La CE recalca que los Estados son los responsables de sus servicios secretos

Merkel

La canciller alemana, Angela Merkel, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Los Estados miembros son los responsables de supervisar sus servicios secretos nacionales, según dejó claro este lunes la Comisión Europea (CE) tras conocerse que Dinamarca consintió que Estados Unidos usara sus cables de telecomunicaciones para espiar a líderes europeos.

“No hay mucho por comentar por parte de la CE en términos generales. Los asuntos de servicios nacionales de inteligencia son una competencia nacional, corresponde a las autoridades nacionales supervisar a sus propios servicios”, sentenció el portavoz comunitario Christian Wigand en respuesta a una pregunta relacionada con el caso danés durante la rueda de prensa diaria de la CE.

Según una investigación realizada por la televisión pública danesa DR y otros medios europeos, la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) realizó entre 2012 y 2014 escuchas ilegales a las comunicaciones de la canciller alemana, Angela Merkel, y su ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, actual presidente.

Se cita también al entonces líder socialdemócrata alemán, Peer Steinbrück, y a altos dirigentes de Francia, Suecia y Noruega.

Sobre el flujo de información a EE. UU., el portavoz de la CE repitió que “la protección de los datos personales en un derecho fundamental en Europa”.

Después de que la justicia comunitaria invalidara el anterior acuerdo para el intercambio de datos entre la UE y EE.UU., las dos partes han intensificado desde el pasado 25 de marzo las negociaciones para un nuevo pacto.

“Actividades sensibles”

“Los datos que viajan fuera de la UE deben permanecer seguros. Es un asunto muy importante para nosotros. Hemos intensificado negociaciones con EE. UU. sobre ello”, dijo Wigand.

Confió en que logren hallar una solución y destacó que, mientras tanto, cuentan con otras herramientas que pueden “utilizar como medida de seguridad”.

Preguntado además sobre la pertenencia de la vicepresidenta primera ejecutiva de la CE Margrethe Vestager al Gobierno de la socialista Helle Thorning-Schmidt, que estuvo en el poder en Dinamarca cuando se sitúa este caso de espionaje, el portavoz jefe de la Comisión, Eric Mamer, señaló que “nunca hacemos comentarios sobre contactos individuales” entre miembros del Colegio.

“Está claro que muchas actividades de la CE son sensibles. Pero no es algo sobre lo que tengamos que hacer muchos comentarios aquí en la sala de prensa”, indicó.

El escándalo por el espionaje que EE. UU. practicó a Merkel y otros líderes salió a relucir en 2013 y empañó las relaciones entre los dos grandes aliados transatlánticos, Berlín y Washington.

Merkel expresó ya su malestar al entonces presidente, Barack Obama, por lo que tachó de “inaceptable espionaje entre amigos”.