Bielorrusia: el momento de la verdad para los valores europeos

DISCLAIMER: Todas las opiniones vertidas en esta tribuna reflejan exclusivamente la posición de su/s autor/es, y en modo alguno de EUROEFE.EURACTIV.es, de la Agencia EFE ni de EURACTIV Media network.

Timmermans

El vicepresidente de la CE, Frans Timmermans, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Firmeza es la única respuesta al matonismo, al estilo de la era soviética, de Alexander Lukashenko. Pero, además de sanciones estrictas, quienes resisten la opresión necesitan nuestra ayuda: apoyo psicológico y becas para los ahora exiliados jóvenes activistas, respaldo a los medios de comunicación y refugio para los periodistas, asegura Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde Europeo, en esta tribuna exclusiva para los socios de la red europea EURACTIV, entre ellos EuroEFE.

En condiciones normales apenas se tardan un par de horas de vuelo desde Bruselas para llegar a un país europeo dirigido por matones. Donde unas elecciones fueron manipuladas de forma tan descarada y vergonzosa que ninguna propaganda gubernamental logró engañar a la población haciéndole creer que el dictador había ganado.

Donde varios centenares de manifestantes pacíficos son encarcelados, y luego torturados, drogados y amenazados con ejecutarles. Donde sus dirigentes desviaron por la fuerza un avión con base en un (país) de la UE que se dirigía desde una capital de la UE a otra capital de la UE.

Poniendo deliberadamente en peligro a los ciudadanos de la UE, solamente para echarle el guante a dos jóvenes residentes legales de un Estado miembro de la UE porque tuvieron la audacia de alzar la voz contra un régimen ilegítimo y sus crímenes. La reacción de la UE ante este atropello fue de unidad, rapidez y claridad. Pronto habrá más sanciones, y así debe ser. A este nivel de matonismo sólo se puede responder con firmeza, especialmente si se pone en peligro a los ciudadanos de la UE y afecta directa y negativamente a los intereses y la seguridad de los Estados miembros de la UE.

La UE pide una investigación internacional del desvío de avión para detener a opositor en Bielorrusia

Bruselas/París (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) consideró este lunes que se debe llevar a cabo una investigación internacional sobre el desvío y aterrizaje forzoso la víspera de un avión civil en Bielorrusia para detener a un destacado opositor al régimen, …

“Los bielorrusos están viviendo una pesadilla”

Lituania ha sido hasta ahora el país más afectado, no sólo porque es vecino de Bielorrusia, sino también porque durante años se ha convertido en un refugio seguro para los bielorrusos que buscan la libertad. Los lituanos son especialmente sensibles a la opresión de Lukashenko y sus secuaces, porque les recuerda mucho a lo que ellos mismos sufrieron bajo la ocupación soviética.

La manera criminal en que Roman Protasevich y Sofia Sapega fueron secuestrados y la forma vergonzosa en que Protasevich fue coaccionado para obtener una confesión falsa en la televisión, recuerdan los días más oscuros de la Unión Soviética, cuando el jefe del KGB, Jurado Andropov, perfeccionó un sistema de represión para eliminar a los disidentes. Un sistema de hombres inseguros y temerosos que saben que su dominio es frágil y no es viable sin un control total. Juicios simulados, confesiones falsas, consumo forzado de drogas, ostracismo social total, amenazas a la familia y a los seres queridos, encarcelamiento en instituciones psiquiátricas o en campos de trabajo forzado.

Todo ello formaba parte del manual de Andropov que ahora sigue fielmente Lukashenko. El objetivo es claro: infundir miedo a toda la sociedad exhibiendo la destrucción política, moral y psicológica de quienes se atreven a alzar su voz contra el régimen. No basta con encerrarlos, ni con matarlos. Hay que destruirlos por completo para que todos los vean, para que no sean ni héroes ni mártires. Con varios centenares de personas encarceladas, cientos de miles que temen ser los siguientes, y millones que se preguntan cuántas penalidades les esperan aún antes de que el régimen se derrumbe, los bielorrusos están viviendo una pesadilla.

El hecho de que todo esto ocurra ante nuestras puertas es exasperante, tanto más cuanto que el régimen bielorruso pretende también infundir miedo en los corazones de quienes han huido a la UE. Ahora son nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo y estudiantes de nuestras universidades. Muchos de ellos apenas superan los veinte años. Imagínense lo que significa vivir en el exilio y temer que lo siguiente sea que vengan a por ti.

La UE apoya a la plataforma internacional para rendición de cuentas en Bielorrusia

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) apoya políticamente y prestará también respaldo financiero a la Plataforma Internacional para la Rendición de Cuentas en Bielorrusia, una coalición de organizaciones de derechos humanos que reunirán pruebas de las violaciones de derechos cometidas …

“Apoyar a quienes se oponen a la opresión”

La UE y sus Estados miembros hacen bien en imponer sanciones estrictas. Pero deberíamos hacer más. Deberíamos organizar un reparto activo de la carga con Lituania y otros países vecinos, creando y financiando rápidamente estructuras de apoyo psicológico para todos los exiliados que lo necesiten. Las universidades de toda la UE deberían conceder becas totalmente financiadas a los estudiantes de Bielorrusia, y las empresas deberían ofrecer puestos de trabajo o prácticas.

Siempre que sea necesario, la UE debería adaptar los programas existentes de la UE, como Erasmus, para ofrecer un espacio de apoyo a los estudiantes de Bielorrusia. Los científicos e institutos de investigación y enseñanza superior de la UE deberían intensificar la cooperación siempre que sea posible.

Hay que apoyar a los medios de comunicación independientes (tradicionales y nuevos) y los medios de comunicación de la UE podrían considerar la posibilidad de acoger a sus colegas bielorrusos.

Este es el momento de la verdad para todos. Apoyar a quienes se oponen a la opresión es lo correcto, porque creemos que todo el mundo debe tener derecho a vivir en libertad. También es lo que hay que hacer, porque sabemos que si no defendemos aquello en lo que nosotros mismos creemos, corremos el riesgo de importar la inestabilidad y la injusticia que forman parte del manual del dictador. Si lo hacemos por ellos, en última instancia también lo hacemos por nosotros mismos y por todo lo que consideramos rasgos distintivos de nuestra Unión.

Francia y Alemania abogan por imponer cuanto antes sanciones a Bielorrusia

París (EuroEFE).- El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, quieren “cuanto antes” un nuevo paquete de sanciones de la Unión Europea a Bielorrusia y confían en que pueda ser adoptado para el Consejo Europeo de …