«Lucharemos años» para localizar nuestros datos, dice el supervisor de la UE

supervisor protección de datos habla de la protección de datos

El supervisor europeo de protección de datos, Wojciech Wiewiórowski. EFE/Leo Rodríguez

Bruselas (EuroEFE).- El supervisor europeo de protección de datos, Wojciech Wiewiórowski, asegura en una entrevista con EFE que «lucharemos durante años» para saber dónde está la información personal que en los inicios de internet cedieron los ciudadanos a las empresas, autorizando, a su vez, que la vendieran a otras.

«Lo peor que sucedió con los datos en el pasado fue nuestra autorización general para transferir esos datos de una empresa a otra y la falta de posibilidad de rastrear dónde se envían. Eso es algo por lo que lucharemos todavía durante años», señala Wiewiórowski.

El próximo 25 de mayo se cumplirán cuatro años desde que se empezase a aplicar el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea «y no es sorprendente que las cosas no pasen inmediatamente», dijo el supervisor.

Aun así, «no diría» que las compañías «tengan que devolvernos nuestros datos», consideró Wiewiórowski, que asegura ser un «usuario de las redes sociales».

«Solo quiero que sean seguras» y «creo que con el Reglamento General de Protección de Datos es mucho más fácil», añade.

«Es decir, aunque se trate de los datos de los que perdiste el control hace diez o quince años y (las empresas) aún los tengan, tienen que procesarlos con las herramientas» que estableció la normativa.

Esta obliga a las compañías a no conservar los datos más tiempo del que requieran para poder desempeñar su labor y guardar solo la información personal estrictamente necesaria.

REGLAMENTO Y COMPORTAMIENTO

Otro elemento clave del reglamento es que los ciudadanos deben autorizar el procesamiento de sus datos personales y «siempre tienes una situación en la que un tercio de la gente no se preocupa por su privacidad», apunta Wiewiórowski.

También existe «un tercio de la gente que es muy cautelosa con los datos y trata de revisarlo todo cada vez que acuden a cualquier tipo de contrato», continúa el polaco.

«Probablemente, un tercio está en el medio. A veces están abiertos a dar sus datos, a veces están preocupados».

«El cambio cultural va mucho más lento» que la aplicación de la normativa, comenta el supervisor europeo, para quien el «éxito» del Reglamento General de Protección de Datos radica en que «intentamos dar posibilidades a aquellos que están muy preocupados y son muy cautelosos y, al mismo tiempo, dar la libertad» al resto.

META Y APPLE

Wiewiórowski asegura que no ha leído el informe anual en el que Meta planteó la posibilidad de abandonar el mercado único si la Unión Europea y Estados Unidos no alcanzan un acuerdo sobre la transferencia de datos personales, después de que la justicia europea anulase el pacto anterior por considerar que la legislación estadounidense no garantiza la protección suficiente.

Aun así «no creo que esto sea más que un chantaje al mercado, que es uno de los mejores mercados que hay. Tienes que recordar que Europa no es sólo los 500 millones que hay en este continente, y que quieren comunicarse, sino que también una influencia cultural para el mundo y que parte de ella es por compartir información», señala.

Y sobre los cambios que ha introducido Apple en sus dispositivos para impedir que otras empresas rastreen a sus clientes, Wiewiórowski opina que «aunque este sistema suele ser muy amable, podemos verlo desde otro punto de vista y reconocerlo como una especie de reacción monopolística».

Logo de Apple

EFE/Leo Rodríguez /Archivo

METAVERSO E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

«El metaverso es algo que estoy esperando. Me gustan este tipo de inventos», reconoce Wiewiórowski, quien añade: «Pero también me encuentro entre los primeros que pregunta por qué (el metaverso) funciona de esta manera», aseguró.

«Si piensas en la realidad aumentada, mi primera pregunta sería ‘¿Para qué recopila los datos? ¿Hay personas que saben a qué empresas se dan estos datos y con qué propósito? Y si es así, ¿me puede explicar cómo funciona?», dice el supervisor.

Wiewiórowski asegura que «uno de los mayores problemas que tenemos con la inteligencia artificial» es que «no estamos muy seguros dónde se toma la decisión» y si «el algoritmo preparado por una empresa los usa automáticamente una segunda empresa y luego una tercera».

«No sabemos exactamente dónde está la frontera de responsabilidad entre estas diferentes empresas implicadas», comenta.

Editado por Sandra Municio

Frances Haugen: me "preocupa mucho" el cambio de nombre de Facebook a Meta

Bruselas (EuroEFE).- La denunciante de Facebook Frances Haugen, que ha acusado a la compañía de anteponer sus beneficios a los de los usuarios, dijo este lunes en una intervención en el Parlamento Europeo que le "preocupa mucho" el cambio de …