La crisis migratoria con Bielorrusia se agudiza y Polonia militariza su frontera

Alt=Fotografía facilitada por la agencia Belta de las autoridades polacas tomando posición en la frontera entre Bielorrusia y Polonia en la región de Grodno (Bielorrusia) el 8 de noviembre de 2021. EFE / EPA / LEONID SCHEGLOV

Fotografía facilitada por la agencia Belta de las autoridades polacas tomando posición en la frontera entre Bielorrusia y Polonia en la región de Grodno (Bielorrusia) el 8 de noviembre de 2021. EFE / EPA / LEONID SCHEGLOV

Cracovia (Polonia)/Bruselas/Madrid (EuroEFE).- Las autoridades de Polonia han aumentado sus efectivos militares en la frontera con Bielorrusia ante lo que ya denominan una «amenaza» a la seguridad del país propiciada por la llegada masiva de inmigrantes apoyada por el régimen de Minsk. Mientras, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se reunirá este miércoles con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, en Varsovia, y el Consejo de la UE ha adoptado una decisión por la que se suspende parcialmente la aplicación del acuerdo de facilitación de visados UE-Bielorrusia.

El coronel Marek Pietrzak, portavoz de las Fuerzas de Defensa Territorial polacas, anunció que hay 8.000 efectivos de este cuerpo de voluntarios «listos para movilizarse de inmediato», en lo que constituye un paso más en el despliegue de fuerzas en una zona a la que se ha prohibido el acceso.

Mientras, el presidente polaco, Andrzej Duda, hizo un llamamiento a la cooperación de todas las fuerzas políticas del país para afrontar lo que ha llamado «un asunto demasiado serio para hacer política» y calificó como «ataque sin precedentes» por parte de Bielorrusia.

El primer ministro, Mateusz Morawiecki aseguró que Polonia «no se dejará intimidar» y «defenderá la paz en Europa» con sus «socios» de la Unión Europea (UE) y la OTAN.

Bruselas prometió incrementar sus sanciones contra el régimen de Aleksander Lukashenko y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, expresó este martes su apoyo a Varsovia en esta crisis.

Bielorrusia, por su parte, advirtió a Polonia que no debe, bajo ninguna justificación, usar la fuerza contra los migrantes que se encuentran en la zona fronteriza entre ambos países.

Muestra de la preocupación que suscita la situación en la frontera es que el Parlamento polaco comenzó este martes una sesión extraordinaria para abordarla.

Las autoridades fronterizas polacas informan de la concentración de 800 personas junto al límite entre los dos países y en imágenes hechas públicas por el Gobierno se puede ver cómo decenas de personas, entre ellas muchos niños, se han instalado en campamentos en la zona.

MICHEL VIAJA A POLONIA

Mientras, el Consejo Europeo actualizó la agenda de Michel para el miércoles y confirmó la visita a la capital polaca y el encuentro con Morawiecki.

Hoy mismo, la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, consideró que Polonia debería ser más «transparente» en lo que respecta a la protección de sus fronteras con Bielorrusia y aceptar la presencia de agentes de Frontex, la agencia europea de fronteras exteriores, como hace Lituania.

Por su parte, el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, pidió a Polonia que acepte la ayuda de Frontex para gestionar la crisis migratoria que sufre por los «juegos de poder político» del régimen del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko.

En su cuenta en la red social Twitter, Sassoli se mostró «alarmado» por la situación en la frontera entre Polonia y Bielorrusia y pidió a Lukashenko que deje de «explotar» a los migrantes.

 

Para tratar de cortar esos flujos, el vicepresidente comunitario Margaritis Schinas, en coordinación con el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, viajará «en los próximos días» a los principales países de origen y de tránsito «para asegurarse de que actúan para evitar que sus propios nacionales caigan en la trampa tendida por las autoridades bielorrusas», según anunció el lunes la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

DECISIÓN SOBRE VISADOS

Por su parte, el Consejo de la Unión Europea ha adoptado este martes una decisión por la que se suspende parcialmente la aplicación del acuerdo de facilitación de visados UE-Bielorrusia, «en respuesta al ataque híbrido en curso lanzado por el régimen bielorruso».

La suspensión cubre las disposiciones que eximen de los requisitos de pruebas documentales, regulan la emisión de visas de entrada múltiple y reducen las tarifas de solicitud de visados que se aplican a los funcionarios del régimen de Bielorrusia, precisó el Consejo en un comunicado.

Esta decisión no afectará a los ciudadanos de a pie de Bielorrusia, que seguirán disfrutando de los mismos beneficios en virtud del acuerdo de facilitación de visados ​​que existe en la actualidad, añadió el Consejo, que representa a los Veintisiete.

La decisión de hoy «demuestra una vez más nuestro compromiso conjunto de continuar contrarrestando este ataque híbrido en curso», dijo el ministro del Interior de Eslovenia y presidente de turno del Consejo de Asuntos de Interior, Aleš Hojs, cuyo país desempeña la presidencia semestral de la UE.

«Condenamos y rechazamos enérgicamente la continua instrumentalización de la migración por parte del régimen de Bielorrusia. Es inaceptable que juegue con la vida de las personas con fines político», subraó Hojs.

La decisión se publicará ahora en el Diario Oficial de la UE y entrará en vigor dos días después de su publicación.

Según el acuerdo de facilitación de visados, la decisión de suspensión debe notificarse a la otra parte a más tardar 48 horas antes de su entrada en vigor.

El acuerdo de facilitación de visados ​​UE-Bielorrusia entró en vigor el 1 de julio de 2020, en paralelo con el acuerdo de readmisión UE-Bielorrusia, con el propósito de facilitar la emisión de visas de corta estancia y contribuir así a mejorar los contactos entre personas y compartir valores y principios democráticos.

Tras la agitación política en Bielorrusia y las medidas restrictivas adoptadas por la UE, en junio de 2021, Bielorrusia comenzó a organizar vuelos y viajes internos para facilitar el tránsito de migrantes hacia la UE, primero a Lituania y luego a Letonia y Polonia.

Bielorrusia también anunció el 28 de junio de 2021 que suspendería el acuerdo de readmisión con la UE.

Estas acciones violan los principios fundamentales sobre los que se firmó el acuerdo de facilitación de visados ​​y van en contra de los intereses de la UE, concluyó el Consejo.

Turquía, Irak y los Emiratos Árabes Unidos se encuentran entre los países que se estima que son los principales puntos de origen de los vuelos que aterrizan en Minsk.

En su visita a Irak en septiembre pasado, Borrell solicitó a ese país «suspender los vuelos permanentemente» a Bielorrusia y Bagdad acordó «cooperar estrechamente» con la UE en temas migratorios.

Paralelamente, Von der Leyen urgió a los países de la Unión Europea a aprobar nuevas sanciones contra Bielorrusia por utilizar la migración irregular como arma política contra los Veintisiete, que calificó de «ataque híbrido».

Añadió que la UE «estudiará en particular cómo sancionar, incluso mediante listas negras, a las aerolíneas de terceros países que participan activamente en el tráfico de personas».

La declaración de Von der Leyen se produjo tras una conversación con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki; la primera ministra lituana, Ingrida Simonyte, y el primer ministro letón, Arturs Krisjanis, para «expresar la solidaridad de la UE y discutir con ellos las medidas que la UE puede tomar para apoyarlos en sus esfuerzos por hacer frente a esta crisis» que les afecta de lleno.

GRANDI LAMENTA USO DE MIGRANTES COMO ARMA POLÍTICA

El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, mantiene que los flujos migratorios no deben ser utilizados como arma política en regiones como Europa.

«Nadie, ningún país(…), debería manipular estos flujos por presiones políticas», asegura durante una entrevista con Efe en Madrid.

Grandi advierte de que «esto es especialmemtre duro para la gente que es manipulada, se convierten en víctimas de estos manipuladores».

Las palabras del responsable de este organismo coinciden con un aumento de la tensión en las fronteras de países como Polonia, Letonia y Lituania con Bielorrusia, que han declarado el estado de emergencia ante el dramático aumento de la inmigración irregular mientras acusan al presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, de provocar esta crisis migratoria en venganza por el apoyo a la oposición bielorrusia en el exilio, mientras el mandatario rechaza todas las críticas.

El alto comisionado apunta a que en el continente europeo los flujos de refugiados y migrantes crecerán como en otras partes del planeta, en su caso procedentes de países como Siria, Afganistán o Libia, por lo que «es urgente que Europa desarrolle un sistema compartido para recibirlos».

Según los casos, para devolver a sus países a los que no son refugiados y en otros para integrar a los que son reconocidos como tales.

«Más gente llamando a su puerta pero sin un sistema mejor para recibirlos», sentencia sobre lo que se avecina si los miembros de la Unión Europea no se implican más en el sistema común que propone la Comisión Europea.

Editado por Sandra Municio y Miriam Burgués

 

Von der Leyen urge a la UE a aprobar más sanciones contra Bielorrusia

Bruselas/Washington (EuroEFE).- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, urgió este lunes a los países de la Unión Europea (UE) a aprobar nuevas sanciones contra Bielorrusia por utilizar la migración irregular como arma política contra los Veintisiete. …