Bruselas alienta a Bosnia en su camino a la UE, 25 años después de la guerra

Borrell

Josep Borrell habla en rueda de prensa el 21 de noviembre de 2020 en Sarajevo, junto al presidente de Bosnia Herzegovina, Milorad Dodik. [EFE-EPA]

Sarajevo (EuroEFE).- El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, ha alentado a Bosnia-Herzegovina a proseguir su camino europeo, al cumplirse el 25 aniversario de la firma, por parte de los lideres balcánicos entonces enfrentados, del acuerdo de Dayton, (Ohio, Estados Unidos), que puso fin a una cruel contienda bélica.

«Aprovechemos este aniversario como un viraje en la transición desde un país de posguerra a uno ante el acceso a la UE, para acelerar el camino de Dayton a Bruselas», dijo Borrell en un discurso que dirigió el sábado en Sarajevo a los ciudadanos del país.

HERMANAS GEMELAS

Aseguró que la UE y Bosnia son «dos hermanas gemelas» en el sentido de basarse ambas en la reconciliación y la diversidad.

«Y tenemos muchos otros vínculos: La UE es desde sus mismos comienzos un proyecto de superación de las tragedias del pasado», porque las tierras de ambas están empapadas de la sangre, apuntó.

«Por eso insistimos en la integración de los Balcanes occidentales en la UE,con la que se completaría el proyecto de paz en el continente europeo», dijo el alto representante europeo.

Borrell señaló que para ello es necesario que Sarajevo realice las reformas necesarias, según las 14 prioridades claves de la Comisión Europea para el acceso de Bosnia-Herzegovina a la UE, adoptada el 29 de mayo de 2019.

Pero son los lideres políticos locales quienes deberán aceptar y realizar este camino, que la UE apoyará política, técnica y económicamente, advirtió el también vicepresidente de la Comisión Europea.

VOTAR CON LOS PIES

Borrell indicó que la paz en Bosnia es todavía frágil y enumeró como obstáculos los bloqueos y antagonismos políticos, la ineficacia de los ejecutivos y la presencia de líderes que aprovechan las diferencias no como riqueza sino como arma para dividir.

En Bosnia-Herzegovina no funciona adecuadamente el Estado del Derecho, y la pobreza y la inseguridad social empujan a los jóvenes a «votar con los pies» emigrando al extranjero, subrayó el diplomático español.

«Un cinco por ciento ya lo ha hecho», agregó, en referencia a la proporción de la población bosnia residente en el extranjero.

Según recordó Borrell al rendir homenaje a las víctimas en el Museo de Guerra de la Infancia, el conflicto bosnio de 1992-1995 fue uno de los episodios más vergonzosos de la historia europea moderna.

CRÍTICAS NACIONALISTAS

Borrell, que llegó a Sarajevo en la noche del viernes, se reunió el sábado con la cúpula estatal y con numerosos funcionarios bosnios, así como con representantes de la sociedad civil del país, entre críticas del representante serbio-bosnio en la presidencia tripartita bosnia, el líder serbobosnio Milorad Dodik.

Tras publicarse el viernes un texto de Borrell en el diario Dnevni Avaz de Sarajevo, en que avanzaba las ideas que desarrollaría durante su visita, Dodik acusó al diplomático de no conocer el Acuerdo de Dayton y le reprochó hablar de ciudadanos bosnios en general, sin mencionar la composición de Bosnia-Herzegovina por dos entes, la República Serbia y la Federación croata-bosnia, y por tres pueblos, definidos como serbios, croatas y musulmanes.

«El Acuerdo de Dayton determina que Bosnia-Herzegovina se basa en unos pueblos constitutivos y eso es el hecho más importante», subrayó Dodik el sábado tras reunirse con Borrell.

BIENVENIDAS LAS REFORMAS

Analistas como Haris Plakalo de Dnevni Avaz o el portal bosnio Faktor destacaron el sábado  la importancia de que Borrell y la UE insistan en el cumplimiento consecuente de las 14 prioridades de la CE para el acceso, asegurando que ya traerán grandes mejoras al país y debilitarán a los nacionalistas.

«Las prioridades clave de la Comisión Europea no son un bufé libre para que las estructuras políticas bosnias escojan lo que les guste y dejen de lado lo que no les convenga; ese es el mensaje claro que Borrell transmitió el sábado a los miembros de la presidencia», comentó Faktor.

El acuerdo de Dayton trajo a los ciudadanos desesperados de Bosnia-Herzgovina la paz que soñaban durante tres años de peores padecimientos, pero no el progreso necesario.

Los compromisos para llegar al acuerdo de paz crearon el Estado con el sistema político más complicado en el mundo, con 14 gobiernos, una presidencia tripartita, 14 parlamentos bicamerales y alrededor de 130 ministerios.

El sistema no pone en el centro a los ciudadanos sino a colectivos étnicos, por lo que algunos representantes de los tres pueblos constitutivos, fomentados por las vecinas Serbia y Croacia o elementos islamistas radicales, tienen fácil bloquear el desarrollo en provecho de planes secesionistas o nacionalistas.

Editado por W.Heller