La Justicia internacional confirma la cadena perpetua a Mladic por el genocidio de Srebrenica

El exlíder militar serbobosnio Ratko Mladic este martes antes de escuchar el veredicto. EFE/EPA/Jerry Lampen/POOL

La Haya (EuroEFE).- El Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales (MTPI) desestimó este martes las alegaciones del exlíder militar serbobosnio Ratko Mladic y ratificó su condena a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica, donde murieron 8.000 varones musulmanes, cuatro crímenes de guerra y cinco de lesa humanidad.

“La Sala de Apelaciones confirma la sentencia de cadena perpetua impuesta al señor Mladic por la Sala de Primera Instancia”, declaró la jueza Prisca Matimba Nyambe, que hizo la lectura pública de la decisión.

El veredicto pone punto final al proceso legal contra el conocido como el “carnicero de los Balcanes”, pues no cabe recurso de apelación ante el MTPI contra una sentencia en segunda instancia.

Mladic estuvo presente en el tribunal y, a diferencia de otras ocasiones, no hizo muecas de desprecio contra los jueces.

Vistiendo una chaqueta oscura y una corbata celeste, negó varias veces con la cabeza cuando la jueza presidenta dio los argumentos para tumbar las alegaciones de sus abogados.

Luego, obedeció la orden de levantarse para escuchar la decisión final y se puso de pie con la mirada en el suelo, manteniendo la cabeza gacha en todo momento.

Los magistrados ratificaron el rol fundamental de Mladic en cuatro “empresas delictivas conjuntas”, un argumento de la Fiscalía crucial para confirmar la cadena perpetua.

Dichas entidades comprenden el genocidio de Srebrenica, un secuestro de cascos azules de la ONU, el asedio sobre Sarajevo y una serie de matanzas que tuvieron como víctimas a musulmanes bosnios y croatas.

DESESTIMADOS LOS ARGUMENTOS DE LA DEFENSA

Los jueces desestimaron uno por uno los argumentos la defensa, que había pedido la absolución de Mladic o, en su defecto, una reducción de la condena o la repetición del juicio.

Sus abogados, en unas vistas celebradas el año pasado, dijeron que en la sentencia en primera instancia figuraban una serie de sucesos durante la guerra de Bosnia, como bombardeos e incidentes con francotiradores, que no debían vincularse con el papel de Mladic como entonces jefe militar.

Sin embargo, en el veredicto se concluyó que los letrados del exlíder serbobosnio “no pudieron demostrar ningún error en la evaluación” de la sala que lo condenó en primer lugar.

Por último, los jueces desestimaron una petición de la Fiscalía para añadir una segunda condena de genocidio relacionada con una campaña militar en cinco municipios de Bosnia, entre 1992 y 1995, que tenía el objetivo de expulsar a los no serbios.

Minutos antes de la lectura de la sentencia, en los aledaños del tribunal, se produjo un leve momento de tensión por la presencia de un hombre que intentó desplegar unos carteles a favor de Mladic y tuvo un intercambio verbal con un representante de las víctimas.

Mladic lleva desde 2011 en la unidad de detención de la ONU en La Haya y está por ver dónde cumplirá su condena, aunque se descarta que sea trasladado a un país de los Balcanes por cuestiones de seguridad.

El exlíder serbobosnio Radovan Karadzic, condenado también a cadena perpetua, fue enviado el pasado mayo a una cárcel del Reino Unido.

Al MTPI solo le queda un proceso legal respecto a los países de la antigua Yugoslavia, el del exjefe del servicio secreto serbio Jovica Stanisic y su adjunto en el cargo, Franko Simatovic, cuyo juicio tuvo que repetirse.

La Unión Europea declaró este martes que la ratificación de la condena a cadena perpetua contra el exgeneral serbobosnio Ratko Mladic por su papel en el genocidio de Srebrenica “pone fin a un juicio clave en la historia reciente de Europa”.

 

Tras las ratificación de la condena contra el conocido como el “carnicero de los Balcanes”, la Unión Europea pidió hoy a “todos los actores políticos” en Bosnia y Herzegovina y los Balcanes Occidentales que cooperen con los tribunales internacionales y respeten sus decisiones.

Editado por Miriam Burgués