El presidente de Kosovo dimite por una acusación de crímenes de guerra

El presidente de Kosovo, Hashim Thaci. EFE/Archivo

Belgrado (EuroEFE).- El presidente de Kosovo, Hashim Thaci, dimitió este jueves tras confirmarse las acusaciones de crímenes de guerra en un tribunal internacional por su etapa como líder de la guerrilla albanokosovar que luchó contra las fuerzas serbias a finales de la década de los 90.

“No permitiré comparecer ante el tribunal como presidente, y dimito hoy para proteger la integridad del Estado”, dijo Thaci en una rueda de prensa en Pristina recogida por el digital kosovar Koha.

Thaci anunció que viajará a La Haya, sede del Tribunal Especial para Kosovo (TEK), para entregarse de forma voluntaria y defender ante esa corte su inocencia. No anunció cuándo se desplazará allí.

Pidió “cautela” a todas las fuerzas políticas kosovares para no causar una crisis en el país, “que no tiene tiempo que perder y debe mantener la calma”.

“Hoy más que nunca os pido y animo a no perder la esperanza. Hemos logrado la libertad y la independencia, y ahora desarrollamos el Estado”, dijo Thaci.

También aseguró que cooperará plenamente con la justicia y volvió a reiterar su inocencia.

El TEK fue creado para juzgar a los responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad presuntamente cometidos por miembros de la antigua guerrilla albanokosovar del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK) entre 1998 y 2000, durante el conflicto con las fuerzas de seguridad serbias.

Kosovo declaró su independencia de Serbia de forma unilateral en 2008 y alrededor de un centenar de países han reconocido su soberanía, entre ellos EE. UU. y la mayoría de países de la Unión Europea, pero no por otros Estados, como China, Rusia o España.

El Gobierno de Kosovo respondió a la acusación subrayando que cree “profundamente en lo justo de la lucha del UCK por la libertad” y que “nadie puede juzgar” ese comportamiento.

También hoy ha sido confirmada la acusación por parte del TEK contra el líder del Partido Democrático de Kosovo (PDK), Kadri Veseli, un antiguo comandante de la guerrilla albanokososovar.

Veseli anunció, asimismo, que viajará a La Haya, posiblemente hoy mismo.

La acusación contra Veseli y Thaci fue anunciada el pasado julio por la fiscalía de ese tribunal, pero el juez de instrucción debía decidir si confirmaba los cargos.

La Fiscalía del TEK los acusó de crímenes de guerra y de lesa humanidad por supuestas torturas, persecuciones y desapariciones forzadas entre 1998 y 2000, así como por el asesinato de 100 personas.

La presidenta del Parlamento, Vjosa Osamani, asumirás las funciones de jefa del Estado, un cargo que puede desempeñar seis meses de forma interina, según la ley kosovar.

El mandato de Thaci como presidente del país expiraba la próxima primavera.

Editado por Miriam Burgués