La Europa del Este se prepara ante la llegada de los primeros refugiados de Ucrania

Europa se prepara para la llegada de los refugiados ucranianos

Colas para repostar este jueves en Kiev antes de intentar salir de la capital ucraniana. EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO

Bucarest / Praga /Bruselas (EuroEFE).- El ataque ruso a Ucrania ha provocado ya las primeras salidas de refugiados hacia países vecinos como Hungría o Rumanía, mientras que otros, como República Checa, se preparan para la posible entrada de miles de personas.

PRIMEROS REFUGIADOS

Varios centenares de ciudadanos ucranianos cruzaron en las primeras horas del jueves la frontera con Rumanía para buscar refugio en casas de amigos y familiares ante la invasión militar a gran escala lanzada por Rusia, informaron las autoridades rumanas.

«Los primeros datos de la Policía de Frontera muestran un incremento de varios centenares de personas, aunque muchas de ellas tiene la nacionalidad rumana, familiares o amigos e incluso sus propias viviendas en Suceava», dijo el prefecto de esta provincia rumana fronteriza en declaraciones a G4Media.

Las autoridades locales han habilitado una infraestructura móvil con capacidad para albergar a 200 desplazados en caso de que sea necesario, aunque el Gobierno central ha anunciado que puede aumentar esa capacidad si llegan más refugiados.

Rumanía comparte con Ucrania una frontera de más de 600 kilómetros y los contactos entre quienes viven a ambos lados de la frontera son fluidos.

Según el último censo oficial, en Rumanía vive una minoría histórica ucraniana de más de 50.000 personas, mientras que en Ucrania viven unos 400.000 rumano parlantes.

El ministro de Defensa de Rumanía, Vasile Dincu, declaró esta semana a los medios que su Gobierno está preparado para acoger a más de medio millón de refugiados de Ucrania.

En la vecina Moldavia, cerca de 2.000 refugiados ucranianos cruzaron hoy la frontera, informó la ministra de Interior moldava, Anda Revenko.

HASTA UN MILLÓN EN POLONIA

El Gobierno de Polonia, donde actualmente viven de forma permanente 250.000 ucranianos, aunque el número de residentes temporales puede ser de hasta un millón, ha asegurado recientemente que el país y su mercado laboral «podría asimilar» hasta un millón de desplazados ucranianos.

El ministro de Interior de República Checa, Vit Rakusan, ha asegurado que en el caso de que lleguen más de 5.000 refugiados será necesario declarar el estado de emergencia.

Esa cifra, considerada factible por Praga, supondría una «ola migratoria de gran escala» y requiere activar numerosos resortes del Estado a nivel central y regional, algo que requiere esa medida.

En la República Checa, que no tiene frontera con Ucrania, hay registrados unos 160.000 ucranianos, muy presentes en sectores como la construcción.

BULGARIA, «ABIERTA» A LOS REFUGIADOS

Las autoridades búlgaras se mostraron hoy dispuestas a acoger a ucranianos que huyan ante el ataque ruso.

«Me dirijo a todos los búlgaros en Ucrania, así como a todos los ciudadanos ucranianos que deseen solicitar asilo en Bulgaria. Estamos abiertos y haremos todo lo posible no solo para transportarlos a Bulgaria de forma segura, sino también para brindarles toda la asistencia necesaria aquí», aseguró el presidente del país, Rumen Radev.

POSIBLE OLEADA HACIA HUNGRÍA

Hungría, que tiene 136 kilómetros de frontera con Ucrania, lleva días advirtiendo de que, en caso de guerra, podrían llegar al país cientos de miles o incluso millones de refugiados.

La televisión pública informó hoy de que muchos hombres jóvenes estaban ya hoy en camino hacia Hungría, aunque sin dar más detalles.

El primer ministro húngaro, el ultranacionalista Viktor Orbán, ha dicho que esa oleada será peor que la que provocaron las guerras de la década de 1990 en la antigua Yugoslavia.

Austria, uno de los países más ricos de la Unión Europea, ha acogido en el pasado diferentes oleadas de refugiados, aunque en los últimos años ha endurecido su política de asilo respecto a quienes huyen de conflictos en Asia y Oriente Medio.

«La situación en Ucrania es diferente a la de países como Afganistán. Se trata de ayudar a un vecino», adelantó ya ayer, antes del comienzo del ataque, el canciller federal, el conservador Karl Nehammer.

El Gobierno alemán ofreció hoy «apoyo masivo», tanto a Polonia como a otros países vecinos europeos, en la acogida de refugiados y ante el previsible flujo migratorio que se derivará tras el ataque de Rusia a Ucrania.

BRUSELAS, LISTA PARA DAR APOYO

Por su parte, la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, dijo este jueves que está «lista para apoyar» las capacidades de recepción de personas refugiadas de los Estados miembros de la Unión Europea ante un posible flujo de refugiados que huyan de la guerra en Ucrania tras la invasión de Rusia.

«La Comisión Europea está lista para apoyar a los Estados miembros en su preparación para la recepción mientras la situación evoluciona en Ucrania. Agradezco a Polonia, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Hungría su voluntad para dar protección de manera inmediata. Juntos, estamos con el pueblo ucraniano», escribió Johansson en Twitter.

La invasión de varios enclaves de Ucrania por parte de las tropas rusas en la madrugada del jueves ha impulsado ya a miles a ciudadanos ucranianos a cruzar la frontera de su país hacia Estados miembros de la Unión Europea como Rumanía, que informó esta mañana de la entrada en su territorio de «varios centenares» de personas desde el país vecino.

Johansson había viajado esta misma semana a Polonia para abordar con las autoridades del país y con responsables de organismos internacionales la situación migratoria actual en la frontera con Bielorrusia y la preparación de «diversos escenarios» por la situación de tensión en Ucrania.

La posible invasión de Ucrania por parte de Rusia puede suponer la huida de hasta un millón de personas hacia países del Este de la Unión Europea, un escenario para el que esas naciones ya habían comenzado a prepararse antes del ataque militar de hoy, entre ellas Polonia, Hungría, Rumanía y Eslovaquia.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, ha cifrado entre 20.000 y más de un millón el número de ucranianos que podrían huir hacia países como Polonia, Eslovaquia, Hungría y Rumanía en caso de que Rusia invada Ucrania, en cuyas regiones del Este separatistas pro rusos luchan desde 2014 contra el Gobierno central.

Editado por Sandra Municio

Los líderes europeos condenan unánimemente la invasión rusa de Ucrania

Redacción Internacional (EuroEFE).- Las palabras de condena junto con llamamientos a la calma han sido las más escuchadas entre la mayoría de gobiernos y líderes europeos -con algunas excepciones- tras comenzar lo que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció …