Sánchez: la comunidad internacional debe dar un nuevo futuro a los afganos

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, posan en la foto de familia durante su visita el sábado 28 de agosto al centro de acogida temporal instalado en la base de Torrejón de Ardoz para agradecer a los implicados con motivo de la operación de repatriación desde Afganistán. EFE/Chema Moya

Madrid (EuroEFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, cree que la comunidad internacional debe emplear todos los medios a su alcance para ayudar a los miles de mujeres y hombres que llegaron desde Kabul a distintos países europeos y que buscan un nuevo futuro: «debemos dárselo», sostiene.

En un artículo que publica este domingo el diario El País, titulado «El alma de Europa, con Afganistán», Sánchez asegura que en España muchos ciudadanos, por ser hijos o nietos de refugiados que provocó la guerra civil y la dictadura franquista (1936-1975), conocen el drama que están viviendo los afganos evacuados y considera que ahora que España está recibiendo a quienes dejan atrás la violencia, debemos darles «un nuevo futuro».

España evacuó en múltiples vuelos desde Kabul a 2.200 afganos, colaboradores de las autoridades españolas en Afganistán y la inmensa mayoría ya ha pedido asilo.

España da por finalizada su operación de evacuación en Afganistán

Madrid (EuroEFE).- España dio por finalizada la misión de evacuación de afganos, con la llegada a primera hora de la mañana a Dubái (Emiratos Árabes Unidos) de dos aviones procedentes de Kabul en los que viajaban, entre otros, los últimos …

Ante esta situación de «consecuencias colosales», Sánchez piensa que «debemos ofrecer soluciones coordinadas al flujo de refugiados y solicitantes de asilo, aprovechando todos los recursos disponibles y con medidas a la altura de nuestros compromisos con el derecho internacional y con nuestra convicción humanitaria».

«Debemos trabajar por que el ‘efecto Kabul’ cristalice en un refuerzo del multilateralismo basado en los valores de la Carta de las Naciones Unidas, y no en su derrota», prosigue.

Esta crisis ha recordado, según Sánchez, «lo urgente» que es alcanzar un acuerdo sobre migración en la Unión Europea (UE), que debe estar basado en los principios de «responsabilidad, solidaridad y humanidad», y seguir profundizando en la política exterior y de seguridad común.

Para el jefe del Ejecutivo, líder del Partido Socialista Obrero Español, este pacto de migración y asilo debe llenarse de contenido real y medios materiales suficientes: «La financiación -argumenta- es una herramienta clave para el compromiso con nuestros socios, como deberá serlo ahora para los países de la zona. Necesitamos una UE con una verdadera autonomía estratégica abierta».

La prioridad -afirma- es trabajar juntos por la estabilidad del país y de la región y por la protección de los derechos de la población afgana, en particular de las mujeres y niñas , y afirma que los veinte años de presencia occidental en Afganistán «no han sido en balde» porque se ha sembrado una semilla de igualdad y libertad.

Por las mujeres afganas -dice Sánchez– hay que seguir trabajando y «no aceptar resignadamente la supresión de los derechos y avances alcanzados en su país en los últimos veinte años», y «España -asegura- no va a dejar solo al pueblo afgano».

El presidente del Gobierno español está convencido de que la comunidad internacional «tiene que hablar con una sola voz»: «no podemos permitir que Afganistán se convierta de nuevo en un refugio para el terrorismo».

Para ello será necesario, a su juicio, reforzar el diálogo con otros actores importantes en la región para mantener una presión sobre los talibanes que facilite las negociaciones y un alto el fuego «completo y permanente».

Anima a los actores implicados a alcanzar una «solución política inclusiva que asegure la seguridad y la estabilidad del país».

«La sociedad afgana debe continuar, pese a los actuales obstáculos, su camino hacia la democracia, y la comunidad internacional debe emplear todos los medios a su alcance para ayudar a que así sea», concluye.

EL REY Y SÁNCHEZ AGRADECEN A INTEGRANTES DEL OPERATIVO DE SALVAMENTO 

El sábado, el Rey Felipe y Sánchez, agradecieron «la voluntad» y «capacidad profesional» de todos los integrantes del operativo de salvamento y acogida de los mas de 2.200 refugiados afganos que han podido ser trasladados a España.

La visita a la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, próxima a Madrid, puso fin a una operación de nueve días y 17 vuelos en los que las autoridades españolas han puesto en funcionamiento un puente aéreo de urgencia desde Kabul para cuantos españoles y afganos, que han colaborado con España en sus misiones internacional, deseaban huir de los talibanes.

 

 

El rey Felipe VI, acompañado del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó la base aérea de Torrejón, adonde llegaron todos los evacuados afganos, y allí reconoció la «voluntad y capacidad profesional» de todas las personas que han intervinieron en la operación: diplomáticos, personal, de la embajada, militares, policias y personal de los servicios asistenciales que han recibido a los evacuados.

Desde el pasado día 19, que aterrizó en Madrid el primer avión, el operativo español logró la salida de 2.200 refugiados afganos que habían colaborado en su país con las autoridades españolas y con las de otros países de la OTAN durante los últimos veinte años.

Asimismo, regresó a España todo el personal de la embajada en Kabul.

El monarca también se reunió hoy en la base aérea con Sánchez y siete miembros del Gobierno, con quienes trató la situación actual de los evacuados afganos y su acogida en España y después conversaron con una representación de las personas que participaron en la operación.

Entre ellos, trabajadores de Sanidad Exteriores, que realizaron las pruebas PCR para comprobar que no tenían COVID-19, el personal de Emergencia Consular, que realizó las primeras identificaciones, y también con los voluntarios de Cruz Roja, que colaboraron con las familias y atendieron sus primeras necesidades.

También visitaron el campamento provisional habilitado allí el pasado día 19 para acoger durante las primeras 72 horas a las personas que llegaron en los 17 aviones fletados por España, antes de ser trasladados a distintas provincias españolas para su acogida.

Anoche eran casi 600 personas las que se encontraban en el campamento, pero se espera que al final del día de hoy queden unas 200, según fuentes de Gobierno.

La visita del rey se produce el día después de que España diera por finalizada la misión de evacuación de afganos.

Aunque ya no trasladará a más personal desde Afganistán, sí llegarán evacuados de ese país que colaboraron con Estados Unidos, quienes aterrizarán en las bases militares de Rota y Morón, en el sur de España.

La llegada de estos evacuados, 800 de ellos ya lo hicieron ayer, es fruto del acuerdo firmado entre EE.UU. y España, que establece que esas bases militares, de utilización conjunta entre ambos países, podrán acoger durante dos semanas a un máximo de 4.000 personas, colaboradores afganos de Estados Unidos.

Editado por Virginia Hebrero