Francia, España y Alemania anuncian un acuerdo para avanzar en el sistema de combate aéreo del futuro

Modelo de dron en un centro de aviación militar de Airbus en Manching (Alemania). EFE/EPA/PHILIPP GUELLAND/Archivo

París (EuroEFE).- Francia, España y Alemania han logrado un acuerdo sobre la nueva fase de desarrollo del nuevo sistema de combate aéreo del futuro (SCAF), anunció este lunes el Ministerio francés de Defensa.

Esta fase prevé la inversión de unos 3.500 millones de euros, divididos a partes iguales entre los tres países, durante el período 2021/24 para el desarrollo de un demostrador del avión de combate europeo de nueva generación, que deberá poder volar en 2027.

El proyecto incluye también el desarrollo de drones y de sistemas electrónicos avanzados de interacción “en la nube” entre todos los vehículos y sus armas. Entre las empresas europeas que participarán en el proyecto figuran Airbus, Dassault e Indra.

Tras intensos meses de discusiones entre los gobiernos y empresas de los tres países, se trata de “un acuerdo equilibrado entre los diferentes socios para la próxima etapa”, señalaron las ministras de Defensa Florence Parly (Francia), Margarita Robles (España) y Annegret Kramp-Karrenbauer (Alemania), en una declaración conjunta.

El acuerdo deberá ser ratificado por el Parlamento alemán, algo que se prevé para finales de junio, tras lo cual hacia finales del verano se podrán cerrar los primeros contratos industriales del proyecto, indicaron hoy fuentes francesas.

El proyecto fue lanzado en 2017 por Francia y Alemania, y España se sumó poco después. Su objetivo es sustituir para 2040 a los actuales aviones de combate Eurofighter (desarrollado por varios países europeos) y Rafael (francés).

“El esquema de cooperación acordado ofrece una oportunidad inédita de reforzar las capacidades industriales de los tres países participantes, asegurando la competitividad del nuevo sistema”, añade la declaración.

Además, el programa “reforzará considerablemente el estatus de Europa” en el sector de la defensa y permitirá a sus tres socios actuar “de forma soberana” en su defensa estratégica, concluyen las tres ministras.

Editado por Miriam Burgués