El programa de drones militares europeos está pendiente del compromiso financiero de España, según Francia

Un dron expuesto en la feria UNVEX S&D 2018, la mayor cita europea sobre sistemas autónomos o remotamente tripulados (UAV's y RPAS). EFE/J.Casares/Archivo

París (EuroEFE).- El lanzamiento del programa europeo de drones militares MALE está pendiente del compromiso financiero de Madrid, y eso depende de que lleguen a España los fondos europeos de la recuperación, según la ministra francesa de Defensa, Florence Parly.

En una entrevista publicada este viernes por el medio digital de información económica La Tribune, Parly considera que el contrato para el programa MALE se podría notificar “de aquí al verano” pero para eso “España tiene que comprometerse con la financiación”.

Añade que “esa capacidad de financiación depende de los plazos de ratificación de los planes de recuperación, y por tanto de la rapidez con la que los fondos europeos del plan de recuperación van a llegar a España”.

Está previsto que España sea, en términos absolutos, el segundo país más beneficiado de esos planes, un dinero que se debería dedicar sobre todo a proyectos de reconstrucción e innovadores para preparar el futuro.

En mayo de 2015, Francia, Alemania, Italia y España decidieron estudiar un programa de aviones de observación y exploración de mediana altura y largo alcance (MALE, en sus siglas en inglés) para limitar su dependencia estratégica de la tecnología militar estadounidense en este terreno.

Parly explicó que los cuatro socios coinciden en el objetivo de su lanzamiento para el verano “pero cada país tiene sus propios procesos de decisión” y les corresponde “validar los contratos antes de notificarlos a los industriales”.

Una referencia a las empresas, en particular el grupo europeo Airbus, pero también al italiano Leonardo y al francés Dassault Aviation, que se han implicado en los estudios realizados hasta ahora y que deberían encargarse del desarrollo de estos drones.

El acuerdo entre los cuatro países prevé un encargo total de 63 de estos aparatos (21 para Alemania, 15 para Italia, 15 para España y 12 para Francia) con un coste estimado de unos 7.100 millones de euros.

Editado por Miriam Burgués