Tijanóvskaya: Las mujeres bielorrusas, “esenciales para entender la libertad”

Bielorrusia

Svetlana Tijanóvskaya, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La líder opositora bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, ha asegurado que las mujeres han sido una “parte esencial” en el proceso por el cual Bielorrusia, envuelta en protestas antigubernamentales desde las elecciones presidenciales del pasado mes de agosto, “entendió qué significa la libertad”.

“Este año, Bielorrusia entendió qué significa la libertad, y las mujeres fueron una parte esencial en este proceso”, manifestó Tijanóvskaya el jueves durante una comparecencia telemática en la comisión de Derechos de las Mujeres en la Eurocámara, donde pidió a Bruselas que “continúe apoyando su lucha pacífica”.

Junto a ella, también intervino la activista bielorrusa Veronika Tsepkalo, ambas del “Consejo de coordinación” que representa a la oposición bielorrusa, de la que también forma parte la Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich, todas ellas recientemente galardonadas por el premio Sájarov a la libertad de conciencia 2020 que otorga el Parlamento Europeo.

“Las protestas en Bielorrusia, por supuesto, tienen rostro de mujer”, dijo Tijanóvskaya, quien aprovechó su intervención para enumerar y recordar a una lista de mujeres, entre las que se encuentran la dirigente opositora y música, María Kolésnikova, “otro de nuestros miembros, en prisión” desde el pasado mes de septiembre.

La oposición a Lukashenko se lleva su tercer premio Sájarov en dieciséis años

Bruselas (EuroEFE).- La oposición democrática de Bielorrusia, liderada por Svetlana Tijanóvskaya, obtuvo este jueves el premio Sájarov a la libertad de conciencia, lo que supone la tercera vez en dieciséis años que la oposición en diferentes formatos al gobierno de …

Por su parte, Veronika Tsepkalo lamentó que “es difícil de creer, pero vivimos en un país europeo en el siglo XXI donde las mujeres son golpeadas, torturadas y violadas, pero no se rinden”, mientras luchan “por la democracia y por los derechos humanos más básicos”, añadió la activista.

Tsepkalo también criticó que el “anterior” presidente, Alexandr Lukashenko ,”ha humillado a las mujeres muchas, muchas veces, durante muchos, muchos años”.

“Dijo que la Constitución no era para mujeres, y lo vamos a cambiar”, subrayó la activista opositora, quien intervino de forma telemática, también desde el exilio.

Conectar con mujeres europeas influyentes

Preguntadas por la práctica totalidad de las eurodiputadas de la comisión de Derechos de las Mujeres sobre qué se puede hacer desde Bruselas para brindarles apoyo, ambas coincidieron en la importancia de seguir manteniendo la presencia de la situación de Bielorrusia en los debates y los medios de comunicación.

“Preguntáis qué podéis hacer las mujeres por nuestra lucha y por nuestras mujeres: hablad sobre nuestra situación”, dijo Tijanóvskaya, quien se mostró agradecida con “cada mujer que defiende el movimiento bielorruso y que está junto a nosotros en esta lucha”, concluyó la líder opositora en el exilio.

Tijanóvskaya pidió a las eurodiputadas que “dejen que Bielorrusia esté en la agenda de cualquier debate”, porque eso es “lo que nos hace sentir que nuestro movimiento no está solo”.

A Bruselas también pidió su compañera Tsepkalo que les permitan “estar conectadas con otras mujeres influyentes para compartir experiencias y conocimientos” de los países europeos “que defienden fuertes valores democráticos”.

“Ninguna de nosotras somos políticas, tenemos pasados distintos, venimos de áreas distintas, y la política es nueva para nosotras, todo esto forma parte de nuestro proceso de aprendizaje”, concluyó la activista.

El Parlamento adoptó una resolución sobre la situación en Bielorrusia el pasado 17 de septiembre, pidiendo la celebración de nuevas elecciones y sanciones contra Lukashenko y su régimen y, finalmente, el pasado 6 de noviembre la UE aprobó formalmente las sanciones contra el dirigente y su entorno por fraude electoral y por la represión posterior contra manifestantes pacíficos y opositores.