Los líderes de la UE debaten su apoyo a Ucrania sin darle una adhesión exprés

Líderes de la UE debaten su apoyo a Ucrania en la cumbre de Versalles

Una fotografía facilitada por la Oficina de Prensa del Palacio Chigi muestra a los jefes de Estado de la UE durante la reunión informal de jefes de Estado de la UE en el Chateau de Versailles, el 11 de marzo de 2022. EFE/EPA/FILIPPO ATTILI / CHIGI PALACE PRESS OFFICE

Versalles (Francia) (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea concluyen este viernes en Versalles una cumbre informal que busca el equilibrio entre reafirmar con rotundidad su apoyo a Ucrania sin facilitarle de forma directa una adhesión exprés al bloque comunitario.

«Ucrania forma parte de nuestra familia europea», recalcaba su declaración difundida esta madrugada, al término de la primera jornada.

«El proceso de adhesión existe y hay que respetar todas las etapas. Si no lo hiciéramos, cometeríamos una falta grave. Pero junto a ese proceso, que es administrativo y tecnocrático, hay uno político. Y ahí debemos ser muy claros. No podemos simplemente cerrar la puerta a los que hoy miran a Europa», dijo hoy el primer ministro belga, Alexander de Croo.

Su homólogo de Luxemburgo, Xavier Bettel, admitió igualmente la importancia de mandar una señal importante a Ucrania, sin olvidar a Georgia y Moldavia, que también han solicitado la adhesión a la Unión Europea.

«Yo siempre he formado parte de los que están en el medio, que dicen que Ucrania tiene un futuro europeo, también Moldavia y Georgia. Pero hay reglas. No soy un fetichista de las reglas, pero hay que respetarlas», apuntó a su entrada al encuentro.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, subrayó que su institución ya ha actuado rápidamente al invitar en cuestión de días a la Comisión a que se pronuncie al respecto:

«Ucrania pelea por su territorio, pero también por los valores que Europa encarna», sostuvo.

Los líderes de los Veintisiete, según subrayó el primer ministro esloveno, Janez Jansa, quieren transmitir su voluntad «de ir lo más rápido posible», dejando constancia al mismo tiempo de que el proceso es largo.

«Esto es lo máximo que podemos hacer por ahora», recalcó el primer ministro croata, Andrej Plenkovic, cuyo país solicitó el ingreso en la UE en 2003 y no lo consiguió hasta una década más tarde.

«La puerta está abierta para Ucrania», reconoció sin embargo el primer ministro letón, Kriskajis Karins, en este encuentro de dos días programado en un principio para hablar sobre desarrollo, hasta que el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero cambió la agenda.

Según coincidió su homóloga finlandesa, Sanna Marin, «hay que respetar todos los pasos y enviar una señal clara de que hay un camino y de que son bienvenidos. Hay que dar esperanza, pero también ser realista».

AUMENTAR EL APOYO MILITAR A UCRANIA

En otro orden de cosas, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha propuesto a los líderes europeos destinar 500 millones de euros más del presupuesto comunitario para entregar más armas a Ucrania.

«He propuesto esto a los líderes y la Facilidad Europea de Paz doblará su apoyo hasta 1.000 millones de euros», dijo Borrell a su llegada, en el segundo día de la cumbre.

La decisión la tendrán que tomar hoy los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, según explicó el alto representante, que se mostró «convencido» de que darán el visto bueno, porque cuando ayer puso la propuesta sobre la mesa, «todo el mundo es completamente consciente de que tenemos que incrementar nuestro apoyo militar a Ucrania y añadir presión sobre Rusia».

Preguntado sobre cuándo podría llegar esta ayuda, aseguró que será «inmediato porque ahora todo fluye muy rápido».

La iniciativa de Borrell llegó dos semanas después de que la UE acordase por primera vez destinar 500 millones de euros del presupuesto europeo para financiar el envío de armamento letal y no letal a un país, una decisión que los ministros de Exteriores adoptaron tres días después del inicio de la invasión de Rusia a Ucrania.

El jefe de la diplomacia europea explicó también que los jefes de Estado y de Gobierno discutieron sobre la posibilidad de incrementar las sanciones contra los oligarcas y contra la economía rusa, si bien no se espera que de la cumbre salga un nuevo paquete de medidas restrictivas.

Desde que empezó el ataque contra Ucrania el pasado 24 de febrero, la UE ha aprobado ya cuatro paquetes de sanciones contra Rusia y Bielorrusia, que apoya al Kremlin en la invasión.

Entre ellas, se han congelado los fondos que los bancos centrales de ambos países tienen en la UE, ha sacado a siete entidades rusas y tres bielorrusas del sistema de comunicación interbancario SWIFT y ha sancionado a un total 862 individuos y 53 empresas, entre ellos el presidente ruso, Vladímir Putin.

EL GASTO EN DEFENSA DE LA UE

Por otra parte, la UE tendría entre 65.000 y 70.000 millones de euros adicionales cada año para defensa si aumenta su gasto militar al 2 % de su PIB, dijo este viernes el comisario europeo de Industria, Thierry Breton.

Estas declaraciones del comisario francés se producen mientras los líderes de la Unión Europea tienen previsto dar un nuevo impulso a la inversión conjunta en defensa, durante la cumbre de informal de jefes de Estado y Gobierno de Versalles.

Los Estados miembros de la UE gastan de media el 1,5 % de su PIB en defensa, y el objetivo de la OTAN es, como mínimo, del 2 %.

Tras la invasión rusa de Ucrania, algunos países comunitarios como Alemania o Dinamarca han anunciado un aumento muy importante de su gasto militar.

Breton, en una entrevista con la radio France Info, señaló que pasar del 1,5 % al 2 % en gastos de defensa significaría destinar entre 65.000 y 70.000 millones de euros adicionales.

El comisario recordó que la UE como conjunto gasta entre tres y cuatro veces más que Rusia, pero «hay que coordinarse más» para que la inversión sea más productiva.

El objetivo comunitario es «incrementar nuestra eficacia» en este gasto y «lo vamos a hacer muy rápido», aseguró el comisario, quien subrayó que la UE debe tener «autonomía» en su defensa para «no depender de otros en asuntos que son estratégicos».

Breton consideró que con la invasión rusa de Ucrania hay una » aceleración de la toma de conciencia» de que hay que gastar más en defensa, incluso en Estados que no estaban convencidos.

En otra entrevista al diario Les Echos, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, recordó que en 1975 los gastos militares de los países europeos estaban cerca del 4 % de su PIB, y hoy están en torno al 1,5 %. «En cincuenta años -constató Borrell- hemos asistido a un auténtico proceso de desarme de Europa».

Y aunque reconoció que se en ese período se ha aprovechado ese «dividendo de la paz» para desarrollar los sistemas de protección social, advirtió de que «ahora, Europa debe repensar sus relaciones con el mundo».

Según el político español, Europa creyó que favoreciendo el desarrollo de Estados de derecho y multiplicando los acuerdos comerciales el mundo evolucionaría hacia alguna forma de paz universal basada en la democracia y la economía de mercado, pero eso no ha ocurrido así.

Y en la misma línea que Breton, se mostró convencido de que «la guerra en Ucrania ha sido un acelerador de la toma de conciencia».

Editado por Sandra Municio

España reclama a la UE actuar ya en el mercado energético e interconexiones

Versalles (Francia) (EuroEFE).- España considera que la situación generada por el conflicto en Ucrania debe hacer reaccionar ya a la Unión Europea para amortiguar sus consecuencias económicas y tiene que actuar promoviendo la reforma del mercado energético e impulsando las …