada Permanente (CEP).

Pero su condición de miembro de la OTAN ha reducido el impacto real, ya que Dinamarca ha participado igualmente en misiones militares de la UE pero bajo bandera de la Alianza, la ONU o subordinada a otros países.

Los partidarios de eliminar la excepción apuntaban a la guerra de Ucrania y a la importancia de estrechar la cooperación europea y asumir «mayor responsabilidad» en la seguridad propia, sin ocultar el carácter simbólico de la cuestión; los opositores, las fuerzas más a la derecha y a la izquierda del Parlamento, apelaron al tradicional escepticismo danés hacia Bruselas y el peligro de un hipotético ejército europeo.

La de este miércoles fue la novena consulta relacionada con Europa que se celebra en Dinamarca y la tercera vez que una de las excepciones es sometida al voto popular: en las dos ocasiones anteriores, en 2000 sobre el euro y en 2015 sobre política jurídica, ganaron los partidarios de mantener el modelo.

Editado por M.Moya