La UE aprueba otros 14 proyectos de cooperación más estrecha en defensa

Proyectos de cooperación de Defensa en la UE

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y la ministra española de Defensa, Margarita Robles, en la reunión de ministros de Defensa comunitarios, este martes en Bruselas. EPA-EFE/OLIVIER HOSLET

Bruselas (EuroEFE).- El Consejo de ministros de Defensa de la Unión Europea (UE) aprobó este martes 14 nuevos proyectos de cooperación en el ámbito militar bajo la llamada cooperación estructurada permanente (PESCO), en la que participan España y otros 24 Estados miembros.

Se trata de la cuarta ronda de proyectos que sale adelante desde que se creó esta iniciativa en 2017, por la cual sus participantes quieren ir más lejos en sus ambiciones en defensa y cooperar más estrechamente en ese campo.

Con estos 14 nuevos proyectos, el total llega ya a 60, precisó en un comunicado el Consejo, que destacó que representan “un paso más hacia la inversión y el desarrollo conjunto en defensa», en particular en los ámbitos aéreo y espacial.

Como ejemplos de las nuevas iniciativas, destacó entre otras la que se centrará en transporte aéreo estratégico para cargas de gran tamaño (SATOC), que “cubre un déficit crítico” en la UE al desarrollar una solución europea para el transporte de carga pesada y de gran tamaño.

También el vehículo de superficie semiautónomo de tamaño mediano (M-SASV), que a través de múltiples módulos dará más flexibilidad operativa y protección de las tripulaciones y se podrá utilizar en operaciones costeras y navales.

Además, el llamado Next Generation Small RPAS (NGSR) desarrollará la próxima generación de drones tácticos para ser utilizados por unidades militares en los dominios marítimo y aéreo, así como para uso dual (militar y civil), es decir, por organizaciones policiales o agencias de emergencias.

El Consejo también explicó que el proyecto sobre defensa de los activos espaciales (DoSA) aumentará la eficiencia operativa de la UE en el ámbito espacial haciendo mejor uso de los recursos espaciales actuales y futuros a través de funciones transversales de acceso, defensa pasiva y eficiencia operativa.

La lista de nuevos proyectos también incluye los relacionados con elementos esenciales de escolta europea (4E) para el área marítima, carga táctica futura mediana (FMTC), una estación de acoplamiento para drones, armas pequeñas escalables (SSW) y fuerzas aéreas.

La Asociación Militar de la UE (EU MilPart) se incluye en el área de sistemas terrestres, mientras que el centro común para imágenes gubernamentales forma parte del área espacial.

Por último, el modelado automatizado de identificación y evaluación de daños del terreno urbano (AMIDA-UT) y las llamadas federaciones en el ámbito cibernético se contemplan en los sistemas de ciberdefensa y comando, control, comunicaciones y computadoras.

Por otra parte, el Consejo también adoptó dos recomendaciones con objetivos “más precisos” para la segunda fase inicial de la PESCO (2021-2025) y sobre el progreso realizado por los miembros del proyecto hacia el cumplimiento de sus compromisos.

El Consejo destacó que se han registrado avances en proyectos que se han adoptado y que están ya en curso, mientras que los equipos de respuesta cibernética rápida y el comando médico europeo ya están operativos.

Para los ministros europeos, los esfuerzos deben ahora centrarse en “obtener resultados tangibles en tantos proyectos como sea posible” y “más de un tercio para 2025”.

Los 25 estados miembros que participan en la PESCO son: Austria, Bélgica, Bulgaria, Croacia, Chequia, Chipre, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España y Suecia.

Editado por Sandra Municio

¿Qué es la PESCO?

Los ministros de Exteriores y Defensa de un grupo de países de la Unión Europea pusieron en marcha, el 13 de noviembre de 2017, la denominada 'cooperación estructurada permanente' en materia de Defensa (PESCO, en sus siglas en inglés), un proyecto previsto en el Tratado que les permitirá coordinar sus intereses en el terreno de la seguridad y la defensa, las adquisiciones de material y las futuras operaciones de defensa y mantenimiento de la paz.