La UE y Arabia Saudí celebran su primer diálogo sobre derechos humanos

Vallas publicitarias en Riad de "Visión Saudí 2030", marco estratégico para reducir la dependencia de Arabia Saudita del petróleo. EFE/Chema Moya/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea alentó a Arabia Saudí a mejorar la situación de las mujeres y de los empleados domésticos, así como a establecer una moratoria de las penas de muerte, entre otras cuestiones, en el primer diálogo sobre derechos humanos celebrado este lunes entre ambas partes en Bruselas y del que se informó este martes.

La reunión estuvo encabezada por el representante especial de la UE para los Derechos Humanos, Eamon Gilmore, por parte europea, y por el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Awwad Saleh Alawwad, del lado saudí, informó hoy el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

 

Entre la «amplia gama de temas» tratados destacó la situación de las mujeres en Arabia Saudí, según el SEAE, una cuestión en la que la UE acogió con «satisfacción» las reformas que se están llevando a cabo en el país, en particular en el ámbito socioeconómico, y otras «medidas importantes» para promover sus derechos.

Aún así, Gilmore alentó a las autoridades saudíes «a trabajar para lograr el pleno disfrute de todos los derechos humanos por parte de las mujeres».

En el ámbito judicial y laboral, la UE se interesó por las reformas judiciales previstas y reconoció los cambios introducidos recientemente en el sistema de «kefala» (patrocinio), incluidas las reformas de las leyes laborales que entraron en vigor en marzo de 2020, y alentó a las autoridades saudíes a ampliar su ámbito de aplicación a los trabajadores domésticos.

Igualmente, según el SEAE, la UE también señaló el progreso saudí en la lucha contra la trata de personas.

Por contra, Gilmore expresó a su interlocutor la preocupación de la UE por el «entorno general restrictivo» de los derechos civiles y políticos, incluida la libertad de expresión, la libertad de reunión y asociación y la libertad de religión o creencias.

En ese punto, la delegación europea planteó el reciente aumento de ejecuciones y alentó a las autoridades saudíes a introducir una moratoria como primer paso hacia la abolición de la pena de muerte, al tiempo que preguntó por las condiciones de detención y planteó varios casos de defensores de los derechos humanos saudíes.

Por último, la UE alentó además a Arabia Saudí a ratificar los tratados internacionales fundamentales de derechos humanos y laborales y a cooperar con los procedimientos especiales de las Naciones Unidas.

En el encuentro, al que asistieron en calidad de observadores representantes de los Estados miembros de la UE, se acordó convocar el próximo diálogo sobre derechos humanos en 2022 en Arabia Saudí.

Editado por Miriam Burgués