Bruselas protege la privacidad de datos no personales e incentiva su intercambio

datos

Vestager (iz) y Breton (d) durante la rueda de prensa en Bruselas, el 25 de noviembre de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) propuso este miércoles nuevas reglas para proteger la privacidad de los datos de carácter no personal e incentivar así su intercambio entre Estados miembros y sectores industriales, para explotarlos en ámbitos como el 5G.

“Hoy definimos un enfoque verdaderamente europeo de intercambio de datos. Nuestra nueva regulación permitirá la confianza y facilitará el flujo de datos entre sectores y Estados miembros”, dijo el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton.

Bruselas presentó hoy la Ley de Gobernanza de Datos, que propone la creación de hasta nueve espacios comunes en la UE de intercambio de estos datos, en ámbitos como la sanidad, la movilidad, la agricultura, la energía o las finanzas.

La normativa prevé la creación de nuevas entidades -conocidas como “intermediarios de datos”- que ofrecerán servicios de intercambios de información entre los propietarios de los datos y las empresas o entidades que quieran usarlos.

“Hoy en día, solo una pequeña parte de estos datos se usa para potenciales usos y es obvio que tienen que ser accesibles, compartirse de forma segura y (deben) respetar nuestros valores”, dijo la vicepresidenta de la Comisión Europea en materia de Economía Digital, Margrethe Vestager.

La CE espera desbloquear con esta nueva normativa el intercambio entre países de la UE y sectores industriales de datos sensibles de carácter no personal que hoy en día no se comparten, al tratarse de derechos de propiedad intelectual o confidencialidad comercial.

Entre estos datos, Bruselas puso como ejemplo, el de ciudadanos que quieran ceder de forma confidencial sus resultados médicos para ayudar a la investigación de enfermedades.

Para garantizar la privacidad de la información, los nuevos proveedores deberán notificar a las autoridades nacionales su intención de ofrecer servicios de intercambio de datos y garantizar que sólo se compartirán para los usos solicitados.

Además, para garantizar que cumplen con las normas europeas de privacidad, las entidades deberán establecerse en uno de los Estados miembros.

Y en caso de que los datos se cedan a terceros países, las entidades deberán tomar medidas para garantizar que no se utilizan para usos ilegales o que estén en desacuerdo con las normas europeas.